Cat. EXPOSICIONES

Isadora Duncan. La liberación del movimiento

PRÓXIMAMENTE (23 marzo 2018 - 24 junio 2018)

Espacio Fundación Telefónica Madrid. (C/Fuencarral, 3)

URL

Fundación Telefónica presenta un nuevo proyecto expositivo en la línea ya iniciada años anteriores, basada en el deseo de presentar la modernidad a través de figuras que contribuyeron a su invención.

En esta ocasión se trata de la bailarina Isadora Duncan (1877-1927), que apostó por la liberación del cuerpo femenino gracias a una visión de la danza que se enfrentaba a las convenciones sociales y los rígidos cánones del ballet romántico. Su creatividad, su revolucionaria puesta en escena y su estilo de vida causaron un profundo impacto en sus contemporáneos. La vanguardia llegó así, en el ámbito de la danza, de la mano de varias bailarinas que creyeron en la necesidad de nuevas formas de expresión para la mujer del siglo XX.

Inspirada por una idealización de la Grecia clásica, Isadora se deshizo del corsé y las puntas para emular con la expresión de su cuerpo los movimientos de la naturaleza y las emociones más puras, y con ello sentó las bases de la modernidad. Algo a lo que también contribuyeron artistas tan revolucionarias como Loïe Fuller, Joséphine Baker o incluso Tórtola Valencia en nuestro país, además de coreógrafas ya consagradas años más tarde como Mary Wigman, Martha Graham o Doris Humphrey.

La exposición, comisariada por Miguel A. Delgado y María Santoyo, nos acerca a estas pioneras de la danza moderna, abordando el estudio del movimiento del lenguaje coreográfico y su interrelación con el contexto social, científico y cultural de la época.

*Crédito foto principal:
Harris & Ewing. Danza, 1924. Washington, Library of Congress.

Cat. EXPOSICIONES

Jennifer Steinkamp

PRÓXIMAMENTE (23 febrero 2018 - 22 abril 2018)

Espacio Fundación Telefónica Madrid. (C/Fuencarral, 3)

URL

‘Naturaleza digital’ presenta cinco vídeo instalaciones de la artista Jennifer Steinkamp (Denver, EEUU, 1958). Reconocida internacionalmente por sus trabajos realizados en vídeo y con nuevas tecnologías en los que transforma el espacio arquitectónico a través de animaciones digitales, Steinkamp plantea sus instalaciones como lugares para explorar e inspirar, entornos que activan la percepción y nos hacen reflexionar sobre temas diversos. Partiendo de elementos del mundo vegetal y a través del uso de herramientas de modelado 3D, la artista genera imágenes de árboles, tallos y flores y crea composiciones que proyecta sobre la sala diluyendo la arquitectura y animando sus muros.

La instalación ‘Madame Curie’ (2011) se inspira en la célebre científica que recibió dos Premios Nobel por sus investigaciones pioneras en el campo de la radioactividad. Marie Curie fue además una apasionada de las plantas. A través de la renderización de más de cuarenta especies botánicas y de grandes proyecciones sincronizadas, esta obra de Steinkamp homenajea a una de las grandes figuras de la historia de la ciencia al mismo tiempo que nos hace reflexionar sobre los efectos que las explosiones y la energía atómica tienen sobre la naturaleza.

En ‘Dervish’ (2004), varios árboles proyectados en alta definición agitan sus ramas hipnóticamente. Inspirados en la danza de los derviches y el trance que su giro provoca, el movimiento de estos árboles digitales nos habla del poder que la naturaleza ejerce sobre el ser humano. Completan la exposición ‘Judy Crook’ (2012-2017), una especie de vanitas contemporánea que recrea el rico colorido de las hojas de los árboles ante el paso de las estaciones, y ‘Garlands’ y ‘Bouquet’ (ambas de 2012), que proponen sugerentes paisajes artificiales donde la belleza de las flores se torna inquietante por efecto del movimiento.

*Créditos:

‘Madame Curie’. Jennifer Steinkamp
Courtesy Greengrassi, London, Lehmann maupin, New York and Hong Kong.

Cat. EXPOSICIONES

Colección Cubista de Telefónica

Hasta 2022

Museo Reina Sofía (+info)

Fundación Telefónica y el Museo Reina Sofía presentan ‘Cubismo(s) y experiencias de la modernidad’, una exposición que reúne fondos cubistas de las colecciones de ambas instituciones para poner de manifiesto la gran pluralidad de propuestas creativas que generó esta corriente artística y crear una lectura más amplia sobre ella. La muestra recorre tanto los años centrales de este movimiento como experiencias de décadas posteriores a través de más de 40 obras realizadas entre 1912 y 1933.

En junio de 2016, la Fundación Telefónica firmó un convenio de depósito en comodato de bienes culturales a favor del Museo Reina Sofía mediante el cual la Colección Cubista -uno de los núcleos de mayor relevancia de la Colección de arte de Telefónica– se incorporaba a la colección del Reina Sofía por un periodo renovable de cinco años.

Juan Gris. La chanteuse, 1926
Juan Gris. La chanteuse, 1926

Además de por su calidad intrínseca, la importancia del depósito reside también en la incorporación de trabajos de artistas que no estaban representados en la colección del Museo y de obras de gran valor para uno de sus núcleos clave: la experiencia de la modernidad en Latinoamérica.

Ahora, fruto de este acuerdo de colaboración, el público puede contemplar en las salas 207, 208 y 210 del edificio Sabatini del Museo Reina Sofía una selección más de 70 obras procedentes de los fondos cubistas de las colecciones de la Fundación Telefónica y del Museo Reina Sofía que ponen de manifiesto la gran pluralidad de propuestas creativas que generó esta corriente artística y que dan pie a una lectura más amplia sobre ella.

