Sacapuntas, cuadernos y lápices para un perfecto inicio de clases en Argentina

La campaña "Inicio de Clases" es otra de las propuestas del Programa Voluntarios Telefónica que busca facilitar la provisión de útiles escolares a alumnos de escasos recursos, y en situación de vulnerabilidad social, que concurren a jardines de infantes, y a escuelas de enseñanza primaria.

La campaña 'Inicio de Clases' es otra de las propuestas del Programa Voluntarios Telefónica que busca facilitar   la provisión de útiles escolares a alumnos de escasos recursos, y en situación de vulnerabilidad social.

La campaña 'Inicio de Clases' es otra de las propuestas del Programa Voluntarios Telefónica que busca facilitar la provisión de útiles escolares a alumnos de escasos recursos, y en situación de vulnerabilidad social.




 

Buenos Aires, 24 de mayo de 2012.- En su décima edición, la campaña permitió adquirir 5.500 kits escolares, que están siendo distribuidos en diferentes regiones a lo largo y ancho del país, desde Jujuy y Salta hasta Chubut, pasando por Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Santa Fe y Neuquén.

Los kits escolares entregados por nuestros voluntarios contienen colas vinílicas, gomas plásticas, lapiceras, lápices de colores y negros, juegos de marcadores, set de regla, escuadra y transportador, carpetas escolares, repuestos de hojas, cuadernos tapa dura, sacapuntas metálicos y cartucheras.

En el eje Noroeste, el proyecto 'Inicio de Clases' pudo arribar a escuelas alejadas de los centros urbanos, donde las necesidades de los chicos en edad escolar son realmente urgentes. Uno de los institutos que recibió a los voluntarios del programa es la escuela Fray Mamerto José Seguí, ubicada en la comunidad El Hoyo, a 180 kilómetros de la capital de Santiago del Estero. Se trata de un pueblo sin servicios de agua corriente, y luz, y a pesar de la distancia, los voluntarios pudieron acercarse y darles los kits a 53 alumnos, 45 de ellos en el nivel primario y 8 en el secundario.

“Es realmente necesidad lo que pasan allí, no hay agua, no hay luz, la tierra cubre todo y si llueve es peor todavía porque quedan aislados varios días. Estos son los momentos en que uno se siente orgulloso de la Fundación porque al menos llegamos con algo adonde nadie llega”, contó el voluntario Andrés Feres.

Esta labor que desde hace 10 años lidera el programa Voluntarios Telefónica, a través de la iniciativa de empleados de diferentes empresas del Grupo Telefónica, benefició ya a unos 40 mil niños y niñas de 797 establecimientos educativos.

En Argentina, el programa Voluntarios Telefónica está presente desde noviembre de 2000, fecha desde la cual se han puesto en marcha 702 proyectos de desarrollo social, mejorando la calidad de vida de 206.548 habitantes de barrios, ONG y escuelas de todo el país.