OIT, Gobierno y Fundación Telefónica conmemoran el día mundial y nacional contra trabajo infantil

En El Salvador existen 177,070 niños, niñas y adolescentes que trabajan. De estos, el 58.4% trabaja y estudia

Autoridades, representantes de Proniño y jóvenes del programa al final del evento del 12 de junio2011.

Autoridades, representantes de Proniño y jóvenes del programa al final del evento del 12 de junio2011.




  • La mayoría de niños trabaja sin remuneración y en trabajos, que de acuerdo a regulaciones nacionales e internacionales, son peligrosos.

San Salvador,  12 de junio 2011.-  La Oficina Internacional del Trabajo (OIT), el Gobierno de El Salvador, a través  de la Secretaría de Inclusión Social y Fundación Telefónica conmemoraron este domingo el Día mundial y nacional contra el trabajo infantil.

En el marco de esta actividad las autoridades develaron un banner gigante, con el cual se pretende que el tema del trabajo infantil  y los trabajos peligrosos esté presente en la mente de la población salvadoreña, que a diario transita por estas vías. La idea con esta acción es generar conciencia sobre la realidad que aún persiste para miles de niños salvadoreños y reiterar que se requieren de acciones conjuntas para encausar a toda la niñez trabajadora hacia oportunidades reales de educación y desarrollo porque “Un El Salvador sin trabajo infantil es posible”.

Hernán Ozón, representante de Fundación Telefónica en El Salvador, habló de los resultados que genera el trabajo conjunto entre diversos actores de la sociedad y que se ha traducido en un claro aporte para ir reduciendo el trabajo infantil y potenciando una educación de calidad con programas complementarios como las salas de nivelación, las Aulas Fundación Telefónica y EducaRed, entre otros.

“Proniño, el programa de Fundación Telefónica que contribuye a la erradicación del trabajo infantil desde 2005, es ejemplo de esa sinergia de esfuerzos, ya que hemos logrado atender a cerca de 6,300 niños trabajadores ubicándolos en un salón de clases y dándoles continuidad y atención integral, tanto a ellos, como a sus familias”, dijo, y destacó que todo esto se ha hecho en coordinación con las comunidades y las instituciones educativas y de gobierno.

La última Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (2010) detalla que en El Salvador, aunque ha habido una reducción de 6.3% en los niños trabajadores, todavía existen 177,070 niños, niñas y adolescentes que realizan trabajos, muchos de ellos considerados peligrosos.
El trabajo peligroso es una de las peores formas de trabajo infantil,  cuya eliminación es uno de los objetivos para 2016. Esa es una de las metas plasmadas en la “Hoja de Ruta para hacer de El Salvador un país libre de trabajo infantil y sus peores formas”, que retomó y está implementado el gobierno de El Salvador.

Precisamente, la OIT  trabaja, junto al gobierno,  para integrar una acción tripartita (gobierno, empleadores y trabajadores)  que luche  con urgencia contra el trabajo infantil y  los trabajos peligrosos, y ese es el principal el objetivo de la campaña impulsada este 2011.

“Este año el foco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil son los llamados trabajos peligrosos. Estos son aquellos que, por su naturaleza, es probable que dañe la salud, seguridad o moralidad de los niños que se vean obligados a desempeñarlos. Las consecuencias de este tipo de trabajo pueden ser inmediatas o a largo plazo: lesiones, discapacidad o incluso la muerte”, afirmó Virgilio Levaggi, director de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) para Centroamérica, Panamá y República Dominicana.

Asimismo añadió que “la cuestión del trabajo infantil peligroso no es menor y demanda, especialmente en países donde las secuelas de la crisis financiera internacional todavía son vigorosas, vigilancia pública y ciudadana para no recurrir –en estos momentos- al trabajo infantil como un atajo para la obtención de ingresos para las familias más pobres”.

Por su parte, la primera Dama de la República y Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato reafirmó el firme compromiso de este gobierno por cumplir con las metas establecidas en la Hoja de Ruta para hacer del El Salvador un país libre de trabajo infantil y los Objetivos del Milenio en torno a la erradicación del trabajo infantil, y contribuir a la inclusión social de todas las niñas y niños trabajadores por medio de  una educación de calidad.

Como parte de esos compromisos, el Gobierno de El Salvador ha trabajado, de acuerdo a lo establecido por el convenio 182 de la OIT, en la elaboración de un listado de trabajos peligrosos, que estará listo próximamente.

En el evento también participó el ministro de Trabajo y Previsión Social, Humberto Centeno; la embajadora de Estados Unidos en el país, Carmen María Aponte; así como representantes de organizaciones empresariales y de trabajadores, y representantes de organizaciones que trabajan en pro de la niñez salvadoreña.