Voluntarios Telefónica participan en un curso de esquí adaptado para personas con discapacidad en Sierra Nevada

La iniciativa, que desarrolló en la estación de esquí de Sierra Nevada, contó con un total de 12 participantes, entre personas con discapacidad y Voluntarios Telefónica.

La iniciativa se desarrolló en la estación de esquí de Sierra Nevada, y contó con un total de 12 participantes, entre personas con discapacidad y Voluntarios Telefónica.

La iniciativa se desarrolló en la estación de esquí de Sierra Nevada, y contó con un total de 12 participantes, entre personas con discapacidad y Voluntarios Telefónica.




 

Granada, 6 de marzo de 2013.- Sierra Nevada, en Granada, fue el paraje elegido para desarrollar esta actividad y así, junto con la Fundación Deporte y Desafío, seis Voluntarios Telefónica llenaron sus pistas de esquí de ejemplos de superación, participando activamente en el Curso de Esquí Alpino Adaptado para personas con diferentes tipos de discapacidad.

La iniciativa se desarrolló durante el fin de semana del 2 y 3 de marzo y contó con un total de 12 participantes, entre personas con discapacidad y voluntarios de Telefónica.

Los deportistas recibieron durante tres días clases con profesores especializados en disciplinas de 3 y 4 huellas, mono-esquí, y guías de ciegos, acompañados en todo momento por nuestros voluntarios.

En el curso participaron personas con distintos tipos de discapacidad, entre ellas, lesión medular, discapacidad intelectual e invidentes. Todos ellos practicaron esta disciplina deportiva, adaptada a su nivel y capacidades particulares, con el objetivo de disfrutar de unos días de convivencia e integración, potenciando sus habilidades sociales y aumentando su autonomía.

Todos estos componentes han sido los responsables del éxito obtenido en una actividad piloto, pero que servirá de ejemplo para futuros proyectos. La experiencia de poder disfrutar de unos días de convivencia e integración, potenciando habilidades sociales y aumentando la autonomía de las personas con discapacidad es, a buen seguro, la mejor motivación para aquellos que disfrutan y progresan con el voluntariado.