Las obras datan tanto de los años centrales de este movimiento como de experiencias de décadas posteriores (1912 -1933) y fueron creadas por, entre otros muchos autores, Juan Gris, Pablo PicassoGeorges BraqueMaría BlanchardAndré LhoteAlbert Gleizes, MetzingerVicente Huidobro o Joaquín Torres-García.

Según el comisario Eugenio Carmona, “la reunión de la Colección Cubista de Telefónica con fondos cubistas del Museo Reina Sofía es una propuesta en favor de la concepción plural de la experiencia cubista. Pero en el momento presente, la reconsideración de la experiencia cubista atendiendo a las formulaciones de Juan Gris es no solo lícita y posible, sino que es, además, deseable, pues contiene en sí misma la complejidad de lo que el cubismo realmente fue”.

Evolución y derivas de la experiencia cubista

Las piezas que se han reunido en esta ocasión bajo el título Cubismo(s) y experiencias de la modernidad permiten profundizar en el nacimiento y desarrollo de este movimiento desde sus estadios fundacionales, cuando Pablo Ruiz PicassoGeorges Braque trabajaron de forma conjunta desde el primitivismo y el posfauvismo cézanniano y cuando desarrollaron el cubismo como “lenguaje” planteando invenciones iconográficas y técnicas.

Maria Blanchard. Nature morte cubiste, 1917
Maria Blanchard. Nature morte cubiste, 1917

Se recupera también a figuras como Albert GleizesJean Metzinger y el primer Auguste Herbin, cuyas aportaciones entre los años 1909 y 1915, significaron el tránsito de la herencia del simbolismo final a un nuevo sistema figurativo basado en el predominio de la forma y en la articulación dinámica de facetas y figuras. Con ello querían expresar la vivencia incesante de lo cotidiano y la relación «unánime» entre sujeto y mundo.

Otros artistas presentes en la exposición dan cuenta de cómo el cubismo supo dar origen a otros istmos que, aun dejando de ser cubismo, mantenían su impronta. Conocidas son las evoluciones planteadas por Fernand Léger y por Robert y Sonia Delaunay, que trazaron un recorrido semejante entre las posibilidades del cubismo y las sugerencias de la «vida moderna».

Como «espacio» de reunión y pensamiento de estos cubismos diversos encontramos a Juan Gris, el punto de confluencia que, según Eugenio Carmona, acrisolaba lo que Picasso y Braque y otros cubistas desarrollaban. En su obra se puede observar dos momentos decisivos de los años fundacionales del cubismo. Uno es el Gris de 1913 que trabaja mediante la acumulación de materiales creando trampantojos de objetos y texturas. Y otro es el Gris que redefine la noción de collage mediante la introducción de elementos icónicos y recursos formales destinados a favorecer las sensaciones de espacio y tiempo. Pero la trascendencia de Gris, considerado por muchos especialistas el refundador del cubismo y sin duda el representante de una nueva definición del movimiento, puede verse en otras obras más tardías, que llegaron a influir en figuras como Salvador Dalí.

También están presentes creadores latinoamericanos que hicieron del cubismo un referente imprescindible en sus respectivas trayectorias. Xul Solar lo incorporó pronto entendiéndolo como iniciación a lo moderno y como sustrato de su idiolecto plástico. Diego Rivera extendió el cubismo hacia lo heterogéneo y lo identitario, y Emilio Pettoruti, finalmente, lo situó como fundamento de su propia identidad como artista, prolongando en el tiempo la herencia cubista en la geografía americana. En el brasileño Do Rego Monteiro, postcubista con una economía cromática y sintética, se perciben también las influencias por las raíces primitivas de Brasil.

Después del estallido de la Primera Guerra Mundial, el primer medio artístico cubista se disolvió. No obstante, poco después, como se refleja en las salas, la mayor parte de los implicados en la experiencia cubista comenzaron un momento de transición en sus obras. Algunos artistas, como Albert Gleizes, propiciaron un regreso a las fuentes del cubismo, y creadores como Gris y María Blanchard, tras el uso del collage, plantearon un retorno a la pintura pero asimilando el cambio de paradigma que el collage había supuesto.

Jacques Lipchitz propuso una nueva concepción constructiva y arquitectónica de la escultura cubista mientras que Jean Metzinger fue determinante para un renovada tentativa cubista en la que, desde diversos ángulos, también estuvieron implicados otros artistas como André Lhote. Es en esta época también cuando Vicente Huidobro elogió la poética creacionista, cuya influencia en Juan Gris fue notoria.

La muestra también lleva al espectador a la más lejana transformación de la experiencia cubista con el universalismo constructivo de Joaquín Torres-García en el cruce de las décadas de 1920 y 1930, artista uruguayo que reconoció su deuda con Juan Gris.

Seminario ‘Cubismo(s). Otros criterios’

El Museo Reina Sofía tiene previsto celebrar en marzo de 2018 un seminario de un día completo para abordar las nuevas narraciones que afectan al cubismo y romper con algunos de los dogmas que han fundamentado y reducido un momento artístico y vital fundador de la modernidad.

El seminario se piensa como umbral entre las nuevas aproximaciones al cubismo y la concepción de este movimiento en la Colección de la Fundación Telefónica, que parte de un cubismo distinto al central dominado por Picasso y Braque; formulado como primer lenguaje artístico internacional, con episodios clave en América Latina o Europa del Este, y, por último, pictórico, en el que el collage, principio dominante en las historias del cubismo, se reformula bajo las reglas de lo pictórico.

