Cat. EXPOSICIONES

El Arte en el Cómic

26 de abril a 30 de junio de 2018

Sede Afundación (Vigo)

Las Mendigas. Don Julio.

Más de 70 dibujantes y artistas del noveno arte reinterpretan las grandes obras de la historia de la pintura universal en la exposición El Arte en el cómic, comisariada por el historiador Asier Mensuro y producida por Fundación Telefónica. La muestra, que podrá verse en la sede de Afundación en Vigo, del 26 de abril al 30 de junio de 2018, está dividida en tres espacios: la presencia del cómic en los grandes museos, una historieta basada en la colección de arte de Afundación encargada a Jacobo Fernández Serrano y el homenaje particular de algunos dibujantes a piezas de arte emblemáticas.

Tras su paso por el Espacio Fundación Telefónica, la muestra se ha visto en el Centro de Cultura Antiguo Instituto Jovellanos de Gijón; el Centro de Arte Rafael Botí de Córdoba; en el Centro de Historias de Zaragoza, en la sala de la Pasión de Valladolid y en las sedes de Afundación de Santiago de Compostela y A Coruña.

Las Aventuras del Capitán Torrezno. Babel. Santiago Valenzuela. Panini, 2015.
Las Aventuras del Capitán Torrezno. Babel. Santiago Valenzuela. Panini, 2015.

 

 

El cómic se cuela en el museo

Tres grandes instituciones culturales fueron las primeras en dejar entrar a grandes dibujantes en sus salas. El Museo del Louvre, de la mano de Fabrice Douar, editor del museo, y Sébastien Gnaedig, director de la editorial Futuropolis, creó en 2005 una colección de cómics en los que las obras del museo y sus colecciones eran los elementos centrales de la historia, materializándose en 2009 en la exposición Le Louvre invite la bande dessinée. El Museo de Orsay creó en 2014, y de la mano también de la editorial Futuropolis, su propia colección de cómics ambientada en sus colecciones de arte. Y ese mismo año los cómics llegaron a los museos españoles con el álbum Mitos del Pop de Miguel Ángel Martín, por encargo del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid como complemento de la exhibición homónima dedicada al Pop Art.

Joconde. Marc-Antonie MathieuEn la exposición se pueden contemplar obras de la colección del Louvre como La coronación de Napoleón en versión en viñeta de Christian Durieux, La balsa de la Medusa de Eric Liberge o una La Gioconda de Marc-Antoine Mathieu.

También se incluyen cómics de la colección del Museo de Orsay como Moderne Olimpia, de Catherine Meurisse, o Les variatios d´Orsay, de Manuele Fior. En la sede de A Coruña se suma a la exposición el último trabajo de esta colección, el cómic Les disparues d`Orsay, de Stéphane Levallois.

Hay obras de otros museos como 5 páginas creadas por el historietista KEKO para el Museo del Prado basadas es obras de Ribera; o Museomaquia, de David Sánchez y Santiago García; cómic aún inédito encargado por el Museo Thyssen-Bornemisza con motivo de su 25 aniversario, que cuenta con 4 de sus páginas en esta exposición.

Con El Arte en el cómic, Fundación Telefónica se sumó a esta iniciativa encargando versiones libres de algunas de las mejores piezas de su patrimonio artístico a ilustradores e historietistas de prestigio. Entre ellos, Javier Olivares, Premio Nacional de Cómic de 2015 y Santiago García, ofrecen su visión de Constructivo en blanco y negro “TBA” (1933) de Joaquín Torres-García o La dibujante Mamen Moreu realiza tres ilustraciones que homenajean a las obras Le peintre au travail de Pablo Picasso, Assemblage amb graffitti, de Antoni Tàpies, y La Belle Société, de René Magritte.

La Colección de arte de Afundación en viñetas

El segundo ámbito está centrado en el cómic desarrollado por autores gallegos, entre los que se encuentran Brais Rodríguez y Miguelanxo Prado. Además, con motivo de la exposición, Afundación encarga a Jacobo Fernández Serrano una historieta basada en algunas de las obras más sobresalientes de su colección de arte. Entre otras, en sus páginas aparecen obras como Molido (Leiro, 1999), El regreso del Indiano (Castelao, 1918), Máscaras (Mallo, 1942), Romería (Lugrís, 1953), Cencerrada y La enana pintora (Laxeiro, 1950 y 1970 respectivamente), Tríptico Marinero (Sobrino, 1931), Tyla y yo (Minguillón, 1943), Paisaje (Perez Villaamil, 1848), etc.

En este apartado se podrá ver también la instalación Un hombre en la ventana que toma como referencia las obras Los valores personales y El imperio de las luces de René Magritte. Los autores gallegos Begoña García-Alén y Andrés Magán presentan la obra de Magritte de manera fragmentada en viñetas. El espacio consta de tres paredes y aunque la obra se presenta como un conjunto, puede ser interpretada en distintas direcciones.

 

La pintura en el cómic

Por último, la muestra recoge cómo las grandes obras de la pintura aparecen en el cómic. Se trata de un acercamiento novedoso al mundo de la pintura, una mirada personal y un homenaje de los historietistas que, conscientes de la capacidad narrativa del noveno arte, utilizan sus recursos para mostrarnos el mundo de la pintura de un modo distinto al que habitualmente ofrecen críticos y teóricos del arte.

