Colecciones Artísticas

Descubre nuestras Colecciones Artísticas y Tecnológicas, cientos de obras de diversos periodos y formatos: pintura, escultura, fotografía... Y una nueva y revolucionaria manera de acceder a ellas, mediante el Kaleidoscopio.

Buscador


Inicios de la colección


En sus inicios, la Colección de Arte de Telefónica surge como respuesta al deseo de la Compañía.

Fotografía contemporánea


La Colección de Fotografía Contemporánea de Telefónica comienza a gestarse en el año 2002.

Cubismo


Constituida en torno a la contextualización de la obra de Juan Gris.

Obra en papel: TELOS


La Colección Telos nace en el año 85.

Pintura: Figuración Renovadora


Con el compromiso constante de contribuir al conocimiento y desarrollo de nuestra cultura.

Fecha:
1961

Técnica y soporte:
Grafito sobre papel

Medidas:
23 x 29 cm

Lugar y fechas del autor :
Oviedo, 29/04/1900 -- París, Francia, 25/10/1973


Descripción

Fernández recreó en varias ocasiones el tema del caballo. Tres obras, tituladas Cheval, forman parte de la Colección de Arte de Fundación Telefónica. Dos grabados, uno sobre plancha de cobre (1971) y un aguafuerte (1961), y un dibujo en aguada y lápiz sobre papel (1961). Pero Fernández había ejecutado obras de caballos en años anteriores. Al parecer, cuando tenía tan solo un año de edad, pintó una acuarela en la que el motivo principal eran dos caballos y que fue conservada durante años por una tía suya. Durante su época abstracta, titula Caballo a una de sus obras, y en su época picassiana recurre también a la cabeza de un caballo muerto como tema principal de L'immense bouche (1939), perteneciente también a la Colección de Arte de Fundación Telefónica. En éste dibujo, Fernández escoge un tratamiento quasi escultórico para representar al caballo, que destaca por su volumetría. La sencillez y la pureza de líneas, rasgo tan característico en la obra del asturiano, consigue eliminar todo detalle superfluo para presentar una imagen del animal que se caracteriza por el esquematismo y la reducción formal. Como suele ser habitual en él, utiliza contrastes lumínicos para acentuar el volumen del caballo y sombrea determinadas zonas para sugerir profundidad o para señalar las crines, la cabeza y la cola. Pinta un fondo neutro para evitar distraer la atención del motivo principal. El dibujo contiene la siguiente dedicatoria: "Para Ramón Esparza, con la admiración y la amistad de Fernández".