Cat. EXPOSICIONES

Acciones y promociones. Publicidad en el patrimonio histórico tecnológico de Telefónica

10 noviembre 2017 - 18 marzo 2018. 2ª Planta

Espacio Fundación Telefónica Madrid. (C/Fuencarral, 3)

URL

El Espacio Efemérides es, entre muchas cosas, una plataforma de difusión del patrimonio histórico tecnológico de Telefónica; un fondo de gran valor conformado por objetos, documentos y audiovisuales imprescindibles para entender la tecnología de las comunicaciones del siglo XX. Además del aspecto técnico, aporta información sobre el contexto social del siglo pasado e ilustra un sinfín de curiosidades y anécdotas sorprendentes.

Acciones y Promociones es una propuesta de esta plataforma que saca a la luz verdaderas joyas de la historia de la publicidad española relacionadas con la telefonía. No se trata de un viaje nostálgico sino de una mirada a las formas y modos de comunicación públicas en el siglo XX.

Cuando Telefónica firma el contrato de servicio telefónico con el Estado en 1924, muchos de sus esfuerzos estarán dirigidos a hacerlo llegar al mayor número de usuarios posibles.

Distintas campañas de publicidad y formación se dedicarán a intentar que cada vez un mayor número de abonados contrate un teléfono en su negocio o en el hogar. La compañía hará hincapié en que “el teléfono, en la vida moderna, no es un lujo: es una necesidad que nadie puede dejar de sentir”. Su mensaje a principios del siglo XX: “El teléfono deben usarlo todos los habitantes de una nación adelantada”.

Esta muestra es un repaso a campañas inolvidables, presentes aún en el imaginario colectivo, centradas en la modernidad del diseño y los materiales de los nuevos dispositivos, en la innovación tecnológica, en la exclusividad del servicio y la democratización de nuevos modelo que acercaron a Telefónica a los hogares de todo el país.

La exposición de pequeño formato –que podrá visitarse en la segunda planta de Espacio Fundación Telefónica hasta el 18 de marzo de 2018– incluye piezas curiosas y anuncios como los que informaban de la posibilidad de escuchar ópera desde casa a través del teléfono a finales del s. XIX, la campaña llebada a cabo cuando los teléfonos incorporaron el disco de marcado, la del teléfono 1.000.000 que tuvo como protagonista a Carmen Sevilla o el entrañable spot de José Luis López Vázquez donde se anunciaba la posibilidad de adquirir acciones de la compañía y que, gracias al actor, comenzaron a llamarse ‘Matildes’.

Tres Señales

En los años 20, una de las grandes modernizaciones que lleva a cabo Telefónica es la automatización de las llamadas. Ahora, un disco sustituye a la telefonista que antes preguntaba por el número con el que se quería hablar y establecía la comunicación.

Con este motivo, la Compañía toma la decisión de llevar a cabo una novedosa campaña de publicidad para informar al público de las características de este nuevo sistema.

En los cines de las ciudades donde se va a instalar, se proyectan películas de producción propia en las que se enseña a utilizar el teléfono automático. También se establecen puestos informativos en los que los empleados muestran al público la nueva maravilla de la comunicación. Se llevan a cabo inserciones en las guías telefónicas y se crea material publicitario, como almanaques, en los que se detallan las instrucciones para llamar.

En 1926, en el comunicado a los empleados sobre su primera ampliación de capital, Telefónica enfatiza que suministra un servicio que cada vez debe estar más extendido y destaca la enorme importancia de la divulgación e información a los usuarios de los trabajos que lleva a cabo. Y tiene muy claro que deben hacerlos cercanos y accesibles a un público que todavía mira con extrañeza a este nuevo invento.

Siglo XIX ¿Ópera en streaming?

En 1896, la Compañía Madrileña de Teléfonos ofrece a sus clientes, por una cuota más elevada, la posibilidad de instalar aparatos de lujo, “elegantes”, “de madera fina”. Se brindaba, además, un servicio especial, abonos para audiciones telefónicas del Teatro Real de Madrid: la posibilidad de escuchar las óperas de la temporada 1895-96 desde casa, conectando por teléfono con el teatro. Permite elegir todas las óperas, determinados turnos o seleccionar diez funciones a voluntad. Al abono se une la posibilidad de solicitar aparatos suplementarios que facilitaran que varios invitados escucharan estos conciertos.

El baile de los teléfonos

Diciembre de 1970, se instala en Madrid el teléfono 1 millón y Telefónica, fiel a su espíritu publicitario, consigue que Carmen Sevilla, toda una estrella, sea la madrina de este momento. Un ‘Estilo’, “un teléfono para ambientes selectos”, será el regalo que la actriz entrega a la familia agraciada con este premio.

Con este motivo, la actriz protagoniza “El baile de los teléfonos”, un reportaje publicado en la revista QP de Telefónica cuya fotógrafa es, nada menos, que Juanita Biarnés, la primera fotoperiodista de nuestro país, que supo hacerse un hueco en un mundo difícil, casi imposible, para una mujer en los años 70. Carmen Sevilla baila y juega con algunas de las piezas que hoy forman parte del Patrimonio Histórico Tecnológico de Telefónica, conservado por la Compañía y gestionado actualmente por Fundación Telefónica.

¡MATILDE! ¡Ya tienes tus telefónicas!

Un hito en la publicidad de finales de los 60. El actor José Luis López Vázquez, que ya contaba con una gran popularidad, acaba haciendo una mayonesa con el auricular de un teléfono. El grito de López Vázquez, ¡MATILDE!, hizo que las acciones de Telefónica fueran conocidas a partir de ese momento popularmente por este nombre. En la época se destacó la novedosa campaña de publicidad llevada a cabo por Telefónica, que presentaba la venta de acciones como si se tratase de un bien de consumo más, buscando interesar al gran público y mantener la gran masa de pequeños ahorradores que dotaba a sus acciones de una gran liquidez.

