Fundación Telefónica Brasil recibe el Premio Viva Voluntario 2018

El programa de Voluntariado de la Fundación está incluido en la categoría Voluntariado Empresarial en el Día Nacional del Voluntario.




El 28 de agosto es una fecha muy especial en Brasil. Se celebra el Día Nacional del Voluntario, un homenaje a quien dedica parte de su tiempo a compartir conocimientos, habilidades y a transformar el mundo que le rodea. La Fundación Telefónica Vivo trabaja desde hace trece años promoviendo y prestando su apoyo a acciones solidarias a lo largo y ancho de Brasil mediante un Programa de Voluntariado que consta de múltiples proyectos y fomenta la participación de los trabajadores en favor de la educación y la ciudadanía.

Gracias a los resultados alcanzados y a la experiencia adquirida en todo este tiempo, el Programa de Voluntariado de la Fundación Telefónica Vivo se ha visto recompensado este año con el Premio Viva Voluntario, en la categoría “Voluntariado Empresarial”. En 2018 fueron cerca de 300 las iniciativas de voluntariado que se presentaron a dicho galardón.

El premio forma parte del Programa Nacional de Voluntariado y busca la implicación del gobierno, sociedad civil y entidades privadas en favor de una movilización social transformadora que haga posible cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU.

La ceremonia, celebrada el 28 de agosto en Brasilia, contó con cuatro categorías de premios: Voluntariado en las Organizaciones de la Sociedad Civil, Voluntariado en el Sector Público, Líder Voluntario y Voluntariado Empresarial. En esta última categoría se tuvo en cuenta el impacto generado por los proyectos relacionados con la Fundación Telefónica Vivo. Destacan el estímulo al ciudadano transformador, la formación en plataformas digitales y el apoyo a la consolidación del tercer sector.

“A través de nuestro Programa de Voluntariado, nuestros empleados ejercen ciudadanía, reforzamos los valores solidarios y la empatía y, con ello, hacemos posible un mundo mejor y más justo. Por ello, animamos cada vez más a nuestros equipos a que se impliquen en acciones que contemplen dichos valores. Nuestro deseo no es otro que el de construir una red cada vez mayor de personas implicadas socialmente, sensibilizadas con la idea de colaborar y realizar buenas acciones. ¡Y la conquista de este premio nos muestra que estamos en el buen camino!”, afirma Américo Mattar.

¿En qué consiste ser voluntario de la Fundación Telefónica Vivo?

“Gracias a la organización del trabajo voluntario que se hace desde la Fundación Telefónica Vivo no hay excusas para que, quien lo desee, se implique en hacer el bien”, asegura el director de producción Pedro Facuri al ser consultado sobre qué significa ser voluntario.

Poder ver en la mirada de las personas a las que ayudamos lo importante que esa ayuda ha sido para ellas, justifica todo el esfuerzo

Este empleado vino de Porto Alegre el año pasado y desde su llegada a São Paulo se mostró interesado en los programas que ofrecía la empresa. Hasta ahora ha participado en el Día de los Voluntarios y en Piensa en grande (Pense Grande) y el próximo paso es participar en las Vacaciones Solidarias.

“Vale la pena participar en un proyecto en el que uno puede ver dónde empezó y a dónde llegó”, dice Pedro Facuri.

El consultor de marketing Jurandir Muniz Júnior, en cambio, es voluntario desde las primeras ediciones del Día de los Voluntarios. Para él, el momento más esperado del año es aquel en el que amigos y compañeros de trabajo se reúnen para ayudar a otras personas.

“Las acciones de voluntariado son muy importantes. Siempre puedes ayudar en algo. A veces parece poco, pero hay gente que no tiene acceso a la información y a los servicios que consideramos básicos”, reflexiona este empleado acerca de ayudar al prójimo.

Según Júnior, la oportunidad de combinar trabajo y voluntariado no solo facilita, sino que puede fomentar transformaciones. “Gracias a estas actividades descubrí habilidades que desconocía que tenía. Poder ver en la mirada de las personas a las que ayudamos lo importante que esa ayuda ha sido para ellas, justifica todo el esfuerzo. Resulta realmente gratificante”, añade.

“Más allá de la satisfacción de trabajar en una empresa que dedica un día de trabajo a la comunidad, lo que más llena es poder hacerlo de la mano de amigos y compañeros”, afirma Jurandir Muniz Júnior, al lado izquierdo de la foto.