200 estudiantes de Navarra se forman en competencias emprendedoras con el programa FP Emprendimiento Social




FP Emprendimiento Social, el proyecto de Fundación Telefónica y Acción contra el Hambre, en colaboración con el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra, formará a doscientos alumnas y alumnos en competencias emprendedoras que mejoren directamente su empleabilidad. El programa se desarrollará a lo largo del curso 2017-2018 con el objetivo de combatir el desempleo juvenil en la Comunidad Foral.

La OCDE y la Organización Internacional del Trabajo han constatado que los países que tienen una FP bien asentada son más efectivos en la lucha contra el desempleo juvenil. Sin embargo, España cuenta con una de las peores tasas de matriculación en FP de la Unión Europea, un 14%.

Para mejorar esta situación, Acción contra el Hambre y Fundación Telefónica llevaron ya el año pasado su programa FP Emprendimiento Social a la Comunidad Foral de Navarra, que en este curso académico se refuerza con un total de seis docentes formados. Estos enseñarán a su vez a 200 alumnos de cuatro centros de la región: Colegio Técnico Carlos III y el Centro Integrado Escuela de Educadores/as-Hezitzaile Eskola, Ikastetxe Integratua, en Pamplona; el Centro Integrado Politécnico ETI, en Tudela; y el Centro Integrado Burlada FP, en Burlada. Además, desde el año pasado el proyecto se ha venido implantando con éxito en otros siete institutos de Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid y Extremadura.

Han presentado el proyecto en el Centro Integrado Burlada FP la consejera de Educación del Gobierno de Navarra, María Solana; el director de Relaciones Institucionales de Fundación Telefónica, Joan Cruz; la gestora de Programas de Inclusión Sociolaboral en Navarra y Euskadi de Acción contra el Hambre, Beatriz Sampredro, y el director del centro, Gil Sevillano.

En palabras de la consejera de Educación, María Solana, este tipo de iniciativas están consonancia con las líneas y ejes planteados en el Plan Estratégico de Formación Profesional que está desarrollando en Gobierno de Navarra, y que “claramente trabaja por la formación profesional como apuesta de futuro para el alumnado navarro, con el reto de conectar la FP a las demandas del mercado laboral mediante una oferta de formación flexible y atractiva que ofrezca al alumnado salidas profesionales que aporten valores a la sociedad”. La consejera también ha destacado que “este tipo de procesos de aprendizaje está alineado con el impulso que se está haciendo desde el Departamento, en todas las etapas educativas, para trabajar con nuevas metodologías de aprendizaje”.

Para Joan Cruz, “esta iniciativa, en la que ha sido pionera la Comunidad Foral de Navarra, dota a las alumnas y alumnos de Formación Profesional de la Comunidad de competencias emprendedoras que repercuten directamente en la mejora de su empleabilidad“. También Cruz ha destacado la importancia de la alianza público-privada para combatir el desempleo juvenil y el compromiso adquirido por el Departamento de Educación. “El programa además despierta en las alumnas y alumnos el interés por el emprendimiento social y tecnológico: por crear empresas que no sólo supongan su medio de vida, sino que tengan impacto social y que además introduzcan una innovación tecnológica, teniendo en cuenta que el área tecnológica va a crear dos tercios de los empleos de los próximos 5 a 10 años”, indica Cruz.

Beatriz Sampedro, por parte de Acción contra el Hambre, ha explicado: “FP Emprendimiento Social va más allá de enseñar a los jóvenes qué leyes regulan el emprendimiento en España o qué diferencia hay entre una sociedad anónima y una limitada. El programa fomenta su iniciativa emprendedora, les dota de las competencias que necesitan para emprender o autoemplearse y destierra ideas preconcebidas como que emprender es algo inalcanzable o supone un riesgo inasumible”.

FP Emprendimiento Social se imparte durante la asignatura de Empresa e Iniciativa Emprendedora en los ciclos de Grado Medio y Superior y con un enfoque transversal en la FP Básica. Los contenidos curriculares de esas asignaturas se mantienen; la diferencia radica en cómo se imparten: con una metodología práctica propia de la FP basada en “aprender haciendo” (learning by doing), donde el trabajo final es crear un prototipo del proyecto de emprendimiento. Además, los profesionales de Acción contra el Hambre enseñan tanto a alumnos y alumnas como a docentes, colaborando conjuntamente, de manera que el conocimiento se queda a futuro en el aula.

FP Básica: Menos abandono escolar y más oportunidades laborales

En el caso de la FP Básica, donde generalmente no hay asignaturas específicas de orientación laboral, el programa se imparte de forma transversal y está más orientado a dotar a los jóvenes de competencias básicas para el empleo e incluso pre laborales como por ejemplo la puntualidad.

Formar al profesor para formar al alumno

FP Emprendimiento Social tiene como punto de partida la formación de los docentes que imparten el módulo de Empresa e Iniciativa Emprendedora (EIE). Un equipo de formadores del programa interviene directamente en el aula. De este modo, al mismo tiempo los alumnos aprenden a emprender y los profesores aprenden a enseñar cómo emprender de una manera diferente. El programa enseña a los profesores a trabajar las competencias emprendedoras de su alumnado y les dota de los recursos y herramientas necesarios para motivarles y lograr que su asignatura sea más amena y eficiente.

Además, en enero arrancó un curso e-learning para formar en esta metodología a cualquier docente interesado. El objetivo es ampliar el alcance del proyecto al mayor número de alumnado posible: varias comunidades se han sumado a la homologación de los siete créditos (70 horas), de las cuales la Comunidad Navarra es precisamente la que más docentes ha implicado en FP Emprendimiento Social. Hasta la fecha ya hay 194 docentes cursando la primera edición del proyecto, de los cuales más de medio centenar pertenece a la Comunidad Foral.

FP Emprendimiento Social va a llegar en 2018 a cerca de 350 alumnos y medio centenar de profesores. El curso pasado participaron 264 estudiantes y 12 docentes.