Que nos gustan los colores

Son los años 70. Todos quieren un nuevo teléfono, dejar atrás el modelo negro que hasta el momento ha estado instalando Telefónica en los hogares. Son nuevos tiempos, en los que el plástico ofrece nuevas posibilidades y también, por qué no, hay un cierto cambio de mentalidad.

La publicidad da ese “toque” de necesidad: “Usted necesita un supletorio” o ¿por qué desplazarse de una habitación a otra para coger una llamada, pudiendo tener un aparato en cada habitación? Sobremesa, murales, rojos, verdes, azules… ¿Quién puede resistirse a tanta oferta?

Móviles para todos

Al igual que los primeros teléfonos de finales del XIX y principios del XX, un siglo después, los móviles son objetos de auténtico lujo, muestra palpable del estatus de sus dueños. Pero también con el tiempo la tecnología permite que su uso se democratice. En 1991 fueron los servicios más dinámicos de Telefónica, creciendo por encima de la telefonía tradicional. Consciente de que se trata de un servicio en auge, la compañía lanza una campaña de publicidad destinada a acercarlo a los usuarios.

Cat. EXPOSICIONES

Big Bang Data

19 octubre 2017 - 30 marzo 2018

MIT Museum (Cambridge, Massachusetts)

¿Son los datos una nueva fuente de riqueza? ¿Son la munición que carga las armas de vigilancia masiva? ¿O han de ser, ante todo, una oportunidad, una herramienta para el conocimiento, la prevención, la eficacia y la transparencia, un instrumento para construir una democracia más transparente y participativa?

La exposición ‘Big Bang Data’ llega al MIT Museum (Massachusetts) con la voluntad de hacernos comprender dónde está la línea divisoria entre nuestra persona y los datos que generamos. La muestra se podrá visitar hasta el 30 de marzo de 2018.

‘Big Bang Data’, inscrita en las exposiciones Beta del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), se plantea como un recorrido por la acumulación y el almacenamiento de los datos que generamos en la llamada ‘nube’; desde teléfonos móviles, pasando por las redes sociales (partícipes minuto a minuto en nuestras vidas) hasta llegar a todo el hilo de cámaras que vigilan los recorridos por la ciudad.

Mediante instalaciones y diversos recursos visuales, la muestra explora cómo la generación, procesamiento  e interpretación de datos está transformando radicalmente a nuestra sociedad y cambiando así las formas en que se toman las decisiones.

‘Big Bang Data’, comisariada por Olga Subirós y José Luis de Vicente, es un proyecto sinérgico donde colaboran creadores, investigadores, activistas, diseñadores, educadores, analistas, cartógrafos, ingenieros, economistas, arquitectos, comunicadores, programadores, periodistas y un largo etcétera.

Además formarán parte de esta itinerancia recientes proyectos de investigación del MIT en relación a innovadores sistemas de captación y estudio de bancos de datos que abordan temas sobre salud y comportamiento humano, reconocimiento facial y justicia social y el impacto del calentamiento global en el nivel del mar.

La exposición ‘Big Bang Data’ se inauguró en 2015 en el CCCB de Barcelona y, después de instalarse en Espacio Fundación Telefónica Madrid, la muestra ha viajado por grandes museos de todo el mundo, incluyendo a Londres, Ciudad de México, Praga, Singapur, Santiago de Chile y Buenos Aires.

Cat. EXPOSICIONES

Nikola Tesla. Inventor del siglo XXI

20 julio - 23 diciembre 2017

Espacio Fundación Telefónica Quito. (Av. Simón Bolívar y Vía a Nayón)

El Espacio Fundación Telefónica de Quito, Ecuador, se ha convertido en el escenario perfecto para vivir una experiencia única con algunos de los inventos e ideas que transformaron el mundo a través de la exposición: ‘Nikola Tesla. Inventor del siglo XXI’. Podrá visitarse hasta el 23 de diciembre de 2017.

Visionario, hombre de su tiempo y del futuro; la mayoría de máquinas de la actualidad están intervenidas por la tecnología “tesleana” y, a pesar de ser quien pensó en el desarrollo del siglo XXI, doscientos años antes de que sucediera, surge la duda: ¿por qué Nikola Tesla no fue reconocido en su época?

La exposición resuelve este interrogante y hace un recorrido por la vida de Tesla para situarlo como una figura esencial del progreso y como un pionero en robótica, en energías alternativas y en la concepción de distintos objetos con tecnología de transmisión.

‘Nikola Tesla. Inventor del siglo XXI’ cuenta con la colaboración del Museo Tesla de Belgrado y es la muestra más grande celebrada sobre su figura. En ella, se comparte desde el espacio y el tiempo en el que vivió Tesla hasta la corriente que lo convirtió en un trending topic. Cada faceta del inventor, abarcada por la exposición, divisa a una persona que tocó lo intangible, con un legado que pretende cambiar el mundo.

Te invitamos a esta exposición que combina ciencia y arte para presentar a quien liberó la energía, la frecuencia y la vibración.

Cat. EXPOSICIONES

El Arte en el cómic

22 septiembre 2017 - 6 enero 2018

Afundación (Cantón Grande, 8) A Coruña

Más de 70 dibujantes y artistas del noveno arte reinterpretan las grandes obras de la historia de la pintura universal en la exposición ‘El Arte en el cómic’, comisariada por el historiador Asier Mensuro y producida por Fundación Telefónica. La muestra, que podrá verse en la sede de Afundación en A Coruña, del 22 de septiembre 2017 al 6 de enero 2018, está dividida en tres espacios: la presencia del cómic en los grandes museos, una historieta basada en la colección de arte de Afundación encargada a Jacobo Fernández Serrano y el homenaje particular de algunos dibujantes a piezas de arte emblemáticas.

