El Internet of Things llega al Camino de Santiago

35 peregrinos con discapacidad, amigos y familiares, acompañados de una decena de Voluntarios Telefónica, han realizado el Camino de Santiago en bicicletas adaptadas. Además, utilizaron dispositivos conectados durante la ruta para facilitarles el Camino y aportar tranquilidad a los peregrinos y sus familiares.




Durante el puente del Pilar, 35 peregrinos con discapacidad han hecho un tramo del Camino de Santiago en bicicletas adaptadas, gracias a la Fundación También. Una experiencia única que llevan realizando de manera pionera desde 2004 y en la que este año también colaboran nuestros Voluntarios Telefónica, que acompañaron a los peregrinos. Como novedad, y gracias a Telefónica IoT (Internet of Things), se han utilizado dispositivos conectados durante toda la ruta para facilitar el Camino de Santiago a los participantes.

Del 11 al 15 de octubre, la Fundación También puso rumbo a Galicia para realizar una de las actividades más esperadas y demandadas del año, el Camino de Santiago en bicicletas adaptadas. Una experiencia que ha dado la oportunidad a más de un millar de personas con cualquier tipo de discapacidad de vivir la ruta de peregrinación más importante del planeta. Este año es posible gracias a la colaboración del Programa Voluntarios Telefónica, donde una decena de voluntarios acompañarán en todo momento a los peregrinos durante la ruta, dedicando el tiempo de sus vacaciones a este proyecto y haciendo posible la realización de un camino único lleno de solidaridad. Esta actividad también cuenta con el apoyo ALSA, y Fundación Repsol, siempre fiel al programa de ciclismo adaptado de la Fundación También.

Este año, y como novedad, se utilizaron dispositivos conectados durante toda la ruta para facilitar el recorrido a los 35 peregrinos con discapacidad que pondrán rumbo a Santiago desde el 11 hasta el 15 de octubre. Esta iniciativa, realizada con el apoyo de Telefónica IoT, ha servido para dar tranquilidad a los peregrinos y sus familiares, dado que los coordinadores pudieron en todo momento seguir a los participantes en tiempo real desde una web o App y saber, cuando los grupos se dispersaban por el camino, cómo de lejos van, por delante o detrás, para reunirlos a todos. Además, a través de esta misma App todos los peregrinos pudieron tener su bitácora de viajes y compartir hitos y fotos del recorrido, gracias a la solución de Geogestión que de Telefónica IoT.

 

 

Adicionalmente, gracias a la solución de Gestión de Flotas, los coches que trasladaron a los voluntarios y participantes diariamente hasta el punto de partida de la etapa, dispusieron de un dispositivo de geolocalización para saber su ubicación exacta, tiempo de desplazamiento, localización respecto a los puntos más importantes del recorrido (talleres, hostales o tiendas), lo que permitió a los coordinadores solucionar de forma mas ágil las posibles incidencias y gestionar mejor la logística del Camino.

Handbikes, triciclos adaptados, tándems, joëlettes y bicicletas convencionales inundarán 40 kilómetros del Camino de Santiago, que se realizaron en un total de cinco etapas (desde Palas de Rey hasta la Plaza del Obradoiro) demostrando que las personas con discapacidad pueden disfrutar del deporte, del ocio y de la inclusión. Y para ello no hay edades – en este grupo de peregrinos van pequeños desde los 9 años hasta personas de 60- y con todo tipo de discapacidad, en un 80% física, un 15% psíquica y un 5% sensorial.

Una actividad que, a su vez, se convierte en una llamada de atención para reclamar una mayor accesibilidad y el fomento de actividades inclusivas que permitan a las personas con discapacidad disfrutar de ellas en igualdad de condiciones.

En Twitter,todo lo referente a esta actividad se siguió a través del hashtag #ElCaminoConectado.