La educación en España mejorará gracias a los emprendedores sociales, según el Premio Príncipe de Asturias de la Cooperación, Bill Drayton

Fundación Telefónica ha celebrado el VI Encuentro Internacional EducaRed 2011 bajo el lema “Actitud 2.0: aprender es compartir” durante tres días en Madrid. El Encuentro, que se ha desarrollado previamente de manera virtual, ha contado con la colaboración de las redes más activas de profesores de España y la presencia de más de 1.500 docentes

En el Encuentro Internacional EducaRed han participado cerca de 1.500 docentes con actitud 2.0

En el Encuentro Internacional EducaRed han participado cerca de 1.500 docentes con actitud 2.0




  • Por su parte, el profesor Sugatra Mitra ha resaltado que los tres fundamentos básicos de la educación son saber leer, investigar y distinguir lo verdadero de lo falso; y el experto en conectivismo, George Siemens, se ha referido al cambio de control que se ha producido en las aulas, donde los estudiantes tienen ahora más herramientas para empoderarse que nunca.
  • Los profesores con actitud 2.0 han aprendido estos días realidad aumentada, códigos QR, geolocalización, entornos 3D y habilidades (cómo pensar como un diseñador o conseguir una comunicación eficaz), además de conocer las nuevas tendencias: educación disruptiva o “fuera de la caja”.

 

Madrid, 22 de octubre de 2011.- El Premio Príncipe de Asturias de Cooperación 2011, Bill Drayton, y los expertos internacionales en aprendizaje y conectivismo Sugata Mitra y George Siemens han cerrado el VI Encuentro Internacional EducaRed 2011 que bajo el lema “Actitud 2.0: aprender es compartir” ha organizado Fundación Telefónica durante tres días en Madrid, en el que han participado más de 1.500 docentes de toda España.

Drayton se ha referido al terremoto más grande que está viviendo la sociedad actual: es el que producen los cambios de las maneras que tenemos de trabajar juntos. A este respecto, según Drayton, se hace necesario que construyamos estructuras y desarrollemos la habilidad de la empatía, una habilidad que tiene que ver con las emociones; en ese sentido, los alumnos que están cambiando su mundo, atraen a muchos alumnos más. “En cada grupo –ha afirmado– siempre hay niños que tienen sueños: son los emprendedores y nuestro desafío como adultos es cómo ayudarlos sin controlarlos y de una manera delicada para que tengan éxito. El regalo más importante que se les puede hacer es hacerles saber que pueden cambiar el mundo, algo mágico”.

Además, el recientemente galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de la Cooperación ha hecho notar que el compromiso de la alfabetización es reciente, de hace tan sólo cien años. La evolución del sistema educativo, en su opinión, ha sido muy rápida hasta llegar a hoy en día, cuando la mayor preocupación de los docentes debe ser aportar a los alumnos las habilidades básicas de la empatía, el trabajo en equipo y el liderazgo para que las desarrollen en un mundo determinado cada vez más por el constante cambio: “la clave del éxito es la capacidad de contribuir al cambio, no sólo de responder a él”, ha afirmado Drayton. También se ha referido al hecho de que ahora la formación técnica requiere de personas que se guíen por una ética empática: “su conocimiento es muy importante, hasta el punto de que sin determinadas habilidades empáticas no pueden acceder plenamente a la informática”.

Este experto está convencido de que se debe hacer un esfuerzo para que cada ser humano tenga la oportunidad de contribuir en el mundo en que está viviendo, al punto de que considera que “sería un delito no facilitar a los niños el descubrimiento de la habilidad de la empatía”. Su intervención ha finalizado con un claro mensaje dirigido no sólo a la comunidad educativa, sino al mundo entero: “debemos asegurarnos de que estos valores no se dañan, porque lo que verdaderamente define a un emprendedor social es querer el bien de todos de una manera profunda: si España no hace esa transición, no irá a ningún lado”.

Por su parte, el profesor Sugatra Mitra ha resaltado que los tres fundamentos básicos de la educación son saber leer, investigar y distinguir lo verdadero de lo falso. Según el impulsor de la exitosa experiencia educativa Hole in the Wall, “hacer las preguntas correctas abre las puertas del aprendizaje y la emergencia de la pedagogía inter pares”. Para él, un grupo de niños con la presencia de un mediador puede aprender casi cualquier cosa.

Por otra parte, el experto en conectivismo, George Siemens, se ha referido al cambio de control que se ha producido en las aulas: “los estudiantes tienen ahora más herramientas para empoderarse que nunca”. Para Siemens, vivimos en un proceso interactivo, dinámico y emergente, en el que lo importante son los espacios y la “ecología” –por ejemplo, el aula–, ese espacio donde los que se conectan comparten conocimiento, “un entorno que determina el tipo de conexión entre los estudiantes en un proceso complejo, que requiere de agentes dinámicos que interactúen y que podríamos considerar incluso biológico”.

 

La información sobre la educación

La mesa redonda Medios y Educación, moderada por Manuel Campo Vidal, ha sido rica en conclusiones sobre el estado de la información sobre educación: Ricardo de Querol, de El País, ha comentado que “si la comunidad educativa no está satisfecha con la información que les damos, los periodistas deberíamos impulsar más una tendencia de abordar cada tema educativo en profundidad”. Paloma Díaz, de El Mundo, ha incidido en el hecho de que la crisis estructural del sistema ha afectado al mundo de la educación y “eso se ha reflejado en la prensa: la labor ahora es saber a qué vamos a darle importancia los periodistas, porque eso –la agenda– será a lo que dé importancia la sociedad”; Ricardo Braginski, de Clarín, apostó por la publicación de noticias positivas sobre la educación, “que en contra de lo que la gente cree, también atraen a los lectores”; Diego Francesch, de Magisterio, ha roto una lanza a favor de los profesores, que padecen una opinión pública muy poco considerada con ellos; y Javier Palazón, de Educación 3.0., se refirió a la necesidad de una colaboración muy estrecha con los profesores: “debemos dar dar a conocer esa pequeñas historias que nos envían los profesores y no hacerles oídos sordos”.

El encuentro, que ha combinado un entorno virtual durante tres meses con el real y ha contado con la colaboración de las redes más activas de profesores de España, se ha desarrollado en cuatro áreas: conocer –con expertos–, experimentar –a través de talleres–, compartir –más de cien docentes comparten sus experiencias en el aula– y debatir –mediante el intercambio conversacional de conocimiento–.