Itinerancias

Conoce las colecciones de Fundación Telefónica que se encuentran fuera de Madrid. Si tienes interés en alguna de las exposiciones, por favor, ponte en contacto vía mail con Fundación Telefónica

Houdini. Las leyes del asombro


 

Exposición que destapa a uno de los ilusionistas más afamados de la historia y recorre los entresijos de la magia moderna, desde las barracas de feria hasta los espectáculos de masas.

Del 24 de septiembre 2018 al 31 de marzo 2019

Museo de la Ciencia y el Agua de Murcia

La vida y la época de uno de los ilusionistas más célebres de todos los tiempos, Harry Houdini, llegan al Museo de la Ciencia y el Agua de Murcia. ‘Houdini, las leyes del asombro’ abre sus puertas al público desde el 25 de septiembre al 31 de marzo de 2019.

La muestra gira en torno a Harry Houdini (Budapest, 1874, Detroit, 1926) y aborda las claves de su figura pública y su rocambolesca biografía, aportando claves de la evolución de la magia moderna y de cómo pasa de ser un entretenimiento de barracas de feria a convertirse en un espectáculo de masas gracias a él y las bases científicas y racionales en las que se apoyó para hacer su magia.

Su defensa de la razón aplicada a la magia, sumada a su personal cruzada contra el espiritismo, además de la incorporación en sus números de conceptos futuristas como la fuerza física, la velocidad, la tensión y el reto, le hicieron mundialmente conocido. Ayudándose de estrategias de comunicación, en sintonía con la vanguardia, que incluían prensa, publicidad, radio y cine, consiguió atraer la atención de los medios y creó grandes ilusiones en todos los sentidos.

“Houdini, las leyes del asombro” se pudo visitar en el Espacio Fundación Telefónica Argentina de marzo a junio de este año y es la primera vez que itinera en España desde su inauguración en Espacio Fundación Telefónica, de febrero a mayo de 2017.

Un recorrido por la historia de la magia moderna

La exhibición cuenta con reproducciones de carteles de la época, ediciones históricas de manuales, una caja de magia de principios del s. XX, artilugios de magia de época, la réplica de una camisa de fuerza y propuestas visuales que salen al encuentro del espectador para construir una idea global sobre la figura Houdini. Su historia de superación fue inspiradora en una época, en torno a la Primera Guerra Mundial, en la que muchos empezaban de cero y “escapaban” de su pasado.

Las cinco secciones que forman la muestra son: “¡Pasen y vean! Historia de la magia”, en la que se traza la historia de la magia desde los “traficantes de milagros” y freak shows, pasando por Robert Houdin hasta la era dorada de la magia teatral con Thurston, principal rival de Houdini, entre otros; “Citius, altius, fortius”, consigna que resume en gran medida la nueva actitud de la sociedad moderna basada en el progreso físico, moral y personal que encarnó Houdini tanto en su carrera como en su historia vital; “Escape”, especialidad  considerada la disciplina más dura dentro de la magia, que le llevó al éxito y que popularizó con elementos de riesgo en conexión con los gustos de la época –cómo escapar de una camisa de fuerza, de la celda de una prisión o de tortura acuática–; “Lo que creen tus ojos”, que parte de la ilusión óptica como uno de los fundamentos de la magia que junto a desapariciones y engaños asombrosos son antesala  del que sería uno de los mayores prodigios obrados por Houdini, la desaparición de un elefante. Y, por último, “El código Houdini” sección dedicada al auge del espiritismo, los médiums y el ocultismo y a la defensa que mantuvo de sus espectáculos de ilusionismo con fundamento científico, técnico y físico para crear ilusión.

Los contenidos audiovisuales de la exposición serán mostrados en equipos de LG continuando con la línea de colaboración de las últimas exposiciones.

