Los Voluntarios Telefónica dan testimonio de su apoyo a ONG’s que luchan contra el cáncer, el autismo y el ictus cerebral

Medio centenar de voluntarios han acudido el pasado 3 de febrero 2915 al Auditorio 'Centro de Demostraciones' del Edificio Central de Distrito Telefónica para escuchar de primera mano la experiencia de tres de sus compañeros con ONG dedicadas a luchar contra el cáncer, el autismo y el ictus cerebral




Con motivo de la IX Convocatoria de Ayudas a Proyectos Solidarios de Voluntarios Telefónica, José Antonio González Estévez _que colabora con Aleph Tea_, Raúl del Cerro _uno de los protagonista del Mediterranean Challenge con la Asociación Española Contra el Cáncer_ y Mamen Vivancos Bono _Integración Social y Daño Social Adquirido con Nueva Opción de Valencia_, han animado a un centenar de compañeros a que presenten sus proyectos solidarios. Aquí puedes volver a ver la Jornada ‘Tu proyecto Voluntario’ en diferido.

El voluntario Jesús González Estévez ha destacado que la amistad con jóvenes con autismo impacta de tal manera que cuando uno comienza a apoyar esta causa social, no puede dejarlo: “el autismo es una cosa desconocida que causa miedo, pero una vez saltada esa barrera, te das cuenta de que su vida no es muy diferente a la de una persona normal”. Así, ha indicado que un autista solo necesita de una persona que lo ayude.

Por su parte, Raúl del Cerro, que atravesó a nado la distancia que media entre Menorca y Barcelona, junto a tres nadadores más, consiguió reunir 80.000 euros que se destinaron a la Asociación Española Contra el Cáncer: “me hace feliz hacer lo que te gusta ayudando a la gente, implicando a cientos de miles de personas”. Con respecto a su experiencia, ha comentado que “en medio del mar, la noche es muy dura. Hay momentos de profundidad de 3.000 metros”. Ha comparado también la lucha titánica contra las olas con la que mantienen los pacientes de cáncer: “A cada minuto te preguntas si quieres parar, al igual que les ocurre a las personas que luchan contra el cáncer, pero sigues hasta el final”. Anunció además que en 2016 quiere llevar a cabo el reto de unir a nado Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera: ¡340 km.!

A continuación, la voluntaria Mamen Vicancos, que colabora ayudando a personas con daño cerebral adquirido _ictus cerebral_, destacó que siente una gratificación increíble apoyando a estas personas, que tienen una gran dependencia a nivel social y cognitivo. También señaló que las jornadas de ayuda en la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de Valencia, de 9:00 a 17:00, supone un tiempo de respiro para los familiares que minimiza el impacto emocional en sus entornos.

Por último, José García Aupetit, responsable del Servicio de Apoyo a Familias de Aleph Tea España, incidió en lo imprescindible que era el apoyo de personas como José Antonio González Estévez, que daba su tiempo libre para ayudar a chavales con autismo.

Necesidad del voluntariado corporativo

En una sociedad determinada por grandes retos que afectan a todos los actores públicos y privados, el fenómeno del voluntariado surge como respuesta ciudadana a las necesidades de la sociedad y de los colectivos más desfavorecidos. Más allá de la mera filantropía pasiva, la ayuda a los demás también forma parte de la excelencia.

La directora de Voluntarios Telefónica, Marián Juste, moderadora del acto, ha lanzado varias preguntas al público: ¿Qué tipo de profesionales queremos ser?, ¿Qué podemos y debemos hacer con el enorme potencial ético y formativo de nuestros trabajadores?, ¿Qué clase de empresa queremos construir y con qué ética, ante una comunidad en la que estamos inmersos y que cada día nos necesita más?.

“El voluntariado responde a una necesidad real de colaboración, no persigue ningún tipo de beneficio, salvo el del capital social: el bienestar de los demás”, ha comentado Juste. “Ante la mayoría de problemas sociales, económicos y medioambientales, tenemos la obligación ética de crear valor, de fomentar la inclusión social y de facilitar respuestas a las necesidades y nuevos retos sociales”, ha señalado la directora de Voluntarios Telefónica.

Las propuestas que envíen los compañeros deben contribuir al desarrollo social, mejorando la calidad de vida de los colectivos desfavorecidos, fomentando la igualdad de oportunidades socio-laborales, contribuyendo a la protección medioambiental y al desarrollo cultural.

Los asistentes destacaron que por iniciativa, capacidad y compromiso, los voluntarios de Telefónica están creando relaciones de largo recorrido y de confianza para el desarrollo de un mundo mejor.