Decálogo para comprender el método de las Escuelas Creativas

Fundación Telefónica apuesta por una nueva propuesta pedagógica basada en la creatividad de Ferran Adrià. Va dirigida a docentes y centros preuniversitarios de España, desde Infantil hasta FP.




Fomentar la creatividad en el aula a partir de un caso de éxito probado: la revolución de Ferran Adrià en el mundo de la gastronomía. Ese el el objetivo con el que Fundación Telefónica pondrá en marcha a partir de octubre un nuevo modelo pedagógico denominado Escuelas Creativas. Como quien mezcla una serie de alimentos para lograr un resultado excepcional, queremos aplicar en la Educación el modelo creativo con el que Adrià consiguió hacer de su restaurante ElBulli un referente de innovación a nivel mundial.

Si deseas inscribirte en Escuelas Creativas, rellena este formulario

1) Ferran Adrià: “Yo no sé de Educación, yo soy cocinero”

Con esta premisa se presenta Ferran Adrià ante el equipo pedagógico encargado de poner en marcha las Escuelas Creativas. No va a ser el cocinero el que siente las bases de este nueva apuesta pedagógica de Fundación Telefónica, sino algunos de los profesores y expertos más innovadores que tenemos en nuestro país. Un grupo con una misión tan difícil como esperanzadora: trasladar al ámbito educativo el método con el que Adrià revolucionó la gastronomía a nivel mundial y poder iniciar desde las aulas una transformación social basada en la creatividad y la innovación.

2) En Educación no existen las recetas mágicas…

…existen maestros, alumnos y tantas maneras de interiorizar el aprendizaje como individuos participan en él. Lo que sí hay, como ocurre en la gastronomía, son recetas basadas en la innovación. Con ayuda de docentes y expertos de reconocido prestigio en innovación educativa, Fundación Telefónica quiere sentar las bases de un nuevo modelo educativo: las Escuelas Creativas nacen con la vocación de dar servicio a todos aquellos profesores y centros interesados en despertar la creatividad de sus alumnos.

escuelas-adria-abstracta-ok

 

3) Descubriendo el Método Sapiens

Sapiens es el nombre con el que Adrià bautizó el modo de innovar en la cocina de El Bulli. El método no nació en un aula, pero como modelo de éxito es aplicable a cualquier disciplina, también al propio proceso educativo. Apuesta por la reflexión y el análisis como mejor manera de comprender las cosas. Adrià lo define como “un software que te pones en la cabeza y tú definirás la intensidad con la que quieres aplicarlo”. Un “guirigay tridimensional”, advierte, porque en cuanto lo ejecutes no vas a poder dejar de plantearte el porqué de todas las cosas.

4) ¿Por qué las Escuelas Creativas?

Porque “educar no sólo consiste en transmitir conocimiento” y porque “desde hace más de 15 años, la Unión Europea defiende una educación basada en competencias, es decir, la suma del conocimiento más las actitudes más habilidades”, argumenta Alejandro Díaz-Garreta, director de Educación de Fundación Telefónica. En este sentido, las Escuelas Creativas proponen una educación integral de todos los estudiantes, añade Díaz Garreta antes de destacar que en este modelo de innovación educativa van a poder participar docentes y centros de todas las etapas preuniversitarias, desde Infantil hasta Formación Profesional.

escuelas-adria-21062015-730

5) De docentes innovadores a quijotes transformadores

Ir por delante, abriendo vías, no siempre gusta. “Vais a tener que hacer de quijotes y luchar contra molinos”, advierte el cocinero catalán a todos los educadores que quieran asumir este proceso de transformación educativa. Hay otra opción, lo sabe, pero, a su juicio, “el no hacer nada y dejarte llevar es una posición abocada al desastre”.

Con Adrià coincide el director de Educación de Fundación Telefónica: “tenemos que crear alumnos innovadores, porque solo así van a sobrevivir en el siglo XXI”, señala Díaz Garreta. Fundación Telefónica facilitará esta labor con materiales y técnicas que ayudarán a los docentes y a los propios centros a iniciar ese camino hacia la transformación.

Conciliadora, Lourdes Barroso, miembro del equipo del proyecto Escuelas Creativas, anima a los docentes con ganas de experimentar y probar nuevas tendencias a participar de este nuevo método: “Lo que propone no es una revolución, sino un proyecto colaborativo de experiencias nuevas”, aclara Barroso.