Los secretos del Gran Houdini, al descubierto

Ligado a los espectáculos ambulantes como trapecista y contorsionista, Houdini se inició como mago en los llamados “circos de 10 centavos” donde conoció a su mujer Bess. En paralelo a esta tendencia, algunos magos comienzan a trazar su camino fuera de esta tendencia naciendo la “magia escénica” y “magia moderna” en la que Houdini encuentra su lugar convirtiéndose en su máximo exponente. Destacan en esta época Robert-Houdin, del que por admiración toma su nombre Houdini añadiendo la “i” para facilitar su pronunciación, que revolucionó el mundo de la magia de mediados del s. XIX distanciándola de ese halo de misticismo y acercándola a la ciencia.

La consigna “Citius, altius,fortius” resume la llegada de una nueva actitud de la sociedad moderna, donde la idea del progreso físico, moral y personal se convierten en fundamentales. A finales del s XIX y principios del s XX arranca en el mundo occidental la noción de lo que es saludable y del buen físico, popularizándose gracias a la aparición de los gimnasios modernos. Así, Houdini siguió un estricto entrenamiento físico diario en gimnasia, natación y boxeo que le hicieron desarrollar una elevada fuerza, elasticidad y resistencia al dolor que le ayudó a llevar a cabo sus trucos.

También el mago de Budapest destacó en la especialidad del escapismo, que le llevó al éxito. Considerada como la capacidad de escapar basándose en habilidades físicas y psíquicas, la popularizó mostrándolo de forma abierta al público. Contribuyó a este éxito el gusto de la sociedad por el riesgo y el peligro, como las carreras de bólidos o las hazañas de pilotos aéreos y el uso de elementos mecánicos e innovadores en los trucos –distintos tipos de esposas o la camisa de fuerza–. Sus escapes al aire libre y acuáticos fueron célebres.

Uno de los mayores prodigios obrados por Houdini fue la desaparición de una elefanta de cinco toneladas, que introducía en una caja de gran tamaño en el centro de la pista y a la que hacía desvanecerse ante cientos de espectadores a la vez que disparaba una pistola. En el contexto de la magia “escénica”, el éxito residía no sólo en los elementos prácticos, mecánicos y científicos, sino también en el carisma del mago para hacer vivir al público una experiencia única; y en eso, Houdini se convirtió en un experto.

El Houdini marketiniano, cineasta y escritor

Además, las estrategias de promoción fueron calves en el éxito de Houdini: desde los clásicos carteles y anuncios, publicaciones y artículos sobre ilusionismo y espiritismo hasta llegar el cine. Fue un maestro del marketing. En 1909 compró un biplano con el que se convirtió en el primer piloto que sobrevoló Australia. Houdini filmó todo el proceso y conectó con los avances de la época y con el mundo del cine, llegando a crear su propia productora. Poco más tarde grabaría una serie de capítulos de sus números y entre 1919 y 1923 actuó en diversas películas.

Su labor como articulista y escritor comenzó en 1906 con el libro Cómo hacer bien el mal sobre trucos desvelados en el que evidencia los métodos empleados por otros magos que fueron su competencia y en los que se posiciona en la defensa de la ciencia y el entrenamiento para llegar a ser un gran mago. Después llegaría, Rober Houdin, desenmascarado escrito en 1908 y dedicado al que fue su predecesor y Handcuff Secrets, sobre el ilusionismo. Sus obras más famosas fueron escritas en el contexto de la lucha contra el espiritismo y los médiums, como de Traficantes de milagros y sus métodos de 1920 y Un mago entre los espíritus de 1924.

Por otro lado, la relación ambivalente de Houdini con el espiritismo hizo que estudiara sus trucos y acudiera a sesiones, pero al mismo tiempo deseaba acabar con ellos. Defendió como código ético la diferencia entre sus espectáculos con fundamento científico, técnico y físico para crear ilusión de aquellos basados en fenómenos paranormales. En 1922 cuando emprendió su verdadera cruzada, motivado por el enfrentamiento que tuvo con su gran amigo Arthur Conan Doyle con el que solía debatir acerca de la naturaleza de lo paranormal y su existencia.