Esta parte cuenta con piezas como 3 páginas sobre el Guernica de Javier Olivares y Santiago García;  La voz del pueblo, de Gustavo Rico y Jorge García que recrea La carga de los mamelucos de Francisco de Goya; o Espejo del alma, de Teresa Valero y Juan Díaz Canales, que incluye versiones de algunos de los principales lienzos del movimiento impresionista.

La voz del pueblo, en Almanaque Comestible. Gustavo Rico y Jorge García. De Ponent, 2011.
La voz del pueblo, en Almanaque Comestible. Gustavo Rico y Jorge García. De Ponent, 2011.

Cat. EXPOSICIONES

Máquina enigma. Comunicación codificada

23 abril 2018 - 25 octubre 2018

Espacio Fundación Telefónica Madrid. (C/Fuencarral, 3)

URL

Inauguramos otra nueva propuesta de pequeño formato del Espacio Efemérides. Una plataforma de difusión del patrimonio histórico tecnológico de Telefónica, un fondo de gran valor conformado por objetos, documentos y audiovisuales imprescindibles para entender la tecnología de las comunicaciones del siglo XX, que aporta información sobre el contexto social del siglo pasado.

Esta muestra está dedicada a la máquina de cifrado alemana 0’Enigma’: una historia hasta hace poco casi desconocida pero clave en la historia del siglo XX, ya que la documentación relativa a la II Guerra Mundial no fue desclasificada hasta mediados de los años 70.

Rápida y supuestamente indescifrable estaba en el epicentro de una guerra secreta entre el III Reich y un equipo de criptógrafos aliados -entre los que se encontraba Alan Turing– que trabajaban en Bletchley Park, la instalación militar británica. Su objetivo, descifrar la comunicación enemiga, no sólo dio a los aliados una enorme ventaja, sino que contribuyó de manera determinante a acortar la duración de la guerra. Se ha calculado que, sin los logros de los equipos de desencriptación, la guerra hubiera llegado a durar dos años más.
esta es también la historia de los hombres y las mujeres (las descodificadoras invisibles), las mejores mentes del país que trabajaron para el servicio de inteligencia británico en esta carrera contrarreloj para descifrar los mensajes codificados del III Reich.

 

Ampliar información

Cat. EXPOSICIONES

Julio Verne. Los límites de la imaginación

Del 19 de abril al 16 de septiembre

MARCO (Vigo)

‘Julio Verne. Los límites de la imaginación’ es una exposición de Fundación Telefónica que, tras su paso por Espacio Fundación Telefónica de Madrid y Argentina, y el Centro Niemeyer de Avilés, llega al MARCO de Vigo, donde podrá visitarse del 19 de abril al 16 de septiembre.

La curiosidad y el ansia de conocimiento y de aprendizaje de Julio Verne (Nantes, 1828 – Amiens, 1905) llegaron a convertirle en uno de los autores más prolíficos, populares e influyentes de la literatura universal, con un centenar de obras publicadas. En ellas, creó un imaginario de gran verosimilitud, gracias a su interés por la ciencia y a su avidez por documentar todo lo que narraba. Sus novelas recogieron el espíritu de su tiempo, cartografiaron el mundo conocido y abrieron las puertas a espacios hasta entonces apenas intuidos.

La muestra, comisariada por María Santoyo y Miguel A. Delgado, pretende retratar las fronteras, a veces invisibles, entre ficción y realidad, que en este caso se diluyen y convergen. A partir de una treintena de sus obras más representativas y de los distintos ámbitos en que transcurren sus novelas —la tierra, el aire, el hielo, el agua, el espacio y el tiempo— nos adentraremos en el imaginario de Verne de la mano de sus contemporáneos. En un recorrido por sus obras y su legado, la muestra disecciona el universo literario verniano y traslada a la realidad las hazañas y aventuras de sus novelas a través de veintisiete personajes históricos, que se atrevieron a llevarlas a cabo y que fueron pioneros en sus disciplinas a mediados del siglo XIX y comienzos del XX.

 

En el caso de la exposición en Vigo, teniendo en cuenta la singular vinculación de Julio Verne con la ciudad —en 2018 se cumplen 150 años de la entrada del ‘Nautilus’ del capitán Nemo en la ría de Vigo en la novela ‘Veinte mil leguas de viaje submarino’, y 140 años de la primera visita de Verne a Vigo— la exposición incluirá contenidos especialmente relacionados, gracias al asesoramiento de Eduardo Rolland. Así, la sección ‘Mobilis in mobili’ muestra, por primera vez de manera conjunta, piezas únicas vinculadas a la figura del escritor francés cedidas por museos y colecciones particulares de Galicia, desde una maqueta del navío ‘Saint Michel III’ hasta grabados holandeses de la Batalla de Rande, y piezas originales de trajes de buzo del siglo XIX.

Durante su estancia en Vigo, la exposición estará acompañada de un conjunto de actividades paralelas —recorridos guiados, charlas y mesas redondas, y una muestra bibliográfica en la Biblioteca-Centro de documentación, entre otras— además de un programa para escolares de todos los ciclos educativos.

