Proyecto Mute

El ruido es uno de los principales enemigos del pensamiento. Uno de los principales obstáculos para concentrarse y tener ideas. Las ideas necesarias para progresar.


mute_lema

Fundación Telefónica puso en marcha el ‘Movimiento MUTE’, una propuesta de carácter abierto y colaborativo con el que pretendió abrir un debate en la sociedad sobre la necesidad del silencio, vital para la generación de ideas. Para difundir esta experiencia se organizaron las ‘Sesiones Mute’, donde prestigiosos personajes de la cultura demostraron la importancia de alejarse del ruido para poder crear. Además, se instalaron ‘Cubos Mute’ en espacios urbanos y universidades, unos espacios dónde las personas han podido experimentar cómo el alboroto dificulta el pensamiento.

Por último, y uniéndose a esta filosofía, Renfe puso a disposición de sus clientes de AVE ‘Vagones Silenciosos’, donde no se permite utilizar el móvil, no hay megafonía y tienen una iluminación menos intensa que en el resto del tren. Un espacio Mute ideal para trabajar


Mute Sessions

Las Mute Sessions fueron un ciclo de conferencias como nunca se habían visto. En ellas, varios artistas de reconocido prestigio hablaron de la creatividad y pusieron en práctica delante de todos los espectadores su proceso creativo.

Celebradas en el Espacio Fundación Telefónica, las Mute Sessions tuvieron una gran acogida por parte de todo el público, que se volvó en cada una de las actuaciones y no dudó en intervenir.

La primera Mute Session fue el 29 de mayo de 2014 y estuvo protagonizada por el ilustrador Javier Mariscal. Para la segunda Mute Session, que tuvo lugar el 12 de junio, contamos con la presencia de Ara Malikian, uno de los violinistas más importantes del momento. Y, finalmente, la tercera y última sesión estuvo representada por el periodista y escritor Juan José Millás.


Cubos Mute

En Fundación Telefónica quisimos dejar patente la influencia del ruido en el proceso para generar ideas. Para ello, en mayo de 2014, acudimos a distintas Universidades en Madrid, Barcelona y Granada e instalamos el Cubo MUTE, invitando a los distintos estudiantes para que realizaran nuestro test en este cubo insonorizado. Las conclusiones de este experimento son claras: con ruido, no hay ideas.

De la misma forma, en junio del mismo año llevamos el Cubo MUTE a la céntrica Plaza de Callao de Madrid, pero esta vez, con un añadido especial: la colaboración especial de escritores y periodistas de remarcado prestigio. El test MUTE estuvo presente en otras ciudades, como Sevilla y Bilbao.