Ponemos cara a nuestros Voluntarios Telefónica




Detrás de la gran labor de los Voluntarios Telefónica se encuentran miles de personas con una historia y muchas experiencias que contar. Gente solidaria, que trabaja en diferentes países y con perfiles, inquietudes y formas de ser diversas. Pero a todos les une un mismo objetivo: ayudar a los más desfavorecidos en nuestra sociedad. En el Día Internacional del Voluntario Telefónica, ponemos cara y voz a algunas de las personas que forman parte de este programa corporativo de Telefónica.


     |     Más historias de ‘Gente de Valor’     |


“Hacer voluntariado te ayuda a sorprenderte, a redescubrir qué es importante,

y a valorar a las personas por el simple hecho de ser”.

Sofía Taibo (España)

 


 

“Es maravilloso poder hacer feliz a un niño, un anciano, un indigente, ayudar al medio ambiente. Eso no tiene una recompensa monetaria”.

Gustavo Adolfo Palma (Guatemala)


“Ser voluntario supone que durante un rato pasas de ser tú a ser vosotros. En esos momentos lo importante es ayudar a alguien que simplemente lo necesita, te necesita”.

Santiago Muñoz (España)


 

“Ser Voluntaria Telefónica es una experiencia de vida que te aterriza, te hace crecer y ser mejor persona”.

Paulina Rojas (Chile)


“Para mí el Programa de Voluntarios identifica y conecta necesidades entre personas permitiendo compartir experiencias y emociones únicas”.

María de Madaria Burdiel (España)

 


 

“En Voluntarios Telefónica buscamos mejorar el status social de las personas, enseñándoles cómo pueden superarse”.

Agustín Javier Rodríguez (Panamá)


“Cuando realizo voluntariado siento que desconecto y, a la vez, estoy más conectada que nunca con la vida real. Aprendo a mirar, sentir, respirar de otra manera. ¡Es inspirador y contagioso!”.

Carmen Valencia (España)


 

“El equipo humano de Voluntarios Telefónica es el motor que inspira, mueve y transforma realidades. Poseen una energía tan particular que cuando se juntan, los resultados son eminentes”.

Carlos Alberto Hernández (Venezuela)


“Participar en las Vacaciones Solidarias ha sido un gran regalo, nunca olvidaré la experiencia”.

Teresa Blasco (España)