La exposición ‘Julio Verne. Los límites de la imaginación’ ha sido posible gracias a la colaboración de un buen número de museos e instituciones de ámbito nacional e internacional —como prestadores de las obras que integran la muestra— junto a auténticas joyas procedentes de colecciones particulares como las de Francisco Román Huerta, Diego Quevedo Carmona, o la Colección Clark & Joan Worswick. Para la sección que ilustra la relación de Julio Verne y Vigo, se han reunido piezas procedentes del Museo do Mar de Galicia, Museo da Cidade ‘Quiñones de León’, Museo Massó, Museo de Pontevedra, Autoridade Portuaria de Vigo, y colecciones particulares.

RECORRIDO POR LA EXPOSICIÓN

EL GABINETE DE VERNE

El recorrido por la exposición parte del Gabinete de Verne, su espacio de creación, donde se disecciona la imaginación del autor a través de sus novelas, personajes, seres fantásticos y animales, medios de transporte e ingenios que coparon su obra. En esta sección destacan varias joyas bibliográficas, entre ellas, la primera edición mundial de Veinte mil leguas de viaje submarino (1869) que, por circunstancias históricas, fue española. Descubriremos también una serie de ilustraciones de personajes de Verne, desde Phileas Fogg hasta el capitán Hatteras; o inventos e ingenios presentes en sus novelas, como el telégrafo o la bobina de Ruhmkorff. Por último, una instalación audiovisual nos descubre el bestiario que aparece a lo largo de su vasta creación literaria.

LOS TERRITORIOS VERNIANOS

La tierra conocida y desconocida

Los ‘Viajes extraordinarios’ de Verne buscaban descubrir toda la Tierra a sus lectores; de ahí el subtítulo de ‘Los mundos conocidos y desconocidos‘. Verne estaba al tanto de las grandes expediciones de su época, un período en el que el imperialismo conducía a lugares tan lejanos e inexplorados como el interior de África. Pieza destacada en esta sección es una instalación audiovisual con seis proyecciones que reproducen los fenómenos que los protagonistas de ‘Viaje al centro de la Tierra‘ (1864) encontraron en su periplo: la cueva, teatro de sombras, un volcán o el fuego como luz primigenia. Un ‘mapping recrea además las rutas geográficas alrededor de los cinco continentes de las principales novelas de Verne.

Trotamundos

Julio Verne nace en Nantes en 1828 y, 44 años más tarde, escribe ‘La Vuelta al mundo en ochenta días‘ (1872). En sólo cuatro décadas, se produjo un desarrollo vertiginoso de los medios de transporte, que cambió la concepción del mundo y del tiempo. El desafío imposible de Phileas Fogg de dar la vuelta al mundo se hace viable a mediados del siglo XIX, y Verne vuelca en esta novela toda la información disponible sobre el estado mundial de las comunicaciones. Phileas Fogg usa en su periplo todos los transportes existentes en aquella época, desde el trineo o el elefante al paquebote o el tren.

Este apartado es un homenaje a los viajeros y exploradores de mundo y a todos los escenarios que descubrió Fogg en su aventura. Más de treinta fotografías de época de la Colección Clark & Joan Worswick —una de las más importantes del mundo en manos privadas, conocidos por haber recopilado el legado del fotógrafo norteamericano Walker Evans— recrean todos los lugares recorridos en tiempos de Phileas Fogg. Gran parte de las imágenes fueron tomadas en países exóticos de Oriente Medio y desvelan civilizaciones hoy perdidas como, por ejemplo, la China imperial.

La figura de trotamundos está también representada por Nellie Bly, la periodista norteamericana que entre 1889 y 1890 logró dar la vuelta al mundo en 72 días, batiendo el récord de Phileas Fogg. En su viaje, hizo parada en Amiens y visitó al mismo Verne.

En esta sección descubriremos asimismo los territorios de la ‘Vuelta al mundo en ochenta días‘ desde la óptica del teatro. Ejemplo de ello son los montajes del musical ‘Around The World‘ de Orson Welles y Cole Porter, representados en la exposición a través de fotografías inéditas y el audio del espectáculo.

Mobilis in Mobili. Verne y Vigo

La pasión por el mar es uno de los temas recurrentes en el universo literario de Julio Verne. Si bien varias novelas giran en torno a esta temática, como ‘Los hijos del capitán Grant‘, es sin lugar a dudas ‘Veinte mil leguas de viaje submarino‘ su mejor creación.

En esta obra Verne idea una máquina capaz de fascinar a quien finalmente inventó el primer submarino eléctrico; el marino español Isaac Peral. Maquetas y carteles de los primeros paquebotes comerciales del siglo XIX, imágenes del Great Eastern —el transatlántico más grande del momento en el que Verne viajó en 1867— o memorabilia de Isaac Peral nos permiten conocer los transportes marítimos de la época. Este capítulo se completa con las primeras fotografías submarinas realizadas a más de 50 metros de profundidad por el biólogo Louis Marie Auguste Boutan.

La sala titulada ‘Mobilis in mobili se centra especialmente en la relación del escritor francés con Vigo, a través de sus dos visitas a la ciudad, de la batalla de Rande y de la novela ‘Veinte mil leguas de viaje submarino. Se reúnen aquí piezas únicas, cedidas por el Museo do Mar de Galicia, Museo da Cidade ‘Quiñones de León’, Museo Massó, Museo de Pontevedra, Autoridade Portuaria de Vigo y colecciones particulares.

