Las palomas urbanas del artista belga Tuur Van Balen, ganadoras del Concurso Internacional VIDA 14.0

Fundación Telefónica ha dado a conocer las obras ganadoras del certamen internacional VIDA 14, un concurso que se ha convertido en un referente mundial en la investigación artística de la vida artificial. En esta edición han participado 225 proyectos procedentes de 34 países

Pigeon d'Or. Tuur van Balen, Bélgica.

Pigeon d'Or. Tuur van Balen, Bélgica.




 

Madrid, 13 de diciembre de 2012.- Fundación Telefónica ha anunciado las obras ganadoras del certamen internacional VIDA 14.0, un concurso que refleja el compromiso de Fundación Telefónica por promover la investigación en el terreno del arte y las nuevas tecnologías.

Un jurado de prestigio internacional compuesto por la directora de VIDA, Mónica Bello Bugallo (España), Jens Hauser (Francia), Karla Jasso (México), Martin  Kaltenbrunner (Austria), Sally Jane Norman (Nueva Zelanda/Francia) y Nell Tenhaaf (Canadá) han seleccionado a los ganadores de esta edición entre los 225 proyectos presentados por artistas procedentes de 36 países.

La edición de VIDA 14.0 ha ofrecido una amplia panorámica de lo que hoy en día constituye el arte y la vida artificial. Entre los proyectos premiados se conjugan algunas de las perspectivas clásicas de la disciplina basadas en simulaciones y sistemas informáticos junto  con las nuevas tendencias que exploran el potencial de las biotecnologías y las ciencias medioambientales. Mientras esto ocurre en la elección de los temas, concurren a VIDA creadores de campos variados como el diseño, la ingeniería, la arquitectura o la ciencia, lo que confirma la multidisciplinariedad como uno de los rasgos del concurso.

De los 225 proyectos procedentes de 34 países que se han presentado en esta edición, hay que destacar, especialmente, la participación de España con 52 trabajos, México con 25, Alemania con 23 y Argentina y  Estados Unidos con 15 y 14, respectivamente.

En esta ocasión los tres primeros premios han correspondido a “Pigeon d'Or´”, del artista belga Tuur van Balen; “Irrational computing”, de Ralf Baecker (Alemania) y “May the horse live in me”, obra de AOO/Art Orienté Objet: Marion Laval-Jeantet y Benoît Mangin (Francia). Asimismo, las siete Menciones de honor concedidas en VIDA 14.0 encontramos una amplia articulación de los temas descritos en los tres primeros premios, así como otros que se han desarrollado anteriormente en proyectos premiados en otras ediciones.

 

Pigeon d'Or

Tuur van Balen, Bélgica

El artista y diseñador Tuur Van Balen explora en Pigeon D'Or el ecosistema urbano a través de la búsqueda de una plataforma biotecnológica ideal para explorar la complejidad de este entorno y las relaciones que existen entre sus habitantes. Participando en el trabajo de aficionados a la columbofilia, el artista descubre en este proyecto valiosas prácticas de ciencia ciudadana en donde la fauna urbana es dotada de un nuevo sentido.

 

Irrational computing

Ralf Baecker. Alemania

Los cinco módulos que forman esta instalación sutil explicitan las cualidades y procesos ocultos de cristales semiconductores como el silicio, el cuarzo o el carburo de silicio que hacen funcionar la tecnología informática de transistores y circuitos integrados. Baecker aprovecha las propiedades físicas de tales cristales para generar un procesador de macroseñales rudimentario, y los muestra en cantidad suficiente como para evidenciar que son materias primas.

 

May the horse live in me

AOO/Art Orienté Objet: Marion Laval-Jeantet y Benoît Mangin. Francia

El anhelo por comprender el comportamiento de los animales y la relación que con ellos adquirimos como humanos es un debate constante en nuestra cultura. Constituye precisamente éste uno de los temas centrales a los que se han dedicado los artistas Marion Laval-Jeannet y Benoît Mangin (Art Orienté Object) durante su trayectoria artística.