Exposición

Título ‘La Diversidad Amenazada. Naturaleza-Hombre-Cultura’, en Pamplona

Una muestra que expone los cambios en el ecosistema a los que estamos asistiendo y la necesidad de poner los medios para evitarlo, a través de la colección fotográfica de Eduardo Aznar, ‘Okaimal’.

Fecha 15 octubre - 7 diciembre 2021
LINKS
‘La Diversidad Amenazada. Naturaleza-Hombre-Cultura’, en Pamplona

La exposición ‘La Diversidad Amenazada. Naturaleza-Hombre-Cultura’, producida por Fundación Telefónica en colaboración con el Consejo Superior de investigaciones Científicas (CSIC), expone los cambios en el ecosistema y medio ambiente a los que estamos asistiendo y la necesidad de poner los medios para evitarlo. Lo hace a través de la colección fotográfica de Eduardo Aznar, ‘Okaimal’, que está comisariada por el director del Real Jardín Botánico- Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Esteban Manrique.

En su afán por dominar la Tierra en su beneficio, el hombre ha olvidado sus orígenes y su dependencia del medio, esquilmando recursos y contaminando: los cambios que hoy está produciendo pueden ser ya irreversibles y las consecuencias desastrosas si no se pone un límite ahora mismo. Movido por la necesidad y la curiosidad, ha terminado por poblar los más remotos rincones del planeta, transformando su entorno a la medida de sus requerimientos y generando una ingente diversidad de costumbres y culturas, determinadas en buena parte por la geografía y las condiciones de cada territorio.

La selección de piezas, 54 fotografías y una pieza audiovisual, se ha articulado en las siguientes secciones: la tierra en cambio continuo y la diversidad, resultado de la evolución (diversidad de paisajes, diversidad biológica, fauna y flora); el hombre como especie, diversidad de tipos humanos (pueblos, etnias y culturas); bosques, manglares y corales; el agua, un recurso vital (ríos y lagos); el antropoceno, un rápido cambio ambiental global (tecnología y sobreexplotación de recursos y gases de efecto invernadero) ocasionado por el ser humano; y ‘Aún estamos a tiempo’, que cierra la exposición con una puerta abierta para evitar el desastre ecológico.

‘La Diversidad Amenazada’ se pudo ver en Espacio Fundación Telefónica, en Madrid, en 2015, y ha itinerado desde entonces a la Casa de las Ciencias de Logroño (2016), el Museo de las Ciencias de Valladolid (2017), el Centro de recepción de visitantes del yacimiento de Atapuerca (CAYAC) de Ibeas de Juarros, en Burgos (2018) y en el Real Jardín Botánico de Madrid (2019). Hasta el próximo 7 de diciembre podrá visitarse en la sede de CIVICAN (Fundación Caja Navarra) de Pamplona.

VanishingWorldDiversity

El proyecto VanishingWorldDiversity nace como respuesta a la amenaza para la rica biodiversidad de la Tierra y la extinción de infinidad de especies vegetales y animales, pueblos, lenguas y culturas, condenados a desaparecer por el modelo global hegemónico. La colección de fotografías tomadas a lo largo de casi medio siglo de viajes de ‘Okaimal’ por países de cuatro continentes ofrece un testimonio de los territorios, pueblos y culturas que van sucumbiendo a esta dinámica de destrucción.

Para alertar sobre esta enorme pérdida, VanishingWorldDiversity quiere difundir en distintos soportes las fotografías seleccionadas del archivo de ‘Okaimal’: ediciones limitadas (dieciséis volúmenes sobre cuarenta países), ‘Cuadernos de Viaje’ (compendio en tres tomos de mayor tirada), exposiciones de fotografías, vídeos y banco fotográfico.

La diversidad natural y cultural, en peligro

La especie humana, movida por la necesidad y la curiosidad, ha terminado por poblar los más remotos rincones del planeta. Desde su relativamente reciente aparición en África, su ingenio e inventiva le han permitido adaptarse a los más variados ambientes y ecosistemas, transformando su entorno a la medida de sus requerimientos y generando una ingente diversidad de costumbres y culturas, determinadas en gran parte por la geografía y condiciones de cada territorio.

Sus logros son incuestionables. Sin embargo, en los últimos dos siglos, el crecimiento demográfico, la explotación de los recursos y la contaminación del suelo, aire y aguas, han alcanzado proporciones gravísimas. Cada vez es más evidente que estos cambios también afectan al clima, y suponen una gran amenaza para la rica diversidad biológica que la Tierra alberga, provocando extinciones a una velocidad alarmante nunca antes conocida, destruye hábitats fundamentales e interrumpe las interrelaciones entre especies y sus parásitos, lo que facilita el salto de unas a otras especies, entre las que se encuentra la humana.

Además, otra consecuencia de estos cambios es el efecto sobre la diversidad de los pueblos, sus lenguas y sus culturas, condenados a desaparecer por el proceso de la globalización, que homogeneiza los modos de vida independientemente de las características geográficas locales.

Estamos asistiendo a un cambio global sin precedentes y es nuestra responsabilidad poner los medios para evitarlo. Las zoonosis -salto de especies patógenas desde animales, generalmente mamíferos, al ser humano- son muy posiblemente una consecuencia de la destrucción de los hábitats y la disminución de la biodiversidad que hace de contención de los mismos. Actualmente vivimos una de esas zoonosis que ha causado la enfermedad de la Covid-19, que ha infectado a 176 millones de personas en el mundo y causado la muerte a más de 4 millones. La introducción de fauna salvaje en nuestras vidas, entre otros factores, puede tener estas consecuencias.

 

En colaboración con: