Colecciones Artísticas

Descubre nuestras Colecciones Artísticas y Tecnológicas, cientos de obras de diversos periodos y formatos: pintura, escultura, fotografía... Y una nueva y revolucionaria manera de acceder a ellas, mediante el Kaleidoscopio.

Buscador


Inicios de la colección


En sus inicios, la Colección de Arte de Telefónica surge como respuesta al deseo de la Compañía.

Fotografía contemporánea


La Colección de Fotografía Contemporánea de Telefónica comienza a gestarse en el año 2002.

Cubismo


Constituida en torno a la contextualización de la obra de Juan Gris.

Obra en papel: TELOS


La Colección Telos nace en el año 85.

Pintura: Figuración Renovadora


Con el compromiso constante de contribuir al conocimiento y desarrollo de nuestra cultura.

FERNÁNDEZ, Luis > Crâne et bougies


Fecha:
1967

Técnica y soporte:
Óleo sobre lienzo

Medidas:
38 x 55 cm

Lugar y fechas del autor :
Oviedo, 29/04/1900 -- París, Francia, 25/10/1973


Descripción

Crâne et bougies es un óleo sobre lienzo que el pintor ejecuta en 1967. Tanto el cráneo como la vela son dos temas recurrentes en su obra. La serie de los cráneos, que se inicia a principios de los años cincuenta puede presentar diversas variantes. Los cráneos pueden ser de tipo máscara o de tipo completo, como el que podemos observar aquí. Asimismo, aunque suelen aparecer solos, en ocasiones se acompañan con otros elementos, como por ejemplo las velas. Fernández ejecutó varios dibujos previos antes de su traslado al lienzo definitivo: dos calcos y un gouache, que proporcionan valiosa información acerca del proceso de trabajo seguido por el pintor. Uno de los calcos contiene una numeración por zonas que corresponde a las distintas gradaciones tonales y lumínicas que debía poseer la pintura final. El número 1 señala las zonas más oscuras de la composición y el número 4 las más claras. La calavera y los cirios proyectan sus sombras hacia la derecha, debido a un foco de luz que incide desde la parte izquierda del cuadro. La geometrización, rasgo evidente en la pintura de Fernández es visible también aquí, aunque curiosamente tan solo una de las velas está pintada. Las otras dos velas están dibujadas, y la que aparece en la parte derecha de la composición es tan sólo un esbozo, una estilización. A través del cráneo y las velas, Fernández vuelve a centrarse en uno de sus temas más recurrentes: la idea del paso del tiempo y de la fugacidad de la vida humana. La calavera, como símbolo de la inevitabilidad de la muerte, y la vela que, al igual que la vida, se irá consumiendo.