Tras su paso por el Espacio Fundación Telefónica, la muestra se ha visto en el Centro de Cultura Antiguo Instituto Jovellanos de Gijón; el Centro de Arte Rafael Botí de Córdoba; en el Centro de Historias de Zaragoza y en la sala de la Pasión de Valladolid. Luego viajará también a las sedes de Afundación de Santiago de Compostela y Vigo.

El cómic se cuela en el museo

Tres grandes instituciones culturales fueron las primeras en dejar entrar a grandes dibujantes en sus salas. El Museo del Louvre, de la mano de Fabrice Douar, editor del museo, y Sébastien Gnaedig, director de la editorial Futuropolis, creó en 2005 una colección de cómics en los que las obras del museo y sus colecciones eran los elementos centrales de la historia, materializándose en 2009 en la exposición Le Louvre invite la bande dessinée. El Museo de Orsay creó en 2014, y de la mano también de la editorial Futuropolis, su propia colección de cómics ambientada en sus colecciones de arte. Y ese mismo año los cómics llegaron a los museos españoles con el álbum Mitos del Pop de Miguel Ángel Martín, por encargo del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid como complemento de la exhibición homónima dedicada al Pop Art.
En la exposición se pueden contemplar obras de la colección del Louvre como La coronación de Napoleón en versión en viñeta de Christian Durieux, La balsa de la Medusa de Eric Liberge o una La Gioconda de Marc-Antoine Mathieu.

También se incluyen cómics de la colección del Museo de Orsay como Moderne Olimpia, de Catherine Meurisse, o Les variatios d´Orsay, de Manuele Fior. En la sede de A Coruña se suma a la exposición el último trabajo de esta colección, el cómic Les disparues d`Orsay, de Stéphane Levallois.
Hay obras de otros museos como 5 páginas creadas por el historietista KEKO para el Museo del Prado basadas es obras de Ribera; o Museomaquia, de David Sánchez y Santiago García; cómic aún inédito encargado por el Museo Thyssen-Bornemisza con motivo de su 25 aniversario, que cuenta con 4 de sus páginas en esta exposición.
Con ‘El Arte en el Cómic’, Fundación Telefónica se sumó a esta iniciativa encargando versiones libres de algunas de las mejores piezas de su patrimonio artístico a ilustradores e historietistas de prestigio. Entre ellos, Javier Olivares, Premio Nacional de Cómic de 2015 y Santiago García, ofrecen su visión de Constructivo en blanco y negro “TBA” (1933) de Joaquín Torres-García o La dibujante Mamen Moreu realiza tres ilustraciones que homenajean a las obras Le peintre au travail de Pablo Picasso, Assemblage amb graffitti, de Antoni Tàpies, y La Belle Société, de René Magritte.

La Colección de arte de Afundación en viñetas

El segundo ámbito está centrado en el cómic desarrollado por autores gallegos, entre los que se encuentran Brais Rodríguez y Miguelanxo Prado. Además, con motivo de la exposición, Afundación encarga a Jacobo Fernández Serrano una historieta basada en algunas de las obras más sobresalientes de su colección de arte. Entre otras, en sus páginas aparecen obras como Molido (Leiro, 1999), El regreso del Indiano (Castelao, 1918), Máscaras (Mallo, 1942), Romería (Lugrís, 1953), Cencerrada y La enana pintora (Laxeiro, 1950 y 1970 respectivamente), Tríptico Marinero (Sobrino, 1931), Tyla y yo (Minguillón, 1943), Paisaje (Perez Villaamil, 1848), etc.

La pintura en el cómic

Por último, la muestra recoge cómo las grandes obras de la pintura aparecen en el cómic. Se trata de un acercamiento novedoso al mundo de la pintura, una mirada personal y un homenaje de los historietistas que, conscientes de la capacidad narrativa del noveno arte, utilizan sus recursos para mostrarnos el mundo de la pintura de un modo distinto al que habitualmente ofrecen críticos y teóricos del arte.
Esta parte cuenta con piezas como 3 páginas sobre el Guernica de Javier Olivares y Santiago García; La voz del pueblo, de Gustavo Rico y Jorge García que recrea La carga de los mamelucos de Francisco de Goya; o Espejo del alma, de Teresa Valero y Juan Díaz Canales, que incluye versiones de algunos de los principales lienzos del movimiento impresionista.

Cat. EXPOSICIONES

La Diversidad Amenazada. Naturaleza-Hombre-Cultura

19 de septiembre 2017 - 28 de enero 2018

Museo de la Ciencia (Valladolid)

El Museo de la Ciencia de Valladolid presenta la exposición ‘La Diversidad Amenazada. Naturaleza-Hombre-Cultura‘ producida por Fundación Telefónica en colaboración con el CSIC, y que se podrá ver de forma gratuita entre el 19 de septiembre y el 28 de enero de 2018. Esta muestra quiere presentar la diversidad natural y cultural del mundo actual a través de la colección fotográfica de Eduardo Aznar “Okaimal, y muestra lo que perderemos si el ser humano no actúa con firmeza y celeridad para prevenirlo.

Descargar la nota de prensa

 

La colección de fotografías de ‘Okaimal’, comisariada por el profesor de Investigación del C.S.I.C. en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, Esteban Manrique, quiere subrayar el cambio global sin precedentes al que estamos asistiendo y la necesidad de poner los medios para evitarlo.

