Colecciones Artísticas

Descubre nuestras Colecciones Artísticas y Tecnológicas, cientos de obras de diversos periodos y formatos: pintura, escultura, fotografía.

Buscador


Inicios de la colección


En sus inicios, la Colección de Arte de Telefónica surge como respuesta al deseo de la Compañía.

Fotografía contemporánea


La Colección de Fotografía Contemporánea de Telefónica comienza a gestarse en el año 2002.

Cubismo


Constituida en torno a la contextualización de la obra de Juan Gris.

Obra en papel: TELOS


La Colección Telos nace en el año 85.

Pintura: Figuración Renovadora


Con el compromiso constante de contribuir al conocimiento y desarrollo de nuestra cultura.

GRIS, Juan > La grappe de raisins


Fecha:
1925

Técnica y soporte:
Óleo sobre lienzo

Medidas:
38 x 47 cm

Lugar y fechas del autor :
Madrid, 23/03/1887 -- Boulogne-sur-Seine, Francia, 11/05/1927


Descripción

La grappe de raisins fue pintado, según Douglas Cooper, entre enero y julio de 1925. Coincidiendo con el declive físico de Juan Gris, se consolidaba entonces un discreto, pero selecto aprecio de su obra, tanto crítico como comercial. Se suceden las publicaciones sobre la pintura de Gris, que entra ahora a formar parte de importantes colecciones y participa en exposiciones internacionales. Después de la crisis que se había puesto de manifiesto en la pintura de Gris a finales de 1923 y en 1924, el pintor analiza su posición tanto mediante la reflexión teórica como mediante la exploración de diferentes caminos pictóricos. De entre las variadas formas que adopta la pintura de Gris en estos años finales de su carrera, La grappe de raisins se decanta por la más lírica. Gris había defendido que la pintura que él practicaba era, respecto a la pintura convencional, lo que la poesía a la prosa. Ante esta obra puede decirse que el pintor había superado el carácter de repertorio de objetos que tanto temía para su pintura, alcanzando la "unidad" que decía buscar ya en 1915. Gris parece haber logrado su objetivo de dar al cuadro una cualidad más sensorial, más puramente pictórica, sin abandonar su deseo de enfatizar la arquitectura de la imagen. Los objetos, a los que ahora alude sin fragmentarlos, tienen una corporeidad que no impide su adaptación a la estructura básica, plana, de la composición.