Colecciones Artísticas

Descubre nuestras Colecciones Artísticas y Tecnológicas, cientos de obras de diversos periodos y formatos: pintura, escultura, fotografía... Y una nueva y revolucionaria manera de acceder a ellas, mediante el Kaleidoscopio.

Buscador


Inicios de la colección


En sus inicios, la Colección de Arte de Telefónica surge como respuesta al deseo de la Compañía.

Fotografía contemporánea


La Colección de Fotografía Contemporánea de Telefónica comienza a gestarse en el año 2002.

Cubismo


Constituida en torno a la contextualización de la obra de Juan Gris.

Obra en papel: TELOS


La Colección Telos nace en el año 85.

Pintura: Figuración Renovadora


Con el compromiso constante de contribuir al conocimiento y desarrollo de nuestra cultura.

CHILLIDA, Eduardo > Homenaje a Juan Gris


Fecha:
1987

Técnica y soporte:
Acero corten

Medidas:
126,5 x 95 x 138 cm

Lugar y fechas del autor :
San Sebastián, 10/01/1924 -- San Sebastián, 19/08/2002


Descripción

A lo largo de toda su trayectoria, Chillida realizó diversos homenajes a artistas, músicos, pensadores y poetas con los que tuvo alguna vinculación o a quienes admiraba. Estos homenajes constituyen una muestra de respeto del escultor al trabajo de aquellos, y en ocasiones se convierten en auténticos ensayos de interpretación de sus obras. En total, estos homenajes constituyen un corpus de ochenta esculturas, más de cincuenta estampas y dos dibujos. La primera obra de la que se tiene constancia es Homenaje a Vivaldi I, de 1951. En Homenaje a Juan Gris, realizada en 1987, el escultor vuelve a utilizar el acero corten, material industrial que posee unas cualidades químicas que dan como resultado un tipo de oxidación particular. Chillida muestra su admiración por el pintor cubista a través de esta escultura, que parece descomponerse en distintos planos, como si quisiese rememorar la investigación espacial de las pinturas de Gris. Los volúmenes se dislocan, se apropian del espacio circundante, adquieren verticalidad. Se sabe que Chillida pasaba mucho tiempo pensando sus homenajes, tratando de aproximarse a la forma más idónea para interpretar el trabajo de aquellos a quienes admiraba. Mediante esta obra, Chillida agradece a Juan Gris su valiosa contribución a la historia del arte.