Los alumnos del proyecto ‘Becas y Ayudas al estudio de FP’ triplican su capacidad de empleabilidad




Fundación Telefónica y la Compañía de Jesús han presentado, este miércoles 25 de octubre, la ‘Evaluación de impacto social del proyecto Becas y ayudas al estudio de FP’, un informe que recoge los resultados del proyecto –casi 1.200 jóvenes formados– en el que ambas instituciones han venido trabajando juntos desde 2014 y según el cual los beneficiarios del programa triplican su capacidad de empleabilidad. El evento se ha podido seguir en redes, con el hashtag #ConectaEmpleo.

Descarga gratis el informe completo Nota de Prensa

Se trata del tercer estudio que hacemos para evaluar un proyecto de nuestro programa de Empleabilidad. El objetivo del estudio es difundir los resultados del proyecto, aprender de la experiencia y conocer de cerca el retorno social de la inversión. En este sentido, la Red de Recursos de Evaluación y Aprendizaje (Redcrea), responsable del estudio, ha considerado el valor social de la mejora de la formación técnico-profesional, la inserción laboral, la mejora de la empleabilidad, la continuación o ampliación de estudios y la disponibilidad de redes y contactos. Teniendo todo esto en cuenta, el ratio ha alcanzado un valor de 1 de 3.

El informe se ha presentado a lo largo de una jornada que ha combinado la parte cuantitativa con temas claves de la formación profesional y las circunstancias que rodean a los jóvenes becados del proyecto. La presentación ha contado con la intervención de la directora general de Formación Profesional, Rosalía Serrano; el delegado de Educación de la Compañía de Jesús, Antonio Allende, y la directora de Acción cultural y del Espacio Fundación Telefónica, Almudena Bermejo.

“Nos llena de orgullo ser partícipes de esta historia que se inició en 2014. Un proyecto en el que los resultados no han podido ser mejores: 1.200 jóvenes han triplicado su capacidad de empleabilidad“. Así ha comenzado la introducción al evento por parte de Almudena Bermejo, quien además ha animado a otras compañías y fundaciones a fomentar una Formación Profesional más adaptada a los cambios que demanda la sociedad digital.

En la mesa redonda han participado los responsables de Redcrea, Antonio Luján y Eva Raboso; el jefe de Proyectos sociales de Fundación Telefónica, Matías Figueroa; el coordinador de Centros de Formación Profesional de la Compañía de Jesús, Ángel Serrano Almodóvar, y un estudiante que ha participado en el proyecto.

En ella han debatido sobre la generación de oportunidades relacionadas con la formación y el empleo en jóvenes en contextos de vulnerabilidad social. De la evaluación del informe, Antonio Luján y Eva Raboso han extraído los efectos más significativo del programa:

  • Continuidad en el itinerario formativo en FP. 8,6 de cada 10 estudiantes becados deciden seguir con la formación.
  • El programa de becas y ayudas ha rebajado los factores de tensión, desmotivadores y de desaliento en los alumnos.
  • Alto grado de actividad de los becados en inserción y continuidad con la mejora de sus competencias. A diferencia de otros programas, en este sólo un 0,7% de los participantes son inactivos.

Ángel Serrano, desde su experiencia, ha destacado que “la Formación Profesional cambia la vida de las personas, hace que los alumnos puedan soñar con un futuro digno como el resto de estudiantes”. Y en cuanto a lo que marca la diferencia de la formación en la Compañía de Jesús, ha señalado que lo fundamental es ” fomentar la inclusión y las oportunidades”.

Además, el grupo de teatro foro The Cross Border Project ha recreado los problemas cotidianos con los que se encuentran nuestros jóvenes habitualmente, fomentando la participación del público y haciendo que todos empatizasen con cada uno de los casos.


 

Resultados del proyecto

La evaluación de impacto social del proyecto ha sido realizada por la Red de Recursos de Evaluación y Aprendizaje (Redcrea) para la identificación, medición y valoración de los efectos del proyecto en los beneficiarios becados. Sus resultados arrojan evidencias para la toma de decisiones, la rendición de cuentas y la construcción colectiva de conocimiento sobre este sector en particular.

Existe una clara prioridad del becado en dar continuidad en su itinerario formativo (especialmente en los ciclos de Formación Profesional Básica -FPB- y Formación Profesional Media-FPM-, y en menor medida en Formación Profesional Superior- FPS-), confirmando la alta retención en el sistema formativo del grupo de becados, especialmente en los grados en que la deserción educativa pudiera tener consecuencias más negativas.

Destaca además el alto grado de actividad de los becados relacionada con la inserción y la continuidad en la mejora de sus competencias: 3 de cada 10 becados trabajan y estudian a la vez (especialmente en FPS y alumnado con bajo rendimiento académico), y 4 de cada 10 becados han tenido alguna experiencia con el mundo laboral en los últimos 5 meses.

El alumno sale del proyecto con mejores competencias y recursos a la hora de afrontar el proceso de búsqueda de empleo en comparación a como inició la beca: 8,6 de cada 10 becados consideran que su situación personal será “mejor o mucho mejor” en relación al grado de exclusión y el conjunto de índices que miden los efectos (empleabilidad, autonomía/iniciativa, proyecto profesional y de vida, y calidad de vida).

Con respecto al cumplimiento del proceso, 6 de cada 10 becados (59,3%) logran cumplir este objetivo, y por tanto un óptimo aprovechamiento de la beca, cubriendo el itinerario formativo completo en el tiempo de duración de la beca. El becado del ciclo FPS es el que consigue una mayor éxito (68,7%) seguido muy de cerca por FPB (65,1%) y más bajo los becados en FPM, destacando la incidencia en la continuidad formativa del grupo de FPB al que se le puede considerar de mayor dificultad en el trabajo de continuidad.

Y con respecto al periodo de tiempo posterior a haber disfrutado la beca (5 meses después de terminar el 2ª año de la beca), 8,6 de cada 10 becados (85,9%) siguen inmersos en algún proceso formativo y, por tanto, siguen apostando claramente por su continuidad en la mejora de sus competencias, independientemente de otros escenarios de actividad (trabajar, buscar empleo, etc.). La foto de caracterización de la actividad de los becados en los cinco meses posteriores a la finalización del Proyecto nos ofrece que prácticamente el total de los becados se encuentran en una situación de inserción laboral y/o de formación.

 

Con la colaboración de: