Itinerancias

Conoce las colecciones de Fundación Telefónica que se encuentran fuera de Madrid

El Arte en el cómic


 

Más de 70 grandes ilustradores contemporáneos muestran su pasión por la historia de la pintura. La exposición muestra obras emblemáticas de la historia del arte a través de la visión de numerosos dibujantes de cómic.

22 septiembre 2017 - 6 enero 2018

Afundación (Cantón Grande, 8) A Coruña

Más de 70 dibujantes y artistas del noveno arte reinterpretan las grandes obras de la historia de la pintura universal en la exposición ‘El Arte en el cómic’, comisariada por el historiador Asier Mensuro y producida por Fundación Telefónica. La muestra, que podrá verse en la sede de Afundación en A Coruña, del 22 de septiembre 2017 al 6 de enero 2018, está dividida en tres espacios: la presencia del cómic en los grandes museos, una historieta basada en la colección de arte de Afundación encargada a Jacobo Fernández Serrano y el homenaje particular de algunos dibujantes a piezas de arte emblemáticas.

Tras su paso por el Espacio Fundación Telefónica, la muestra se ha visto en el Centro de Cultura Antiguo Instituto Jovellanos de Gijón; el Centro de Arte Rafael Botí de Córdoba; en el Centro de Historias de Zaragoza y en la sala de la Pasión de Valladolid. Luego viajará también a las sedes de Afundación de Santiago de Compostela y Vigo.

El cómic se cuela en el museo

Tres grandes instituciones culturales fueron las primeras en dejar entrar a grandes dibujantes en sus salas. El Museo del Louvre, de la mano de Fabrice Douar, editor del museo, y Sébastien Gnaedig, director de la editorial Futuropolis, creó en 2005 una colección de cómics en los que las obras del museo y sus colecciones eran los elementos centrales de la historia, materializándose en 2009 en la exposición Le Louvre invite la bande dessinée. El Museo de Orsay creó en 2014, y de la mano también de la editorial Futuropolis, su propia colección de cómics ambientada en sus colecciones de arte. Y ese mismo año los cómics llegaron a los museos españoles con el álbum Mitos del Pop de Miguel Ángel Martín, por encargo del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid como complemento de la exhibición homónima dedicada al Pop Art.
En la exposición se pueden contemplar obras de la colección del Louvre como La coronación de Napoleón en versión en viñeta de Christian Durieux, La balsa de la Medusa de Eric Liberge o una La Gioconda de Marc-Antoine Mathieu.

También se incluyen cómics de la colección del Museo de Orsay como Moderne Olimpia, de Catherine Meurisse, o Les variatios d´Orsay, de Manuele Fior. En la sede de A Coruña se suma a la exposición el último trabajo de esta colección, el cómic Les disparues d`Orsay, de Stéphane Levallois.
Hay obras de otros museos como 5 páginas creadas por el historietista KEKO para el Museo del Prado basadas es obras de Ribera; o Museomaquia, de David Sánchez y Santiago García; cómic aún inédito encargado por el Museo Thyssen-Bornemisza con motivo de su 25 aniversario, que cuenta con 4 de sus páginas en esta exposición.
Con ‘El Arte en el Cómic’, Fundación Telefónica se sumó a esta iniciativa encargando versiones libres de algunas de las mejores piezas de su patrimonio artístico a ilustradores e historietistas de prestigio. Entre ellos, Javier Olivares, Premio Nacional de Cómic de 2015 y Santiago García, ofrecen su visión de Constructivo en blanco y negro “TBA” (1933) de Joaquín Torres-García o La dibujante Mamen Moreu realiza tres ilustraciones que homenajean a las obras Le peintre au travail de Pablo Picasso, Assemblage amb graffitti, de Antoni Tàpies, y La Belle Société, de René Magritte.

La Colección de arte de Afundación en viñetas

El segundo ámbito está centrado en el cómic desarrollado por autores gallegos, entre los que se encuentran Brais Rodríguez y Miguelanxo Prado. Además, con motivo de la exposición, Afundación encarga a Jacobo Fernández Serrano una historieta basada en algunas de las obras más sobresalientes de su colección de arte. Entre otras, en sus páginas aparecen obras como Molido (Leiro, 1999), El regreso del Indiano (Castelao, 1918), Máscaras (Mallo, 1942), Romería (Lugrís, 1953), Cencerrada y La enana pintora (Laxeiro, 1950 y 1970 respectivamente), Tríptico Marinero (Sobrino, 1931), Tyla y yo (Minguillón, 1943), Paisaje (Perez Villaamil, 1848), etc.

La pintura en el cómic

Por último, la muestra recoge cómo las grandes obras de la pintura aparecen en el cómic. Se trata de un acercamiento novedoso al mundo de la pintura, una mirada personal y un homenaje de los historietistas que, conscientes de la capacidad narrativa del noveno arte, utilizan sus recursos para mostrarnos el mundo de la pintura de un modo distinto al que habitualmente ofrecen críticos y teóricos del arte.
Esta parte cuenta con piezas como 3 páginas sobre el Guernica de Javier Olivares y Santiago García; La voz del pueblo, de Gustavo Rico y Jorge García que recrea La carga de los mamelucos de Francisco de Goya; o Espejo del alma, de Teresa Valero y Juan Díaz Canales, que incluye versiones de algunos de los principales lienzos del movimiento impresionista.