“No se conformen con el techo de octavo básico, enfoquen su mirada, quizás, en alguna carrera universitaria”

El integrante de la Red Internacional de Jóvenes Fundación Telefónica de Chile y egresado de Proniño, Gabriel Catrileo, expuso el testimonio de su vida delante de varios ministros y distintas autoridades del gobierno del país.

Fundación Telefónica expuso su testimonio contra el trabajo infantil en un acto con varios ministros chilenos.

Fundación Telefónica expuso su testimonio contra el trabajo infantil en un acto con varios ministros chilenos.




 

Santiago de Chile, 30 de agosto de 2012.- El integrante de la Red Internacional de Jóvenes Fundación Telefónica de Chile, Gabriel Catrileo, dio testimonio de su vida delante de distintas autoridades del gobierno del país. Entre ellas, estaban la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, el ministro de Desarrollo Social, Joaquín Lavín, la subsecretaria de Justicia, Patricia Pérez y el alcalde de la ciudad de Santiago, Pablo Zalaquett.

El acto, una de las actividades promovidas en el contexto del mes contra el trabajo infantil, tuvo lugar en la Escuela Irene Frei, localizada en Santiago. El evento reunió a 35 niños trabajadores del barrio Franklin, de Santiago, quienes ayudan a paliar las dificultades económicas que viven sus familias.

En su declaración, el joven Catrileo, de 23 años, estudiante de Derecho, que empezó a trabajar lavando coches siendo muy niño, contó como salió de esta situación con el apoyo del programa Proniño y su continuidad en la Red de Jóvenes Fundación Telefónica. El chico hizo un llamado a los jóvenes para que miren más allá de sus posibilidades. “No se conformen con el techo de octavo básico y cuarto medio y que enfoquen su mirada, quizás, en alguna carrera universitaria”, dijo Catrileo.

 

Debe ser eliminado cualquier trabajo infantil

La ministra del Trabajo aprovechó el momento para llamar a  los chilenos a denunciar cualquier tipo de trabajo infantil, sobre todo los peligrosos e ilícitos, calificados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como “las peores formas de trabajo infantil”. Además, declaró el compromiso del gobierno chileno de eliminar este tipo de trabajo infantil de aquí al 2015.

Por su parte, el ministro Joaquín Lavín anunció que los ministerios del Desarrollo Social y del Trabajo, y la OIT están realizando una encuesta para conocer la realidad del trabajo infantil en Chile, cuyos resultados se conocerán a fines de este año.

Según la OIT, en Chile son 107 mil los niños, niñas y adolescentes que trabajan en condiciones inaceptables.