noticias
  • Voluntariado

Voluntarios Telefónica y Fundación A LA PAR han publicado un programa sobre la inclusión digital de adolescentes con discapacidad intelectual (ACDI), que promueve la alfabetización tecnológica y un correcto empleo de las TIC



Enseñar a los jóvenes a proteger su privacidad o formarles en alfabetización digital son algunos de los retos que plantea el programa creado por Voluntarios Telefónica y Fundación A LA PAR. Una publicación sobre los riesgos y barreras a las que se enfrentan los adolescentes con discapacidad intelectual en el mundo digital. En él encontramos también pautas y consejos dirigidos a padres y educadores que promueven la enseñanza del uso responsable de las TIC y cómo disminuir la brecha digital que afecta a estos adolescentes.

|  Descarga aquí la publicación |   

Instagram, Facebook, Twitter, LinkedIn…Todas las redes sociales tienen algo en común: a través de ellas podemos estar en contacto con otras personas, compartir opiniones, gustos, fotografías, experiencias e incluso ampliar nuestras relaciones profesionales. Es así como se convierten en un gran almacén de información personal, sobre todo para los jóvenes, que utilizan con frecuencia estas TIC beneficiándose de sus ventajas. Estas herramientas permiten mejorar su comunicación y potenciar su socialización, en especial en adolescentes con discapacidad intelectual (ACDI), quienes presentan una mayor desigualdad a la hora de acceder a ese entorno digital y mayor vulnerabilidad ante el abuso y el maltrato.
¿Pero qué ocurre con los aspectos negativos? ¿Cómo podemos combatir el riesgo de las RR.SS en adolescentes con discapacidad intelectual?
Todos sabemos que estas redes son excelentes herramientas comunicativas, pero no por eso exentas de riesgos. Por esta razón, Voluntarios Telefónica ha creado el “Programa sobre el uso seguro y responsable de las TIC para adolescentes con discapacidad intelectual” junto con UAVDI, la Unidad de Atención a Víctimas con Discapacidad Intelectual de la Fundación A LA PAR.

Dirigida principalmente a los ACDI de entre 12 y 21 años, a sus familiares y también a profesionales de los centros educativos especiales, esta publicación tiene como objetivo no solo solventar la brecha digital que existe entre estos jóvenes, sino formarlos también en el uso seguro y responsable de las TIC para reducir así el riesgo de exclusión social.

Entre sus páginas, encontramos algunas pautas para combatir la contingencia de las redes sociales en adolescentes con discapacidad intelectual que a modo de decálogo os resumimos a continuación:

1. Enseñarles a crear y gestionar una identidad online sana y concienciarles de lo que supone su presencia y reputación en el mundo digital.

2. Ayudarles a manejar toda la información personal que comparten online para proteger su privacidad y la de los demás.

3. Hacerles comprender y respetar otros derechos personales y legales, tales como la propiedad intelectual, libertad de expresión o protección de expresiones contra el odio.

4. Conocer las redes sociales. Es recomendable que tanto padres, como tutores y profesores dediquen tiempo a explorar y conocer el uso de las diferentes redes que usan los adolescentes. Familiarizarse con ellas les ayudará a entender mejor los riesgos que conllevan y el comportamiento de los jóvenes.

5. Explicarles qué es la huella digital y advertirles de su posible mal uso. Debemos ser muy cuidadosos con la información que compartimos, ya que puede ser usada de manera incorrecta por algunas empresas o individuos. Por eso, siempre es recomendable leer los términos y condiciones antes de aceptarlos.

6. Potenciar su inteligencia emocional. Hacer hincapié en la importancia de ser empático y de construir buenas relaciones online con los demás.

7. Formar en alfabetización digital. Enseñarles a encontrar, evaluar, utilizar, compartir y crear contenido. También es necesario desarrollar en ellos un pensamiento crítico tecnológico que les permita distinguir entre información verdadera y falsa, contenido beneficioso y perjudicial, y contactos en los que se puede confiar y en los que no.

8. Ayudarles a prevenir y detectar amenazas informáticas como piratería, estafas o software maliciosos. Así podrán aprender a utilizar las herramientas de seguridad adecuadas para la protección de sus datos y contraseñas.

9. Educar en seguridad digital. Es importante hablarles de la existencia de conductas peligrosas por parte de otros usuarios tales como ciberbullying o radicalización, así como de la publicación de contenidos problemáticos (violencia, obscenidades…). De esta manera podrán identificarlos y evitarlos.

10. Controlar el tiempo de uso de los dispositivos y medios digitales, incluyendo el control del tiempo en pantalla. Debemos tener en cuenta que una utilización desmedida de estas TIC puede provocar trastornos del sueño, disminución del rendimiento académico o aislamiento.

10 maneras de combatir el riesgo de las redes sociales en adolescentes con discapacidad intelectual
10 maneras de combatir el riesgo de las redes sociales en adolescentes con discapacidad intelectual