En su afán por dominar la Tierra en su beneficio, el hombre ha olvidado sus orígenes y su dependencia del medio, esquilmando recursos y contaminando: los cambios producidos ya son irreversibles y sus consecuencias están siendo desastrosas. Los ciudadanos y los gobiernos han de tomar conciencia de ello y poner los límites. La muestra apunta hacia las consecuencias, lo que perderíamos, si el ser humano no actúa con firmeza y celeridad.

La exposición, de 94 fotografías, se ha articulado en las siguientes secciones: la tierra en cambio continuo y la diversidad, resultado de la evolución (diversidad de paisajes, diversidad biológica, fauna y flora); el hombre como especie, diversidad de tipos humanos (pueblos, etnias y culturas),  adaptación y transformación del entorno (ganadería, agricultura y pesca); bosques, manglares y corales; el agua, un recurso vital (ríos y lagos); el antropoceno, un rápido cambio ambiental global (tecnología y sobreexplotación de recursos y gases de efecto invernadero) ocasionado por el ser humano del que ya queda registro en la estratigrafía terrestre; el cambio climático (incremento de la temperatura, deshielo), vulnerabilidad y adaptación; y “Aún estamos a tiempo”, que cierra la exposición con una puerta a tender una mano para evitar el desastre ecológico.

 

Vanishing World Diversity

El proyecto Vanishing World Diversity nace como respuesta a la amenaza para la rica biodiversidad de la Tierra y la extinción de infinidad de especies vegetales y animales, pueblos, lenguas y culturas, condenados a desaparecer por el modelo global hegemónico. La colección de fotografías tomadas a lo largo de casi medio siglo de viajes de “Okaimal” por países de cuatro continentes ofrece un testimonio de los territorios, pueblos y culturas que van sucumbiendo a esta dinámica de  destrucción.

Para alertar sobre esta enorme pérdida, Vanishing World Diversity quiere difundir en distintos soportes fotografías seleccionadas del archivo de “Okaimal”: ediciones limitadas (dieciséis volúmenes sobre cuarenta países), “Cuadernos de Viaje” (compendio en tres tomos de mayor tirada), exposiciones de fotografías, vídeos y banco fotográfico.

Cat. EXPOSICIONES

Destacados. Colección Telefónica

15 de septiembre - 7 de septiembre 2017

Palacio Almudí (Murcia)

Desde el 15 de septiembre al 12 de noviembre, El Palacio Almudí de Murcia exhibe una selección de 120 obras entre pintura, escultura y obra en papel de la Colección de Arte de Telefónica. La exposición ‘Destacados. Colección Telefónica’ reúne, para la ocasión, algunas de las piezas más significativas e icónicas de la colección, no solo por la corriente artística que representan sino también por la importancia y la trascendencia del autor o el interés que generan en el ámbito cultural: Picasso, Gris, Magritte, Delvaux, Chillida, Tàpies, etc.

Las piezas elegidas para esta exposición permiten trazar una breve panorámica de algunos de los capítulos más interesantes ocurridos en la historia del arte de dentro y fuera de nuestras fronteras a lo largo del siglo XX. Hasta ahora sólo ha podido visitarse en el Patio Herreriano de Valladolid y, posteriormente, viajará al museo de BB.AA. de Granada. La mayoría de estas piezas se han contemplado otras veces, pero nunca de manera colectiva.

Assemblage amb graffiti - Tàpies
Assemblage amb graffiti – Tàpies

Ecos de las Vanguardias, El Signo y la Forma y Hacia otros caminos

La muestra se divide en tres ámbitos diferenciados: ‘Ecos de las Vanguardias’, ‘El Signo y la Forma’ y ‘Hacia otros caminos’. El primer ámbito representa, a través de una selección de obras adquiridas en las últimas décadas, algunos de los movimientos más importantes de las vanguardias de principios del siglo XX: desde el cubismo de Juan Gris y Louis Marcoussis, la moderna personalidad de  Luis Fernández,, el surrealismo de René Magritte y Paul Delvaux, hasta la desbordante creatividad de Pablo Picasso con tres obras de distintas técnicas y etapas.

En ‘El Signo y la Forma’, el visitante se sumergirá de manera monográfica en la obra de tres grandes del arte español más internacional: Tàpies, Chillida y Saura. Después de la Segunda Guerra Mundial, el arte pasa por un estado de malestar y se desarrolla el informalismo, un estilo complejo y diverso que se extenderá por Europa y Estados Unidos, y en el que la materia, el gesto, la ausencia de forma o lo abstracto generará numerosas e interesantes variantes.

Las obras que se exhiben en el ámbito ‘Hacia otros caminos’ vieron la luz a partir de la creación de una importante revista de pensamiento, tecnología y sociedad – la Revista Telos– que aun hoy edita Fundación Telefónica. Desde 1984 y durante más de quince años, la publicación contenía un cuadernillo central en el que se reproducían las series originales realizadas por los artistas invitados. Más de cuarenta artistas de diferentes generaciones, más o menos consagrados y con estilos y lenguajes totalmente diferentes, pasaron por las páginas de la Revista Telos, llegando a crear un interesante fondo de más de 400 dibujos. Se exhibe obra de Eduardo Arroyo, Gordillo, Soledad Sevilla o Guillermo Pérez Villalta, entre otros artistas destacados.

Second Canvas: cuatro obras, al milímetro

La exposición irá acompañada de la app Second Canvas Colección Telefónica, una nueva manera de conocer digitalmente los fondos artísticos de la colección. Con esta aplicación, las obras pueden verse a una resolución 20 veces superior a la que se consigue con una cámara profesional. La app también permite descubrir las historias que hay detrás de cada obra a través de sus detalles y compartirlos en redes sociales, acercando así estas piezas clave de la colección a todo el mundo.