La batalla de Rande —que se libró en octubre de 1702 entre las coaliciones anglo-holandesa e hispano-francesa durante la Guerra de Sucesión Española— dio lugar a la leyenda de los galeones hundidos cargados con grandes tesoros. Es en esta búsqueda del tesoro donde Verne sitúa al Capitán Nemo, protagonista de ‘Veinte mil leguas de viaje submarino‘, y la entrada del ‘Nautilus en la ría de Vigo. En esta sección podremos contemplar grabados holandeses de la batalla de Rande, maderas de los galeones de la plata, acciones de las compañías de rescate de los tesoros, y piezas singulares como una moneda inglesa acuñada con metales preciosos del botín inglés, o uno de los famosos ‘bastones de Rande’, comercializados en el siglo XIX.

También veremos un traje de buzo original del siglo XIX, con su fuelle y escafandra; un antiguo timón, y maquetas de barcos mercantes de vapor como los que aparecen en las novelas de Verne o que el autor veía recalar en el puerto de Nantes. Además, se exhibe una primera edición mundial de la novela ‘Veinte mil leguas de viaje submarino’, que curiosamente fue editada en España antes que en Francia.

Una maqueta del ‘Saint Michel III’, el lujoso yate en que Julio Verne visitó Vigo, abre el recuerdo de sus visitas. Un mapa de época permitirá recorrer los escenarios de las dos estancias del escritor, en 1878 y 1884, cuando participó en las fiestas de la ciudad, contempló la procesión del Cristo de la Victoria desde los balcones de El Casino o asistió a un baile en la sociedad La Tertulia.

La influencia de la imaginación de Verne en los adelantos técnicos del futuro queda reflejada en la ‘boya lanzatorpedos’, estrenada por Antonio Sanjurjo Badía en 1898, treinta años más tarde de la publicación de ‘Veinte mil leguas de viaje submarino. Aunque todo apunta a que el industrial y el escritor jamás se conocieron, es probable que leyese sus novelas y soñase con ellas para construir su ingenio.

Desiertos de hielo

En la época de Verne, los polos representaban el límite entre lo conocido y lo desconocido y fascinaban a muchos lectores. Una curiosidad hacia lo ignoto que en la muestra se ejemplifica a través de personajes que acometieron expediciones hasta estas tierras heladas e inhóspitas, que Verne anticipó e imaginó en ‘La esfinge de los hielos’ (1897) o ‘Las Aventuras del Capitán Hatteras (1886).

Esta sección reúne imágenes de expediciones polares que acabaron en fracaso, como la del sueco S. A. Andrée o la del irlandés Sir Ernest Shackleton, un capitán Hatteras de carne y hueso que quiso ser el primero en cruzar la Antártida de punta a punta. Diez imágenes de esta expedición, cuyos negativos congelados se encontraron en 2013 en la Antártida, se exhiben por vez primera en España.

Flotar o volar

Un capítulo especial se dedica a la disyuntiva generada, en los inicios de la aeronáutica, entre los defensores de los vuelos más ligeros que el aire —representados por los globos— y quienes apostaban por los más pesados; es decir, los primeros aviones. Un recorrido por la conquista del aire, a través de personajes como el brasileño Santos Dumont, a quienes muchos consideran el primero en hacer volar un avión en 1906, o el fotógrafo francés Nadar, autor de las primeras fotografías aéreas de la historia y apasionado de la aerostática, que Verne retrató en el díptico ‘De la Tierra a la Luna y Alrededor de la Luna.

Alrededor de la Luna

La fascinación por viajar a la Luna, presente en la literatura universal desde el siglo IV a.C., fue un motivo recurrente en la cultura popular del siglo XIX y no podía ser menos en la obra verniana, representada por las novelas ‘De la Tierra a la Luna‘ (1865) y ‘Alrededor de la Luna’ (1870), que calaron profundamente en el imaginario colectivo y que hoy en día revelan asombrosas coincidencias con la llegada real del ser humano a este satélite en 1969.

Una instalación geodésica muestra veinte formas de viajar a la Luna representadas en la literatura universal, desde los Vedas hindúes hasta ‘La mujer en la Luna‘ de la autora alemana Thea von Harbou, que sería llevada al cine por Fritz Lang. La fiebre lunar queda además recogida a través de una serie de carteles relacionados con la Luna, que representan desde espectáculos de la época a imágenes de películas de George Méliès o las óperas de Jacques Offenbach inspiradas en Verne. También se muestra la pieza creativa documental “Vivir en una bala”, que recrea ‘De la Tierra a la Luna‘; un viaje que Verne imaginó en un proyectil lunar disparado por un cañón.

2889

Se ha calificado a Verne como el padre de la ciencia ficción moderna, cuando en realidad lo que hizo fue recoger y transmitir a través de su legado literario el progreso que caracterizó el mundo de la segunda mitad del siglo XIX. Sólo hubo dos excepciones en las que el autor francés se adelantó verdaderamente a su época y fue más allá de su contemporaneidad: la novela ‘París en el siglo XX‘ (1863), centrada en un progreso basado en la dictadura del cientifismo, y ‘La jornada de un periodista americano en el 2889′ (1891), un relato mucho más positivo donde la tecnología conllevaba beneficios para la humanidad. Dos visiones distantes del concepto verniano del progreso.

El epílogo de la exposición nos adentra en estas dos obras futuristas a través de ilustraciones de autores franceses del siglo XIX, que recrearon avances científicos del año 2000, y de los grabados del dibujante francés Albert Robida, que anticipó en la misma época que su coetáneo Verne algunos inventos del lejano siglo XX. La muestra finaliza con un criptograma de una cita de Verne, que condensa el sentido de su obra literaria.

