19 jóvenes artistas venezolanos nos presentan su visión de la escultura del Siglo XXI en “Ex_culturas. Prácticas tridimensionales”

El calendario expositivo de Fundación Telefónica Venezuela y Periférico Caracas en 2013 comienza con esta importante muestra colectiva que se podrá contemplar hasta el 17 de marzo

El calendario expositivo de Fundación Telefónica Venezuela y Periférico Caracas en 2013 comienza con esta importante muestra colectiva que se podrá contemplar hasta el 17 de marzo.

El calendario expositivo de Fundación Telefónica Venezuela y Periférico Caracas en 2013 comienza con esta importante muestra colectiva que se podrá contemplar hasta el 17 de marzo.




 

Caracas, 21 de febrero de 2013.-Fundación Telefónica y Periférico Caracas | Arte Contemporáneo inician el año 2013 presentando la exposición colectiva “Ex_culturas. Prácticas tridimensionales”, que se podrá contemplar hasta el 17 de marzo en el Centro de Arte Los Galpones.

Bajo la curaduría de Félix Suazo, la muestra reúne a un grupo de 19 artistas venezolanos conformado por Mariana Bunimov, Valerie Brathwaite, Bonadies & Olavarría, Iván Candeo, Ángela Bonadies, Jaime Gili, Alí González, Mauricio Lupini, Daniel Medina, Luis Molina-Pantin, Jorge Pedro Núñez, Juan José Olavarría, Claudio Perna, Oscar Abraham Pabón, Luis Poleo, Alfredo Ramírez, Juan Carlos Rodríguez, Luis Salazar y Alfred Wenemoser, cuyas propuestas aprovechan libremente elementos del lenguaje escultórico, la objetualidad y la instalación.

En general, estos artistas no enmarcan su actividad dentro del oficio escultórico, aunque sí hacen un manejo consciente –a veces irónico- de sus códigos, aproximándose a la tridimensionalidad desde un sustrato reflexivo, dando a este medio una dimensión más conceptual que técnica.

Esta muestra forma parte del convenio que Fundación Telefónica y Periférico Caracas | Arte Contemporáneo mantienen desde el año 2011, con el objetivo de fomentar y promover su  patrimonio artístico y facilitar el acercamiento del arte contemporáneo a diferentes públicos en sus diversas manifestaciones plásticas.

 

Una exposición colectiva dedicada a la escultura del Siglo XXI

Según el curador de la muestra, Félix Suazo, “la escultura en nuestros días ya no puede ser definida bajo criterios tradicionales.  Muchas cosas cambiaron desde que las estatuas perdieron el pedestal  que les servía de tribuna, desplazándose hacia una condición a medio camino entre la arquitectura y el paisaje. Ese desplazamiento de lo escultórico hacia la creación de situaciones indeterminadas constituye una de las operaciones características de los lenguajes contemporáneos, fenómeno que viene a coincidir con la quiebra del modelo disciplinar y la consecuente  mezcla de medios, heterogeneidad de materiales y lenguajes de distinta procedencia”.

En el conjunto que forma la muestra destacan las obras alusivas a la arquitectura popular y el urbanismo moderno, estructuradas a partir de diversas estrategias constructivas o destinadas a la producción de modelos a escala, remitiéndose a aspectos relacionados con el falso confort (Bunimov), las representaciones del territorio (Poleo), la materialidad y el vacío (Pabón), la crisis habitacional (Bonadies & Olavarría), el aislamiento (Rodríguez) y la yuxtaposición de soluciones estéticas aparentemente incompatibles (González).

También se encuentran las propuestas que se interesan por la incidencia de la geometría y el diseño  en la vida cotidiana, poniendo en cuestión las promesas, fracasos y resurrecciones  “incorrectas” del proyecto moderno, tal como se aprecia en las estructuras que evocan al cinetismo (Medina), el constructivismo (Núñez), así como los ornamentos “futuristas” utilizados por Gili, los elementos desestabilizadores de Wenemoser y las indagaciones de Lupini sobre Gio Ponti.

Otro núcleo importante lo conforman las exploraciones que subvierten los presupuestos físicos de la escultura, ya sea a partir del uso de sólidos blandos (Brathwaite), el empleo de patrones orgánicos para generar estructuras áureas (Ramírez) o la elaboración de facsímiles corpóreos de imágenes bidimensionales (Candeo).

Por otra parte se encuentran las instalacionesintermediales que se mueven hacia la lógica del discurso mediático (Olavarría) o desbordan las convenciones del plano pictórico (Salazar) para abordar sucesos de actualidad o cuestionar los rituales axiológicos del campo del arte.

Finalmente, hay trabajos donde la materialidad y sentido del monumento deviene imagen reproducible, perdiendo su pregnancia física (Perna, Molina-Pantin, Poleo, Bonadies). De esta manera, una fotografía, una postal e incluso un billete pueden recuperar el espesor simbólico de las estatuas y hacerlas circular más allá del lugar donde se encuentran.

En síntesis, las prácticas tridimensionales de la actualidad proponen un reenfoque conceptual y perceptivo que exige la interlocución reflexiva del espectador para completar su propósito.