Itinerancias

Conoce las colecciones de Fundación Telefónica que se encuentran fuera de Madrid. Si tienes interés en alguna de las exposiciones, por favor, ponte en contacto vía mail con Fundación Telefónica

Cortés. Retrato y estructura


 

#ExpoCortés es una original retrospectiva de la obra del pintor gaditano que revisa su trayectoria desde una perspectiva estructural.

23 octubre 2018 - 31 enero 2019

Centro de Cultura Unicaja de Cádiz

Espacio Fundación Telefónica y la Fundación Unicaja presentan la exposición ‘Cortés. Retrato y estructura’, la obra de uno de los grandes retratistas españoles del siglo XX. La muestra, verdadero “registro” del mundo contemporáneo, reúne setenta y cinco piezas del pintor gaditano Hernán Cortés Moreno y podrá verse en el Centro de Cultura Unicaja de Cádiz hasta del 23 de octubre de 2018 al 31 de enero de 2019.

La retrospectiva refleja el principal interés artístico del autor: el individuo. En este sentido, sus retratos constituyen un registro del mundo contemporáneo, una instantánea del mundo actual que abarca una extensa galería de destacados personajes nacionales e internacionales.

Han asistido a la inauguración el alcalde de Cádiz, José María González; el presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, y el director general de la Fundación Telefónica, José María Sanz Magallón. El acto contó con un diálogo entre Hernán Cortés y la comisaria Dolores Jiménez-Blanco.

Medel destacó que la muestra rememora la que se hizo hace 40 años, organizada por la entonces Caja de Ahorros de Cádiz, y que supuso la primera exposición individual del pintor gaditano, una exposición que el tiempo ha demostrado que estaba “cargada de futuro”.

 

Según la comisaria de la muestra, Lola Jiménez-Blanco, la obra de Cortés está definida por su contemporaneidad. Sus personajes están pintados en una atmósfera actual dominada por el espacio vacío y por el contraste de la horizontalidad y verticalidad de sus formas. Jiménez-Blanco explica que Cortés parte del estudio detenido de la personalidad del retratado, acercándolo a la abstracción en su concepción espacial.

Para Cortés, la presencia del espacio vacío en su obra es una manera de renovar el retrato pictórico, así como la idea de estructura ortogonal, por influencia de los espacios urbanos y naturales de su Cádiz natal. Cortés prolonga la vida del retrato pintado clásico y reivindica su pervivencia en la pintura contemporánea.

De la Generación del 27 a las Cortes democráticas

Estudio del pintor Hernán Cortés, colección particular. Foto María Bisbal.
Estudio del pintor. Foto María Bisbal.

Cortés ha llevado a cabo un registro paralelo de la vida española –y no solo española– de las últimas décadas. De hecho, algunos de los personajes que pinta Cortés, conocido como retratista de la vida parlamentaria, han ocupado destacadas posiciones en la vida cultural, política, económica o social del país y muchos de sus retratos se encuentran en la sede de importantes instituciones, bancos, empresas o universidades.

Cortés cultiva el retrato desde la década de los años ochenta: Rafael Alberti (1983), Jorge Guillén (1983) o Dámaso Alonso (1984) son obras fundamentales de sus comienzos. Junto a ellos destacan personajes de su entorno, como Carlos Solís (1983) y Carmen Bustamante (1985). En estos retratos la geometría se hace compatible con el reto principal del retrato: el del parecido. También la geometría se hace visible en la concepción espacial de sus retratos: unas veces mediante la inclusión de una línea de horizonte, otras mediante sillones de diseño contemporáneo que los acerca al mundo de hoy.

A comienzos del siglo XXI, Cortés recibe dos encargos respectivamente del Senado y del Congreso de los Diputados. Fruto de estos encargos son dos series de retratos que se han convertido en imagen inseparable de la vida parlamentaria española.

Biografía de Cortés

Hernán Cortés Moreno (Cádiz,1953) se formó en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, donde reside desde 1972. Es académico de número de la Real Academia Hispano Americana, la de Bellas Artes de Cádiz, miembro del Real Patronato del Museo del Prado y académico de número electo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Su obra supone una renovación dentro del género del retrato –tanto el institucional como el privado–, añadiendo influencias procedentes del realismo contemporáneo, de la pintura abstracta, el arte pop, el cómic o el plano cinematográfico y un profundo conocimiento de la pintura del pasado. Así lo demuestran sus retratos de poetas de la generación del 27 y los realizados para el Congreso y Senado con motivo del XXX aniversario de las primeras elecciones democráticas.