El reloj del Edificio de Telefónica en Gran Vía cambia de color como símbolo de transformación

El pasado lunes 1 de julio, por la noche, el reloj del emblemático edificio de Telefónica, en la Gran Vía madrileña, cambiaba su tradicional color rojo por el azul, como símbolo de la transformación que ha emprendido la compañía.

El reloj de Gran Vía se pasa al 'blue light'

El reloj de Gran Vía se pasa al 'blue light'




 

La luz azul del reloj de Gran Vía representa el “blue light” que identifica a la marca Telefónica en su identidad actual.

Durante los días previos se cambió de sistema de iluminación, sustituyendo las piezas exteriores del perímetro del reloj, de neón, por otras de led, más ecológicas y con un menor consumo.

Esta decisión de cambiar el color del reloj se tomó para simbolizar la transformación y se hizo coincidir con el primer día de la Cumbre de Directivos de 2013 en la que el presidente de Telefónica, Cesar Alierta, desveló cual sería, a partir de ese momento, la Visión de la compañía, “Be More” y el objetivo de convertir Telefónica en una telco digital.