6) Un equipo educativo inmerso en elBulliLab

En esencia, las Escuelas Creativas promueven una manera diferente de organizar el centro y el propio aprendizaje, dejando una interpretación muy libre a quien la quiera asumir. Basadas en el método Sapiens, son más bien “una forma de pensar (…) un proyecto abierto que el profesor puede aplicar a su manera”, según Lourdes Barroso.

“Lo que va a salir de aquí no es algo cerrado, es una vía dinámica y abierta a lo que cada profesor quiera aplicar a su aula”, aclara Sonia Murcia, antropóloga y miembro del equipo de Escuelas Creativas Adrià, que se ha instalado en ElBulliLab para este proyecto, en el que trabaja mano a mano con la psicopedagoga Maite Martínez. Ellas son las encargadas de plasmar sobre el papel el cómo “transformar la forma de enseñar y aprender a través de la creatividad y la innovación”, explica Maite.

 

colaboradoras-escuelas-adria

7) “Pienso, luego existo”. De Descartes a ElBulli

Las Escuelas Creativas tienen su antecedente en los programas piloto llevados a cabo en cuatro escuelas de Madrid. Parten del cuestionamiento de todo lo estipulado hasta el momento. “Hay que replanteárselo todo, incluido el rol de alumno porque no es un sujeto pasivo, que solo consume información. Hay que ir al concepto orgánico de la escuela, plantearse el porqué de todo, eliminar las ideas preconcebidas y derribar muchos conceptos”, explica Sonia Murcia. Es un proceso muy relacionado “con el método socrático de la pregunta permanente y una mezcla del orden cartesiano”, añade Tíscar Lara. “Decodificar para crecer”, concluye el físico Carles Suero.

8) Distintos itinerarios para caminar hacia la innovación

Destinadas al centro educativo en su conjunto, o a profesores que a título particular quieran implantar dinámicas innovadoras en su aula, las Escuelas Creativas posibilitan distintos itinerarios: “se trata de generar en el aula una dinámica de provocar el cuestionamiento constante, pero el profesor o el centro puede buscar los caminos que mejor se adapten a ese objetivo”, explica Pepe Menéndez, director adjunto de Jesuitas Educación en Cataluña.

Creatividad y esfuerzo, comprensión e innovación: el restaurante ElBulli de Ferran Adrià puso en marcha un modelo de innovación que hoy se aplica en grandes multinacionales como Don Perignon y escuelas de negocio como la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas Esade y la Escuela Universitaria de Barcelona de Diseño e IngenieríaElisava. Sin saberlo, Adrià aplicó sobre su propia experiencia una teoría de aprendizaje que hoy es objeto de estudio en las universidades y centros de posgrado más prestigiosos del mundo, incluidos Harvard o el MIT. En la actualidad, el equipo de ElBulliFoundation está auditando y asesorando el proceso creativo en 25 proyectos.

 

adria-con-lourdes-barroso-aulablog

9) ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

“No hay innovación si no hay conocimiento, lo primero es comprender”. Ferran Adrià parte de esta premisa para intentar explicar su método. Siguiendo el razonamiento bulliniano, el aprendizaje debe basarse en la reflexión, el análisis y el razonamiento. Cuestionarlo todo, preguntarse el porqué de las cosas, buscar nuevas explicaciones a viejos enunciados…

Las Escuelas Creativas promueven la investigación, el trabajo en equipo y la exposición de los alumnos de sus descubrimientos y conclusiones. Un profesor puede ayudar, pero la parte de búsqueda corre a cargo del alumno. Como ocurría en la cocina de ElBulli.

10) Una receta creativa

Como un cocinero que mezcla elementos hasta dar con la receta justa, un profesor tiene en sus manos los ingredientes necesarios para enseñar a sus alumnos a pensar: “Si no comprendes, te manipulan. Queremos que los niños y los jóvenes tengan libertad, para que no los manipulen. La no manipulación pasa por plantearse todo y eso te llevará a ser libre”. La frase es de Ferran Adrià.

Con un poquito de paciencia, grandes dosis de generosidad, mucho de pedagogía, sentido del humor y un saco lleno de conocimiento, el maestro puede conjugar distintas técnicas de aprendizaje para convertir a sus pupilos en adultos capaces de pensar por sí mismos. Añade por tu cuenta los ingredientes que quieras de esta nube de palabras y empieza ya a pensar cómo vas a aplicar las Escuelas Creativas.

Firma: Carmiña Castromil