Información y visitas guiadas

El personal de salas está disponible para cualquier consulta o información relativa a la exposición, además de las visitas guiadas habituales:

  • Todos los días a las 18.00h
  • Visitas ‘a la carta’ para grupos, previa cita en el tel. 986 113900/11

 

Cat. EXPOSICIONES

‘Terry O’Neill. El rostro de las leyendas’, en Barcelona

1 marzo a 13 mayo 2018

Filmoteca de Catalunya (Barcelona)

Audrey Hepburn, 1966 TerryONeill

Terry O’Neill es el gran fotógrafo británico de los mitos del cine, la música, la moda y la política de la segunda mitad del siglo XX. Ha centrado su carrera en el retrato, documentando los momentos más intimistas y naturales de los grandes mitos del cine de los últimos 60 años, los grupos de pop y rock que marcaron tendencia musical a los 60 y 70, las caras más célebres de la política del siglo XX y las figuras de la moda, sobre todo de los 90.

El estilo natural e inconfundible de O’Neill nace de la conjunción de dos factores: el uso de la cámara de 35 mm, mucho más ligera y cómoda que las habituales de la época, y el acceso excepcional a los fotografiados, con los que pasaba días enteros como si fuera uno de ellos. Según O’Neill tres reglas imprescindibles para ser un gran fotógrafo: ser lo más invisible posible, tener una gran paciencia y saber combinar una gran discreción con unas grandes dotes de relaciones públicas.

En 1963 O’Neill realizó la primera fotografía de The Beatles para el diario Daily Sketch en el patio trasero de los estudios Abbey Road, donde el grupo grababa su primer disco, Please, please. Además de ser la primera fotografía de The Beatles que se publicaba en la prensa, también fue la primera vez que un grupo aparecía en la portada de un diario británico. La tirada se agotó. A esta fotografía siguieron muchas otras de grupos musicales de la época que comenzaban a triunfar, como The Rolling Stones, David Bowie o Elton John o supermodelos como Jean Shrimpton o Twiggy.

The Beatles. ©Terry O’Neill
The Beatles. ©Terry O’Neill

Cuando O’Neill tenía veinte años, decidió ir a Hollywood a retratar las grandes estrellas. Con la ayuda de sus amigos Michael Caine y Richard Burton se introdujo en el mundo del cine y retrató a Clint Eastwood, Paul Newman, Groucho Marx, Steve McQuenn y a la que fue su mujer, la actriz Faye Dunaway. Los astros de la gran pantalla fueron recogidos por la mirada de O’Neill y formaron parte incluso de su círculo personal. Pero el más retratado a lo largo de su trayectoria artística fue el cantante Frank Sinatra, a quien fotografió durante 30 años, desde su primer encuentro en Miami, durante el rodaje de Lady in Cement (1968).

También ha podido fotografiar todas las supermodelos, desde Jean Shrimpton hasta Naomi Campbell o Kate Moss, y en bellísimas actrices como Ava Gardner, Raquel Welch, Goldie Hawn o Audrey Hepburn.

Por su objetivo han desfilado también políticos como Winston Churchill, el primer presidente de Sudáfrica elegido democráticamente y líder del antiapartheid, Nelson Mandela, o la primera ministra británica Margaret Thatcher. Desde los 90, Terry O’Neill sólo acepta encargos especiales como el retrato de la reina Isabel II, el 90 aniversario de Mandela o la foto oficial del mundial de fútbol de Brasil 2014, donde aparece Pelé con la Copa del Mundo.

Charla abierta al público y ciclo de películas

Terry O’Neill visitó la Filmoteca para inaugurar la muestra del 1 de marzo a las 18.30 h, y a las 19.30 h, en la Sala Laya, mantuvo una charla abierta al público con la comisaria de la exposición, Cristina Carrillo de Albornoz. Para más información, contacta vía mail con Jordi Martínez

La muestra va acompañada de un pequeño ciclo de filmes con el fotógrafo de estrellas como protagonista: Funny Face nos remite a Richard Avedon y en el icono Audrey Hepburn; Blow Up es el Londres de O’Neill con un fotógrafo inspirado en David Bailey; ¿Quién êtes vous, Polly Magoo? nos sitúa en el universo crítico y paródico de William Klein, y Life habla de la suerte de Dennis Stock cuando se cruza con James Dean y el inmortaliza sol, caminando bajo la lluvia, en Nueva York.

Cat. EXPOSICIONES

Habitar el arte. Fotografías de Montserrat Soto en la Colección Telefónica

28 febrero a 2 abril 2018

Museo de Arte Contemporáneo de Alicante

Paisaje secreto. Montserrat Soto (2004)
Paisaje secreto. Montserrat Soto (2004)

El Museo de Arte Contemporáneo de Alicante exhibe desde el 28 de febrero hasta el 2 de abril de 2018 la muestra ‘Habitar el arte. Fotografías de Montserrat Soto en la Colección Telefónica‘, 13 fotografías pertenecientes a la serie ‘Paisaje Secreto’. Un proyecto de Montserrat Soto que recoge los interiores de un conjunto de casas de coleccionistas de arte contemporáneo en América y Europa. Se trata de unos espacios en los que el arte se torna en exclusivo y solo acceden a él los propietarios y sus invitados en la intimidad.

