Los cinco principios éticos del nuevo Pacto Digital

El Manifiesto Digital de Telefónica propone un pacto social a favor de una digitalización centrada en las personas




La digitalización está revolucionando la manera en la que vivimos, trabajamos y nos comunicamos. Pero no solo transforma nuestras vidas; también plantea nuevos retos. El Manifiesto Digital de Telefónica aborda la necesidad de establecer un nuevo contrato social, es decir, un acuerdo que defina y respete los principios éticos y valores comunes para un mundo digital en el que la tecnología sirva para mejorar las vidas diarias de todas las personas.

DESCARGAR MANIFIESTO DIGITAL

La tecnología puede servir para mejorar la vida de las personas y esta es la premisa con la que los agentes sociales (empresas, gobierno y los propios ciudadanos) deben afrontar la digitalización. El Manifiesto Digital de Telefónica aboga por la necesidad de crear un Nuevo Pacto Digital que ponga a las personas en el centro.


Una digitalización centrada en las personas debe asegurar que los ciudadanos

sean sus principales beneficiarios y se sientan en control


El Manifiesto Digital hace un llamamiento a realizar un esfuerzo inclusivo y cooperativo para “definir un Nuevo Pacto Digital que renueve las políticas sociales y económicas y modernice nuestras democracias para la era digital”. El nuevo Pacto Digital debe estar guiado por los siguientes principios.

EQUIDAD Y NO DISCRIMINACIÓN. Las personas deben poder disfrutar de unos servicios digitales equitativos, competitivos y no discriminatorios.

 

INCLUSIÓN. No se puede dejar a nadie atrás en la digitalización. La transformación digital debe ir acompañada de políticas sociales.

 

COMPORTAMIENTO RESPONSABLE.  Las empresas necesitan estar guiadas por valores y contribuir adecuadamente a las sociedades para que la digitalización sea sostenible.

 

TRANSPARENCIA Y CAPACIDAD DE ELECCIÓN. Hay que empoderar a las personas para que puedan decidir cómo y cuándo se utilizan sus datos y elegir cómo disfrutar del valor de los mismos.

 

RENDICIÓN DE CUENTAS. Es necesario incorporar principios éticos en el uso de la Inteligencia Artificial y de los algoritmos. Las plataformas digitales deberán ser consideradas responsables de su impacto en la sociedad.