Fundación Telefónica forma agentes del cambio en El Salvador

Un total de 126 jóvenes participaron en un encuentro que sirvió para que aprendieran “cómo ser agentes de cambio” para sus comunidades y para el país.

Un total de 126 jóvenes participaron en un encuentro que sirvió para que aprendieran “cómo ser agentes de cambio” para sus comunidades y para el país.

Un total de 126 jóvenes participaron en un encuentro que sirvió para que aprendieran “cómo ser agentes de cambio” para sus comunidades y para el país.




 

San Salvador, 22 de noviembre de  2012. Fundación Telefónica realizó este fin de semana su III Encuentro Nacional de Jóvenes, que contó con 126 participantes procedentes de todo el país. El evento, que se enfocó en “Cómo ser agentes de cambio”, permitió, durante dos días, orientar a los jóvenes sobre liderazgo, integración, trabajo en equipo e implementación de estrategias para alcanzar las metas.

La bienvenida a los asistentes estuvo a cargo de Yanira Espinola, encargada de los programas sociales de Fundación Telefónica en el país, quien los invitó a aprovechar los tres días del encuentro. “Queremos que de este campamento, de este III Encuentro se lleven no solo una maleta de cosas buenas, de recuerdos, sino también una maleta llena de aprendizajes para que puedan cumplir sus sueños”, dijo Yanira Espínola.

Durante el III Encuentro, que se ejecutó bajo la modalidad de campamento, los jóvenes aprendieron, mediante la realización de juegos y dinámicas como el canopy, el péndulo, la telaraña, cuerdas altas, entre otros, a conocer sus habilidades, su capacidad para trabajar en equipo e identificar estrategias para alcanzar las metas.

Por su parte, Mario Álfaro, de Soluciones Consulting,  y representantes de Scouts de El Salvador fueron los responsables de supervisar y dirigir las dinámicas y actividades del campamento, con el objetivo de hacer de los jóvenes “agentes de cambio para sus comunidades, para el país y para sus propias vidas”.

Al finalizar este III Encuentro, realizado en el campo Escuela de la Asociación de Scouts de El Salvador, en San Ignacio, Chalatenango, los jóvenes expresaron  mediante juegos y canciones lo que aprendieron, así como sus principales compromisos para con ellos mismos y con su comunidad cercana.

“Mi mayor sueño es ser profesional y ayudar a sacar adelante a mi familia”, expresó Xiomara, una joven de 19 años. Ella quiere ser maestra de inglés y afirmó que lo que más le gustó el campamento es aprender a trabajar en equipo y a socializar con otros grupos.

“Hemos aprendido a enfrentar nuestros miedos con estos juegos y a saber que si trabajamos en equipo y usamos estrategias diferentes podemos alcanzar nuestras metas, por muchos obstáculos que se nos pongan enfrente”, afirmó otro de los jóvenes participantes del III Encuentro Nacional.

El programa dirigido a los egresados de Proniño se inició en El Salvador en 2010 y cuenta con más de 300 inscritos que han recibido ayuda para continuar con sus estudios superiores (ya sean técnicos o universitarios) o aprender oficios. También son asesorados para identificar sus habilidades y elaborar un plan de vida, así como apoyo en pasantías laborales.