Para llevar a cabo su proyecto, la artista consiguió colarse en estos hogares; espacios privados, inaccesibles pero cotidianos, y muy alejados de la sacralización que rodean a las obras de arte en los museos. Desde habitaciones, salones, comedores, despachos y hasta baños son los contenedores de obras artísticas, entre los que destacan pinturas, esculturas, fotografías, objetos etnográficos o artes decorativas. Estas imágenes de residencias anónimas buscan provocar al espectador y cuestionarse sobre aspectos relacionados con el coleccionismo privado.

La serie completa de ‘Paisaje secreto’ de Montserrat Soto pudo verse en la Fundación Telefónica de Madrid en 2014 y en el Centre d’art La Panera de Lleida en 2006. Además, algunas fotografías de la serie pudieron contemplarse también en la Fundación Telefónica de Madrid en 2005.

Fundación Telefónica ha expuesto anteriormente en el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante la Colección Cubista de Telefónica en 2014, y más recientemente, dentro del programa La pieza invitada, pudo verse la obra de Magritte, La Belle Société, también de Colección Telefónica.

Cat. EXPOSICIONES

Players. Los fotógrafos de Magnum entran al juego

9 mayo - 16 septiembre 2018

Espacio Fundación Telefónica Madrid. (C/Fuencarral, 3)

URL

*Créditos foto de portada: France. Saint Tropez. 1979. Elliott Erwitt. Self portrait ©MagnumPhotos

Nota de Prensa  Talleres gratuitos

En 2017 se cumplieron 70 años desde que Robert Capa descorchara una botella de champán para brindar por la fundación de la hoy prestigiosa agencia de fotografía Magnum. Desde entonces, han sido 92 los fotógrafos que han contribuido a su historia y a hacer visibles acontecimientos cruciales de este período a través de un lenguaje artístico y periodístico, forjando a su vez iconos mundiales.

La muestra #ExpoPlayers –comisariada por los fotógrafos Cristina de Middel y Martin Parr nos ofrece una faceta diferente de estos profesionales y pretende mostrar su parte más lúdica a través del concepto del juego. La propuesta rescata los distintos significados, las distintas acepciones de la palabra “players” en inglés y recoge imágenes en las que el juego está presente de diferentes modos, ya sea en la acción que describe la imagen como en la propia actitud lúdica del fotógrafo, una propuesta en la que ellos juegan o miran como juegan los demás.

Esta exposición y su selección de cerca de 200 fotografías en color y blanco y negro tiene en cuenta la gran variedad de estilos y visiones de los fotógrafos de Magnum que, con su cámara y su trabajo, dan lugar a una multiplicidad de combinaciones sobre el concepto del juego. En palabras de Cristina de Middel, la muestra “pretende rebajar el tono de las expectativas que se proyectan sobre la agencia, mostrarla relajada, en la intimidad, cuando nadie la mira, disfrutando de la fotografía sin tener que grabar en piedra verdades universales con cada disparo”.

Esta selección traza además una particular retrospectiva de la agencia, a través de la historia y de los distintos estilos fotográficos de sus integrantes y muestra una faceta menos conocida del archivo de Magnum: 46 fotógrafos de distintas generaciones –desde históricos como Jim Goldberg, Bruce Davidson, Susan Meiselas o Eliott Erwitt a incorporaciones más recientes como Alec Soth, Mark Stuart o Christopher Anderson– muestran, por primera vez, la faceta más desenfadada y divertida de sus autores,  con el fin de sacar a la luz imágenes dónde el juego es el hilo argumental.

*Créditos foto de portada: France. Saint Tropez. 1979. Elliott Erwitt. Self portrait ©MagnumPhotos

Según las condiciones de uso de imágenes de la agencia Magnum de Fotografía para la exposición ‘Players. Los fotógrafos de Magnum entran al juego’, cada medio únicamente podrá publicar dos imágenes. Además, están no podrán editarse ni recortarse y, una vez publicado el archivo, deberán eliminarse de sus bases de datos. ENLACE A FOTOS PARA DESCARGAR: cada medio únicamente podrá publicar dos imágenes.

 


Una exposición en colaboración con:

 

Cat. EXPOSICIONES

Hernán Cortés. Miradas y estructuras

PRÓXIMAMENTE (11 julio - 7 octubre 2018)

Espacio Fundación Telefónica Madrid. (C/Fuencarral, 3)

URL

Puente sobre Bahía Cádiz, 1993. Hernán Cortés. Colección particular. Madrid.

La exposición ‘Hernán Cortés. Miradas y estructura’ traza un recorrido por la producción del artista gaditano. Revisa la trayectoria del pintor, más que desde un punto cronológico, desde la perspectiva estructural, analizando sus intereses, aportaciones y los retos artísticos a los que se enfrenta en cada lienzo, independientemente de su temática.

Apasionado conocedor de la historia de la pintura, Cortés no ha dejado de preguntarse nunca por los secretos de su oficio, tanto en el ámbito teórico como en el técnico. Su mirada a la pintura de los grandes maestros es apasionada y atenta a partes iguales.

Ha conseguido renovar el género del retrato, el institucional y el privado, añadiendo influencias procedentes de la pintura abstracta, el arte pop, el cómic o el plano cinematográfico. Así lo demuestran sus retratos constitucionales realizados para el Congreso y Senado con motivo del XXX aniversario de las primeras elecciones democráticas.