Se puede descargar de manera gratuita para iPad, iPhone y dispositivos Android y tiene cuatro obras disponibles: ‘La Belle Société‘ de Magritte, ‘Assemblage amb graffiti‘ de Tàpies, ‘Yunque de sueños XIII‘ de Chillida y L’appel de Delvaux. Además, esta aplicación se puede probar en la misma sala expositiva a través de unos iPad ubicados delante de cada una de estas piezas. Una herramienta digital que nos permite aproximarnos de otra manera al patrimonio artístico de Telefónica.

Pablo Picasso, Le peintre au travail, 1964
Pablo Picasso, Le peintre au travail, 1964

La Colección Telefónica: ejemplo de coleccionismo corporativo

La Colección Telefónica se compone de un conjunto de más de 1.000 obras entre pintura, escultura, fotografía y obra en papel. La creación de este fondo se inicia en los años 80 con la intención de promover el reconocimiento de una serie de artistas españoles poco representados en los museos estatales. Se adquirieron entonces obras excepcionales de Juan Gris, Tàpies, Chillida, Picasso y Luis Fernández y a lo largo de las dos décadas siguientes, y con objetivos muy distintos al inicial, la Colección se va ampliando y abriendo a otros caminos artísticos.

Fruto de esta evolución, la Colección Telefónica ha sido calificada como colección de colecciones, al poder agruparse en varios bloques temáticos y por contener artistas magníficamente bien representados tanto en cantidad como en la calidad de sus obras. Con presencia nacional e internacional de autores más y menos consagrados, el contenido de la colección es ecléctico y diverso en cuanto a disciplinas y corrientes estéticas se refiere.

Nunca tuvo una vocación enciclopédica, no obstante, observada en su conjunto permite testimoniar algunos de los movimientos más significativos del siglo XX: desde el cubismo (representado con un valioso conjunto de más de 40 piezas), el surrealismo, pasando por el informalismo, la abstracción o las diferentes tendencias de la pintura figurativa. Sin olvidar el fondo de fotografía contemporánea, otro capítulo de gran interés, que reúne a algunos de los autores más relevantes de esta disciplina.

Cat. EXPOSICIONES

Marte. La conquista de un sueño

8 noviembre 2017 - 4 marzo 2018. 4ª Planta

Espacio Fundación Telefónica Madrid. (C/Fuencarral, 3)

URL

Talleres y actividades Audioguía  Material prensa

Quimera para algunos, objetivo inaplazable para otros, la llegada a Marte alimenta con fuerza el poderoso motor de la curiosidad humana que a menudo construye el futuro. En todos los tiempos y culturas, Marte ha sido el planeta que con mayor curiosidad y veneración hemos observado. Fuente de temor y fabulación al mismo tiempo, territorio de “los otros” y destino anhelado para el hombre del futuro, Marte representa en palabras de Carl Sagan “una especie de espacio mítico en el que hemos proyectado todos nuestros miedos y nuestras esperanzas”.

Pisar Marte es sin duda el gran reto que la humanidad se ha propuesto para legar a las siguientes generaciones. Quimera para algunos, objetivo inaplazable para otros, lo cierto es que la llegada a Marte alimenta con fuerza el poderoso motor de la curiosidad humana que a menudo construye el futuro.

Dibujos de Marte de Fontana, 1659 y 1638. Del libro La Planete Mars et ses conditions dhabitabilite de Camille Flammarion. Ed Gauthier Villars et fils (Paris), 1892-1909.

Visible como pocos puntos en la noche estrellada por su brillo y color anaranjado, Marte ha suscitado desde la Antigüedad la curiosidad de sabios y gente de a pie. Según algunos historiadores, el ser humano conoce el planeta rojo desde hace 4500 años, cuando los asirios trataron de registrar su extraña trayectoria.
Esta exposición aborda las raíces de esa fascinación, su impacto sobre la cultura y la ciencia y explora algunas de las hipótesis para convertirnos en la primera especie interplanetaria.

‘Marte. La conquista de un sueño‘ se subdivide en cinco grandes bloques expositivos:

Marte. La conquista de un sueño. Una introducción al origen de nuestra fascinación por el planeta rojo; Con la mirada en Marte. El movimiento retrógrado de Marte supuso un reto desconcertante para los astrónomos de todos los tiempos. Solo cuando Copérnico encontró la clave y Kepler la desarrolló terminaron los quebraderos de cabeza; Marte en la imaginación. El impacto de Marte en la cultura (cine, música, literatura, etc.) y la evolución de la concepción de lo marciano como una proyección de las inquietudes de distintas épocas y contextos; Hacia Marte. Todos los hitos en la carrera por pisar Marte y En Marte. El planeta rojo será la próxima gran misión de la humanidad. La NASA prevé el lanzamiento de la primera misión tripulada a Marte para la década de 2030.

La muestra -que puede visitarse en la cuarta planta de Espacio Fundación Telefónica– incluye algunas piezas de gran valor por su interés histórico o documental. Libros y láminas originales del Museo Copernicano de Roma; un fragmento del meteorito de Marte ZAGAMI, caído el 3 de octubre de 1962 en Nigeria; ilustraciones originales de ‘La Guerra de los Mundos’ del artista brasileño Henrique Alvim Corrêa(Brazilian, 1876-1910), una réplica del primer telescopio de Galileo Galilei, tres maquetas impresas en 3D que recrean posibles habitáculos en colonias en el planeta rojo; una pieza audiovisual envolvente que descubre el atardecer en Marte a partir de imágenes originales de la NASA.

