El filósofo Pekka Himanen redefine al hacker como un creativo que aporta valor a la sociedad

Durante la 3ª conferencia del III Ciclo “Entendiendo los cambios: libros, ideas y autores en Fundación Telefónica”

Pekka Himanen es autor de La ética del hacker y el espíritu de la era de la información.

Pekka Himanen es autor de La ética del hacker y el espíritu de la era de la información.




  • El autor de La ética del hacker y el espíritu de la era de la información diferencia entre hacker –todo aquél que trabaja con gran pasión y entusiasmo por lo que hace– y cracker  –lo que comúnmente se conoce como delincuente o pirata informático–.
  • Los hacker son personas que se dedican a programar apasionadamente, compartir la información y elaborar software gratuito.
  • La preocupación responsable, la accesibilidad, la creatividad, la anticorrupción y el libre acceso a la información son algunos de los valores que propugnan.  
  • Himanen también se ha referido a la llamada ley Linux, basada en varios pilares como la necesidad de supervivencia económica, la creatividad y, sobre todo, una interacción enriquecedora.  
  • El público ha participado activamente a través de Twitter y la conferencia se ha podido seguir en directo en www.fundaciontelefonica.com/debateyconocimiento.

Madrid, 10 de febrero de 2011.- Los hackers no son piratas informáticos, sino creativos que con pasión y entusiasmo aportan valor a la sociedad, según el filósofo e investigador finlandés Pekka Himanen, protagonista de la tercera conferencia del ciclo "Entendiendo los cambios. Ideas, libros y autores" organizado por Fundación Telefónica y moderada por la periodista Mamen Mendizábal.

Según afirma Himanen, autor de La ética del hacker y el espíritu de la era de la información, “la ética del trabajo para el hacker se fundamenta en el valor de la creatividad y consiste en combinar la pasión con la libertad”. En referencia a la cultura de la creatividad, Himanen ha destacado que en la empresa del futuro que quiera llegar a una gran parte de la sociedad ha de cambiar su corporativismo en aras de una cultura mucho más creativa y generosa: “el dinero dejará de ser un valor en sí mismo y el beneficio se cifrará en metas como el valor social y el libre acceso, la transparencia y la franqueza”.

En este sentido, la ética hacker es una nueva moral que desafía la ética protestante del trabajo, que expuso hace casi un siglo Max Weber en su obra clásica La ética protestante y el espíritu del capitalismo y que está fundada en la laboriosidad diligente, la aceptación de la rutina, el valor del dinero y la preocupación por la cuenta de resultados.

Para Pekka Himanen un hacker no es un delincuente ni un pirata informático con altos conocimientos técnicos (al que prefiere llamar cracker), sino todo aquel que trabaja con gran ilusión y amor a la libertad por lo que hace; de ahí, que el término sea extrapolable a otros ámbitos no necesariamente tecnológicos. Así, Himanen rescata algunos valores fundamentales que debe tener el hacker, como la preocupación responsable, la accesibilidad, la curiosidad, la creatividad, la anticorrupción, la conciencia social, el libre acceso a la información (o conocimiento libre) y la lucha contra la alienación del hombre.

Himanen también se ha referido a la llamada ley Linux, basada en varios pilares como la necesidad de supervivencia económica, la creatividad y una interacción enriquecedora: “un revolucionario solo no existe: le hace falta hacerlo en comunidad”. Junto a estas leyes que deberían regir el nuevo mundo corporativo figura el poder del sueño y de las metas que quiere seguir la gente que trabaja en las empresas.

Pekka Himanen

Pekka Himanen es doctor por la Universidad de Helsinki, ha trabajado como investigador en Finlandia, Inglaterra y en las universidades norteamericanas de Stanford y Berkeley. Asimismo, Himanen ha sido asesor en temas sobre la sociedad de la información en los distintos gobiernos finlandeses y en compañías de telecomunicaciones como Nokia. Es autor de La ética del hacker y el espíritu de la era de la información (2001), obra en la que desarrolla los fundamentos y consecuencias de la “ética hacker” y de El Estado del bienestar y la sociedad de la información: El modelo finlandés (2002), libro del que es coautor junto al sociólogo Manuel Castells.