*Créditos imagen de portada: Puente sobre la Bahía de Cádiz, 1993. Hernán Cortés. Óleo sobre lienzo, 33 x 100 cm. Colección particular. Madrid.

Cat. EXPOSICIONES

El Arte en el Cómic

24 enero a 14 abril 2018

Sede Afundación de Santiago de Compostela (Galicia)

Las Mendigas. Don Julio.

Un total de 73 dibujantes y artistas del noveno arte reinterpretan las grandes obras de la historia de la pintura universal en la exposición ‘El Arte en el Cómic’, comisariada por el historiador Asier Mensuro y producida por Fundación Telefónica. La muestra se podrá visitar en la Sede Afundación de Santiago de Compostela del 24 de enero hasta el 14 de abril.

La exposición está estructurada en tres espacios: la presencia del cómic en los grandes museos; historietas desarrolladas por autores gallegos, que incluye la interpretación en cómic de la colección de arte de Afundación, la Obra Social de ABANCA, realizada por el ilustrador Jacobo Fernández Serrano; y el homenaje de algunos dibujantes a piezas de arte emblemáticas. La exposición muestra, entre otras, obras del Museo del Louvre; del Museo Nacional del Prado o del Museo Thyssen-Bornemisza, que actúan como colaboradores de esta original exposición.

 

‘El Arte en el Cómic’ estudia el modo en que el cómic se ha aproximado al mundo de la pintura e incide especialmente en la actual corriente museográfica que aboga por un acercamiento al noveno arte como una disciplina que debe estar presente en la programación de los museos y grandes centros de arte. Así, en el primero de los espacios de esta exposición puede observarse la relación entre los grandes centros de arte y el cómic a través de obras de la colección del Louvre, del Museo de Orsay, del Prado, del Centro Pompidou o del Museo Thyssen-Bornemisza. Fundación Telefónica también se ha sumado a esta iniciativa encargando versiones libres de algunas de las mejores piezas de su patrimonio artístico a ilustradores e historietistas de prestigio, que ofrecen su visión, entre otras, de obras de Pablo Picasso, Antoni Tàpies o René Magritte.

Destaca la incorporación a la exposición en esta Sede Afundación de Santiago de Compostela de páginas originales de Sagar Fornies para ‘Le Syndrome de Sthendal’, cómic aún inédito en nuestro país, editado por el prestigioso Centro Pompidou y la casa editorial Glénat con motivo de la celebración del 40 aniversario de la apertura del museo

El segundo ámbito de la exposición está centrado en el cómic desarrollado por autores gallegos, entre los que se encuentran Brais Rodríguez y Miguelanxo Prado. Además, con motivo de la exposición, Afundación ha encargado a Jacobo Fernández Serrano una historieta basada en algunas de las obras más sobresalientes de su colección de arte.

Por último, la muestra recoge cómo las grandes obras de la pintura aparecen en el cómic. Se trata de un acercamiento novedoso al mundo de la pintura, una mirada personal y un homenaje de los historietistas que, conscientes de la capacidad narrativa del noveno arte, utilizan sus recursos para mostrarnos el mundo de la pintura de un modo distinto al que habitualmente ofrecen críticos y teóricos del arte.

Cat. EXPOSICIONES

3D. Imprimir el mundo

7 diciembre 2017 a 1 abril 2018

Espacio Fundación Telefónica Lima (Perú)

¿Qué capacidad transformadora tiene la impresión en tres dimensiones en los procesos productivos, en la relación del individuo con los objetos y en la sociedad en general? ¿Qué tipo de objetos impresos se encuentran en la actualidad y en qué ámbitos se utilizan? ¿Hasta dónde puede llegar el uso de impresoras 3D?

Estas interrogantes se abordan en “3D. Imprimir el mundo”, exposición que se podrá visitar hasta el 1 de abril en Espacio Fundación Telefónica Lima (Av. Arequipa 1155, Santa Beatriz, Lima). Comisariada por los arquitectos y diseñadores españoles Carmen Baselga y Héctor Serrano, la exposición gira en torno a la tecnología de impresión tridimensional y su impacto en disciplinas tan variadas como la medicina, la moda, la gastronomía o la arquitectura.

La muestra “3D. Imprimir el mundo” explora el impacto de la impresión en tres dimensiones en nuestra sociedad. Si bien la revolución industrial de finales del siglo XVIII hizo posible la producción en masa de bienes de consumo y cambió radicalmente la economía y la sociedad, ahora, esta nueva tecnología de fabricación consigue lo contrario: la fabricación individualizada. El consumidor se convierte ahora en productor, o ‘prosumer’, lo que supone un desafío al modelo productivo actual desde cómo diseñamos, fabricamos o hacemos llegar los productos al consumidor hasta la protección de la propiedad intelectual o seguridad.

Urban Cabin. ©Sophia van den Hoek
Urban Cabin. ©Sophia van den Hoek

La revolución 3D en cuatro pasos

La exposición está organizada en cuatro grandes bloques temáticos:

Del bit al átomo: Se explica qué es la impresión 3D, los tipos de impresión, la variedad de materiales que se utilizan y los principios que guían esta tecnología. Además, se detallan las características y ventajas de esta tecnología: la complejidad y la variedad no eleva el coste, no hace falta ensamblaje, elaboración bajo demanda, libertad a la hora de diseñar, no hacen falta habilidades manuales o la fabricación compacta y portátil, entre otros aspectos.

