183 jóvenes de El Salvador participaron en el segundo encuentro organizado por Fundación Telefónica

En el marco del Día Internacional de la Juventud, estos jóvenes analizaron la forma de convertirse en “agentes de cambio” para su comunidades y para ellos mismos

183  jóvenes de El Salvador participaron en el segundo encuentro organizado por Fundación Telefónica.

183 jóvenes de El Salvador participaron en el segundo encuentro organizado por Fundación Telefónica.




  • Los jóvenes se inscribieron para optar a becas universitarias, técnicas y para aprender oficios, así como para recibir orientación vocacional

Salcoatitán, Sonsonate, sábado 13 de agosto de 2011.- Casi 200 jóvenes provenientes de diferentes zonas del occidente del país se congregaron en la finca “Moros y Cristianos”, en Salcoatitán, Sonsonate, para seguir trabajando, con la colaboración de Fundación Telefónica, en un plan de continuidad educativa y emprendimiento.

Los jóvenes participantes están por graduarse de bachilleres, y han sido atendidos por Proniño, el programa de Fundación Telefónica que busca erradicar el trabajo infantil mediante la escolarización de calidad, y que forman parte de Programas Sociales para Jóvenes, otro de los programas con los que Fundación Telefónica le sigue apostando a impulsar el conocimiento y la mejora en la calidad educativa de los salvadoreños.

“Yo soy quien soy porque me he esforzado con mis estudios, y lo que uno quiere se logra con esfuerzo”, dijo Karina, una de las jóvenes egresadas de Proniño y que ahora ya cursa, por medio de una becada gestionada por Fundación Telefónica, un técnico en enfermería.

Pero al igual que Karina, el resto de jóvenes presentes también le apostaron a la superación a través de la educación, del esfuerzo propio. Incluso hubo quienes afirmaron que los jóvenes no deben “esperar a que la comunidad  haga algo por ti, mejor pregúntate que puedes hacer tú por tu comunidad”, dijo Mario, quien llamó a los presentes en el II Encuentro de Jóvenes El Salvador a convertirse en líderes y guías de otros jóvenes que no están aprovechando las oportunidades y que se han unido a pandillas o drogas. “No hay que ser egoístas, los podemos ayudar”, agregó.

“Deseamos continuar nuestros estudios en la universidad”, dijo otro de los jóvenes que se gradúan de bachilleres este año.

Al final de la jornada, el grupo de jóvenes fue invitado a inscribirse para optar a diferentes opciones de ayuda: becas universitarias, becas para estudios técnicos o aprendizaje de oficios, pasantías, orientación vocacional y a un programa, impulsado por Voluntarios Telefónica,  para convertirse en agentes de cambio y contribuir, mediante la divulgación de valores, a erradicar la violencia en sus comunidades.

Los jóvenes estuvieron acompañados y apoyados por un grupo de colaboradores formados por egresados de Proniño y por un grupo de Voluntarios Telefónica.