Etapas del viaje: la metodología

El proyecto ‘Transformación de Escuelas en Latinoamérica’ incluye un riguroso método de trabajo que implica a todos los agentes involucrados en la mejora educativa, desde el equipo directivo del centro hasta los padres y la comunidad

El Sistema de Mejora de la Calidad de Fe y Alegría comienza a desarrollarse en 2004 con el propósito de fomentar una cultura permanente de la mejora de la calidad educativa y contribuir, desde su propia experiencia, al mejoramiento de la calidad de los sistemas educativos públicos de los países de América Latina.

La metodología del Sistema comprende cuatro fases:

 

esquema_fases_feYalegria

Se trata de un ciclo donde la evaluación, la reflexión, la planificación y la sistematización son las fases del sistema. La socialización, la formación, la participación, el acompañamiento, la articulación, el seguimiento y la organización son las condiciones. Los contenidos son el contexto, los recursos, los procesos y los resultados.

Para alcanzar estos objetivos se plantea una lógica de ciclos, dividida en cuatro fases que se presentan a continuación.

FASE 1: Evaluación de los centros educativos

La evaluación es una acción de valoración colectiva de una realidad, que se realiza con el propósito de diagnosticar, comprender, dialogar, aprender y mejorar la calidad de los procesos educativos. Este ejercicio consiste en la recuperación de las percepciones de estudiantes, docentes, equipos directivos, familias y líderes de la comunidad local sobre cuatro procesos clave de la acción educativa de cada centro: Gestión Directiva, Enseñanza-Aprendizaje, Convivencia y Construcción de Ciudadanías e Interacción Escuela-Comunidad.

Se realiza una aproximación a los recursos disponibles del centro educativo y un análisis del contexto socioeconómico en el que se tienen en cuenta variables de la población estudiantil como el nivel de estudios de los padres, situación laboral de las familias, acceso a servicios públicos, condiciones de vivienda, alimentación y oportunidades de ocio. Lo anterior permite que no se realicen comparaciones injustas y que la evaluación sea en sí misma contextualizada.

FASE 2: Reflexión

A partir de la devolución de los resultados el centro educativo entra en un proceso de reflexión que sigue a lo largo de todo el ciclo de mejora. Para ello, organiza equipos de reflexión, con representación de todos los estamentos y actores de la comunidad educativa, que van a debatir y dialogar sobre los resultados encontrados en la evaluación, además de incorporar en su debate los propios hallazgos del ejercicio de análisis de contexto que debe haber realizado. Lo anterior permite integrar en la reflexión los resultados del ejercicio de autoevaluación acompañada, con la riqueza de una investigación desarrollada por los mismos actores de la comunidad educativa sobre su entorno local.

Durante esta fase se busca que el centro educativo entienda las debilidades y fortalezas encontradas en la evaluación y proceda a identificar los problemas centrales. Una vez delimitados los problemas, los equipos los priorizan y definen las líneas de acción que guiarán su trabajo de mejora y les permitirán intervenir sobre aquello que quieran transformar. Todo esto implica formación, diálogo, participación e interacción entre los distintos estamentos que integran la comunidad.

FASE 3: Planificación e implementación de los planes de mejora

Una vez definidas las líneas de acción del centro, los equipos de trabajo entran en una fase de organización y planificación de las mismas, para desde ahí encaminar las acciones de manera priorizada, secuencial y gradual. Esta organización lleva a la elaboración del plan de mejora, proyectado a tres años, que expresa objetivos y resultados a perseguir.

El plan de mejora inicia su implementación con el acompañamiento pedagógico de Fe y Alegría, y con la participación de todos los miembros de la comunidad educativa. Durante la implementación, la escuela debe valorar periódicamente el avance del plan para introducir los ajustes que sean necesarios.

FASE 4: Sistematización

Finalmente, cada centro educativo desarrolla una sistematización del proceso de evaluación y mejora. Su objetivo dentro del Sistema de Mejora de la Calidad de Fe y Alegría es prestar atención a los procesos de mejora y reconstruir su implementación (actores relevantes, factores que facilitan o dificultan, el contexto en el que se da, etc.) para aprender e ir dejando huella de la forma en que sucedieron los cambios. De esta manera, se construye conocimiento al interior del centro y se facilita el aprendizaje para experiencias futuras de mejoramiento en la misma escuela, así como en otras que estén en un contexto similar.

Por último y para poder implementar el proyecto, las escuelas han tenido dos acompañantes pedagógicos, uno de Fe y Alegría y el otro de Fundación Telefónica, que acompañan y apoyan a las escuelas en este proceso.