Fundación Telefónica se alía con el Ayuntamiento de Barcelona para reducir la brecha digital a través del empleo

La 'Declaración de Barcelona por la Inclusión Social Digital' dará prioridad a los programas de retorno social entre los colectivos en los que la brecha digital es más profunda. Fundación Telefónica participa en este acuerdo con el programa de 'Empleo Digital', que próximamente inaugurará itinerarios formativos en la Ciudad Condal.




Fundación Telefónica ha firmado la ‘Declaración de Barcelona por la Inclusión Social Digital’, un acuerdo entre el ayuntamiento de la Ciudad Condal y varias fundaciones tecnológicas que sella el compromiso mutuo de dar prioridad a los programas de retorno social entre los colectivos en los que la brecha digital es más profunda. Fundación Telefónica participa en esta declaración con el programa ‘Empleo Digital’, que próximamente inaugurará varios cursos de formación en Barcelona.

Aprovechando la celebración de una nueva edición del Mobile World Congress, el Ayuntamiento de Barcelona y la Fundación Telefónica, la Fundación Vodafone, la Fundación Orange, la empresa Cisco Systems y la empresa Lenovo se proponen, han firmado un acuerdo de colaboración para poder trabajar juntos en la reducción de la brecha digital.

El objetivo es maximizar el impacto de los programas de retorno social que estas fundaciones y empresas despliegan en Barcelona en el ámbito de la inclusión social digital. Para conseguirlo, se articularán mecanismos de coordinación con el gobierno local para que la labor que realizan las fundaciones y empresas pueda alinearse con las políticas públicas que está impulsando el Ayuntamiento. Se dará prioridad a aquellos barrios y franjas de población que el gobierno ha identificado como más vulnerables.

En la firma han participado Gerardo Pisarello, Primer teniente de alcalde Ayuntamiento Barcelona, Aleix Valls, Director General Mobile World Capital Barcelona; Joan Cruz, Director de Relaciones Institucionales de Fundación Telefónica; Santiago Moreno, Director general de Fundación Vodafone España;  Rocío Miranda de Larra, Directora de Responsabilidad Social Corporativa y sostenibilidad de Orange España; Xavier Massa, Director de Operaciones de Administración Pública de Cisco Systems; y Pau Ortiz, Spain Enterprise Manager de Lenovo.

Principales puntos de la ‘Declaración de Barcelona por la Inclusión Social Digital’

Utilizar la tecnología como herramienta para generar oportunidades  y desarrollar soluciones innovadoras en ámbitos como la educación, la sostenibilidad, la salud, la inclusión social, la accesibilidad o la movilidad. Estos son los principales objetivos de la ‘Declaración de Barcelona por la Inclusión Social Digital’, un plan que contempla tres puntos principales:

  • Asumir el compromiso de trabajar conjuntamente en la definición y priorización de los programas de retorno social, de manera que puedan estar alineados con las políticas que está desplegando el Ayuntamiento de Barcelona, priorizando aquellos colectivos y barrios en los que la brecha digital es más profunda.
  • Impulsar en el plazo de tres meses un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Barcelona y cada una de las partes para formalizar las líneas de trabajo compartido.
  • Crear una comisión de seguimiento entre el Ayuntamiento y cada una de las empresas para identificar y colaborar en la implementación de Proyectos y Programas a desplegar conjuntamente.

Plan Barcelona Ciudad Digital 2017-2020

Estudios recientes constatan que en Barcelona aún existen diferencias en el acceso de la ciudadanía a las tecnologías: una brecha digital discurre por barrios, niveles de renta, géneros y edades. Para dar respuesta a estas diferencias, entre otros objetivos, el Ayuntamiento ha creado un área de Tecnología e Innovación Digital, y ha puesto en marcha del Plan Barcelona Ciudad Digital 2017-2020. Este plan contempla de manera prioritaria la transformación y la innovación digital del sector público, así como la promoción de los sectores socioeconómicos con alto componente tecnológico. Y también la capacitación digital de la ciudadanía para paliar los desequilibrios territoriales y sociales. En este sentido, se están desarrollando políticas para mejorar la educación y la ocupación en el ámbito digital a través de programas de capacitación de jóvenes, gente mayor y colectivos en riesgo de exclusión, se están poniendo en marcha iniciativas que fomenten el desarrollo local y comunitario y minimicen la brecha digital, social y de género, a la vez que se está dando apoyo a los agentes innovadores locales.

El acceso a las nuevas tecnologías es ya un factor que determina la igualdad de oportunidades de nuestras comunidades y, por lo tanto, su capacidad de aprovechar todo el talento de su gente. Por ello, garantizar el derecho de acceso a las tecnologías es un reto de ciudad, de las ciudades del siglo XXI. Y Barcelona quiere ser líder en el desarrollo de respuestas a este reto. Se trata de una labor que implica a todo el mundo. En el sector público, pero también en el resto de agentes económicos. Y, en particular, en aquellos que son pioneros en la economía digital. De hecho, muchas de las empresas punteras que operan en la ciudad ya están llevando a cabo programas de retorno social orientados, precisamente, a la reducción de la brecha digital y a la capacitación de aquellos colectivos con más dificultades para poder desarrollarse plenamente en las nuevas tecnologías.