noticias
  • Empleabilidad

#LCE #ConectaEmpleo #AlfabetizaciónDigital

La auxiliar sociosanitaria murciana María José Zambudia descubrió con este programa el autoaprendizaje digital desde casa. Se siente orgullosa de haber sorteado lo que para ella era una traba insorteable y algo más importante, ser consciente de sus capacidades y singularidades y haber aprendido a poner en valor su creatividad y capacidades humanas diferenciales a la hora de buscar un empleo.

CONOCE TODAS LAS HISTORIAS

Además del manejo de las herramientas digitales o cómo hacer entrevistas online, el programa de ‘Alfabetización Digital‘ (impulsado por la Fundación Santa María la Real y Fundación Telefónica con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, a través del programa operativo POISES) está diseñado para que sus participantes vean vídeos sobre el uso de las herramientas, los canales y ellos vayan practicando desde casa. De esta manera, se activa el autoaprendizaje digital en casa, una de las características diferenciales de la educación tradicional del maestro con el libro en las aulas. Algo que el confinamiento ha hecho que ya no sea una opción sino una obligación y que es beneficioso en sí para el desarrollo de las competencias y habilidades digitales.

El programa incide además en que cada uno de los participantes aprenda a poner en valor sus propias fortalezas. Es precisamente lo que más relevante le ha resultado a la auxiliar sociosanitaria murciana María José Zambudia Munuera. A sus 48 años el periplo laboral de María José es diverso. Se inició como auxiliar administrativo, pero pronto se dio cuenta de que lo suyo era más lo social con enfoque sanitario.

“Ahora soy consciente de mis capacidades, sé cómo desarrollar mis singularidades que me hacen diferente”.

Así que mientras trabajaba en supermercados, en colegios, ayudando en cocina, comedor, en el patio o en la limpieza de las aulas como monitora de ocio y tiempo libre, intercalaba sus trabajos con formación. Se apuntó a cursos de educación de conflictos y acabó realizando un módulo de mediación. En los últimos tiempos se había preparado a conciencia para la oposición al Servicio Murciano de Salud. Consiguió pasar el corte y ser incluida en la bolsa de trabajo. Pero era consciente de que su punto débil era el digital.

El orgullo de haber sorteado una traba insoslayable

La mayor motivación de María José era que el curso fuera presencial. Tanto tiempo opositando le había llevado a buscar un curso de formación en el que tuviera que salir de casa y compartir sus inquietudes con el resto de los integrantes del grupo. No pudo ser. Tras la primera sesión comenzó el confinamiento y se las tuvo que apañar para concluir el programa de alfabetización sola desde casa. En realidad, ha hecho buenos amigos virtuales con sus compañeros de curso.

Una vez terminado el programa, se siente orgullosa de haber superado lo que para ella era una gran traba insorteable. Aunque reconoce que le ha costado mucho esfuerzo, ahora sabe hacer su currículum en Canva con una aplicación del móvil. Considera que, aunque es fundamental el manejo de las herramientas y las habilidades digitales que ha aprendido, para ella lo más relevante ha sido el trabajo de autoconocimiento realizado en el curso.

“He aprendido no solo a hacer el trabajo previo para saber cómo presentarme a una empresa, sino a cambiar de perspectiva con muy buen ánimo”.

“Conocerte para realizar tu currículum es vital. Ahora soy consciente de mis capacidades, sé cómo desarrollar mis singularidades que me hacen diferente. Pongo en valor mi creatividad, mi constancia, mis capacidades en las relaciones humanas. Ahora creo en mí y en lo que digo. He aprendido no solo a hacer el trabajo previo para saber cómo presentarme a una empresa, sino a cambiar de perspectiva con muy buen ánimo, algo que antes no tenía, quizás por tanto tiempo preparando la oposición sin trabajar y viendo el panorama general de crisis en la que estamos metidos”.

Conocer tus propias fortalezas es ya una fortaleza en sí. Y eso es precisamente lo que ha hecho que renazca la ilusión en María José y se lo haya recomendado a sus dos mejores amigas, que, a su vez, están ilusionadas por que comience una nueva edición de ‘Alfabetización Digital‘.

Por Isabel Durán 

María José Zambudia: del mundo sociosanitario al tecnológico gracias a ‘Alfabetización Digital’
María José Zambudia: del mundo sociosanitario al tecnológico gracias a ‘Alfabetización Digital’