Por el espejo retrovisor: Una mirada al pasado desde el presente permite descubrir el origen y la evolución hasta la actualidad y se destacan los diferentes hitos que se han producido a lo largo del tiempo. Se muestra cómo la tecnología avanza a pasos agigantados y usa nuevos materiales como cerámica, vidrio o titanio. Las aplicaciones son cada vez más reales y beneficiosas como la impresión de tejidos humanos y huesos, o la fabricación de piezas para motores de aviones, más económicas, y con mejor comportamiento que las producidas con medios tradicionales.

La huella tridimensional: Se muestran ejemplos de aplicación de la impresión 3D en varios ámbitos e invita a reflexionar sobre el fenómeno desde diferentes puntos de vista: los cambios productivos que genera, las nuevas reglas vinculadas a la propiedad intelectual o la mejora de la sostenibilidad con la impresión 3D, ya que, entre otros aspectos, se produce solo lo necesario, se reducen los espacios de almacenamiento o se fabrica localmente. Además, esta tecnología retiene un especial interés en las ciencias de la salud donde lo importante no es la producción en serie sino la fabricación a medida. Asimismo, esta tecnología podría convertirse en una herramienta pedagógica muy poderosa que permite al estudiante materializar directamente conceptos abstractos.

Un paso más allá: En el último bloque se plantean, a modo de epílogo, predicciones y expectativas del futuro de la impresión 3D: ¿Hacia dónde se dirige? ¿Cuáles son los retos a mediano y largo plazo? A través de una serie de audiovisuales, entre los que destacan entrevistas a profesionales de perfiles tan dispares como la bioingeniería, el diseño, la filosofía, la robótica o el movimiento maker, se ofrecerá al visitante una mirada amplia acerca de un fenómeno digital considerado como la próxima revolución industrial.

Cat. EXPOSICIONES

Nikola Tesla: utopía eléctrica

6 diciembre 2017 - 22 enero 2018

Museo del Caribe Gabriel García Márquez (Barranquilla, Colombia)

El Museo del Caribe Gabriel García Márquez se ha convertido en el escenario perfecto para recorrer la vida y obra del científico padre de nuestra civilización eléctrica, con la inauguración de la exposición: ‘Nikola Tesla. utopía eléctrica’. Podrá visitarse hasta el 22 de enero de 2018.

Nikola Tesla es uno de los personajes relevantes de finales del siglo XIX. Se trata del verdadero fundador de la tecnología moderna y fuente de inspiración para centenares de científicos que continuaron con su legado. Sus descubrimientos, inventos, aportes y vaticinios permitieron el desarrollo de la civilización eléctrica en la que todavía vivimos. Casi todos los elementos actuales tienen algún principio aplicado por este genio.

A través del arte, la Fundación Telefónica lleva el legado de Tesla a todo el público en Barranquilla, y reproduce un espacio donde se aprecia lo mejor de la robótica y la energía alternativa. El propósito de la exhibición es rendir un homenaje al genio visionario, y Barranquilla es la primera ciudad del Caribe colombiano en recibirla.

 

“La Fundación Telefónica le apuesta a llevar creaciones artísticas que difundan la realidad de las nuevas tecnologías a las sociedades donde Telefónica Movistar opera, creemos que la ciencia y el arte van de la mano, como herramienta para entender a la sociedad. Este espacio nos permitirá seguir aportando a la transformación de la educación, brindándole a las nuevas generaciones espacios que les permitan adquirir competencias de auto aprendizaje y de análisis alrededor del mundo tecnológico.” afirmó Ximena Mora, gerente regional Caribe de Movistar.

Con la curaduría de los especialistas María Santoyo, licenciada en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid, y Miguel Delgado, periodista, escritor, divulgador, y experto en la figura de Nikola Tesla, esta muestra -la más grande celebrada mundialmente- sobre la figura del inventor permite conocer la evolución de los proyectos que él concibió como la corriente alterna y la radio.

Así mismo, en la exhibición se encuentran ejemplares de otras tecnologías que fueron visionarias para su época como la robótica, las lámparas de bajo consumo, las energías alternativas o la transmisión inalámbrica de electricidad, los aviones de despegue vertical, entre otros.

“Este es un excelente ejemplo sobre cómo una alianza con la Fundación Telefónica, permite aprovechar de un espacio como el Museo del Caribe para atraer a niños, jóvenes, adultos y hacer mucho más extensiva una propuesta que combina la ciencia y la cultura”, expresó  María Eulalia Arteta, directora del Parque Cultural del Caribe.

La representación artística, que expone todos los rostros de este científico serbio-estadounidense, extravagante y hoy ícono de la cultura popular debido a su presencia en videojuegos, cómics, literatura, películas y miles de páginas web, cobra vida desde el 6 de diciembre hasta el 22 de enero en las instalaciones del Museo del Caribe.

Durante el tiempo de la exposición también habrá zonas didácticas a través de cinco talleres: electrizados, paisajes magnéticos, circuitos eléctricos y conecta Tesla, donde se brinda un especial énfasis en la formación de los niños, a través de un programa educativo que podrán disfrutar en familia en el marco de las vacaciones recreativas del Museo del Caribe.