Una experiencia participativa

 

La muestra ‘Marte. La conquista de un sueño’ incluye una serie de piezas de diseño participativo que generan contenidos abiertos, implicando a las redes sociales como un medio para atraer la participación de la comunidad. Piezas que interpelan y motivan a los visitantes para que se impliquen activamente en las instalaciones, proporcionando a todas las personas que se acerquen a la cuarta planta del Espacio Fundación Telefónica una oportunidad de inmersión diferente en el espacio expositivo y un mayor conocimiento de los objetos que la integran. Un quizz de imágenes sobre la Tierra y Marte, incluso la posibilidad de hacerse un selfie marciano con el Curiosity y descubrir así sus características físicas en el planeta rojo para compartir en redes sociales. Además de seguir toda la actualidad marciana, los visitantes podrán participar también en la elaboración de un código de buenas prácticas marcianas enviando tuits sobre errores en la Tierra que no deberían cometerse en Marte. Las conclusiones se pasarán a las agencias espaciales. Las piezas han sido desarrolladas por Unit, edición experimental e interactiva de la Universitat Politècnica de València (UPV).

Coproducida por la Ciutat de les Arts i les CiènciesGeneralitat Valenciana, con la colaboración de ESAINTAINAF y LG, la exposición ‘Marte. La conquista de un sueño’ podría visitarse del 8 de noviembre de 2017 al 4 de marzo de 2018 en Madrid. En mayo de 2018, la muestra viajará a Valencia, donde permanecerá expuesta en la Ciutat de les Arts i les Ciències durante nueve meses.

A transparent exterior ETFE membrane prevents the 3d printed ice shells from sublimating into the Martian atmosphere

Por qué Marte

Además de ser nuestro vecino más próximo en el Sistema Solar, los motivos por los que siempre hemos querido ir a Marte son diversos y afectan tanto a cuestiones científicas como existenciales. Saber si la vida proviene de Marte o si podemos encontrarla en ese planeta, comprender por qué un planeta con agua se convirtió en un árido desierto a merced de la radiación cósmica y conquistar un nuevo espacio para convertirnos en la primera especie interplanetaria.

Henrique Alvim Correa (1876-1910). Martian fighting machine in the Thames Valley from the War of the Worlds Heritage Auctions
Marte aparece sin duda como uno de los candidatos planetarios mejor posesionados para albergar o haber albergado algún tipo de vida biológica. Saber si alguna vez surgió la vida en Marte para tal vez desaparecer luego, o saber si la vida pudo llegar a la Tierra procedente de otro planeta, es lo que hace de Marte un candidato único para la exploración.

Marte en la imaginación

Marte es una proyección de las inquietudes humanas. La muestra estudiará el impacto de Marte sobre el imaginario colectivo, en la cultura (cine, música, literatura, etc.) y la evolución de la concepción de lo marciano como una proyección de las inquietudes de distintas épocas y contextos. El impacto de Marte sobre el imaginario colectivo.

Hacia Marte/En Marte

El 14 de julio de 1965, la sonda Mariner 4 puso fin a siglos de especulaciones sobre el planeta rojo: las fotografías que transmitió mostraron un Marte inhóspito y hostil, carente de vida. Sin embargo, en paralelo al desdibujamiento de ese imaginario poblado de seres extraños, nació un sueño de proporciones aún mayores: pisar Marte.

En las primeras misiones las naves solo realizaban sobrevuelos, tratando de tomar el máximo número de fotografías posible en su paso por el planeta. Con el avance de la tecnología comenzaron a ponerse naves en órbita alrededor de Marte, lo que permitía alargar el tiempo de estudio. El paso siguiente fue «amartizar» en la superficie. En la actualidad, no solo es posible hacer aterrizar artefactos en Marte, sino que estos pueden desplazarse por la superficie del planeta durante años.

El cambio de siglo trajo consigo una reactivación de la carrera a Marte con una sucesión de descubrimientos sin precedentes. Las nítidas fotografías de los vehículos Spirit y Opportunity nos permitieron estar ahí. Gracias a la misión Phoenix, pudimos descender varios centímetros por debajo de su superficie y el robot Curiosity —el objeto de fabricación humana de mayor peso depositado con éxito sobre la superficie marciana— compartió con nosotros su selfie.

The War of the Worlds – Wells, H.G.; Gorey, Edward (illustrator). Published by Looking Glass LibraryRandom House, New York (1960).

Hay quien prevé el envío de la primera misión tripulada a Marte para la década de 2030; otros continúan considerándolo una hazaña inviable. Sea como sea, el sueño de convertirnos en una especie interplanetaria avanza. El planeta rojo será la próxima gran misión de la humanidad. Los astronautas que se aventuren en la exploración de nuestro vecino planetario deberán emprender un viaje incierto de meses de duración y en el mejor de los casos tendrán que hacer frente a un medio tremendamente hostil para el ser humano. La NASA prevé el lanzamiento de la primera misión tripulada a Marte para la década de 2030. Utopía para algunos, realidad inminente para otros, lo cierto es que los retos a los que deberíamos hacer frente son titánicos.

Programa de talleres y actividades paralelas

La exposición ‘Marte. La conquista de un sueño‘ va acompañada además de un programa de talleres elaborado por nuestro equipo educativo. Hay talleres para todas las edades y la inscripción es gratuita. Consulta aquí todos los detalles.

Además, ponemos en marcha un concurso para que la comunidad instagramer. Invitamos a participar enviando imágenes del color de Marte, del llamado Planeta Rojo. Para participar, publica tu imagen en Instagram con el hashtag #RojoMarte desde el 22 de octubre al 12 de noviembre incluidos.

Coproducida por: la Ciutat de les Arts i les CiènciesGeneralitat Valenciana.

Con la colaboración de: ESA, INTAINAF y LG.