Fundación Telefónica y Funda Pro-Cura ponen a rodar Nuevas Esperanzas por Caracas

Una vez más, Fundación Telefónica y la Fundación Venezolana Pro-Cura de la Parálisis ponen a rodar Nuevas Esperanzas por el país y favorecen a 44 nuevos venezolanos que requieren de una silla o un coche especial para facilitar su desplazamiento

Fundación Telefónica y Funda Pro-Cura ponen a rodar Nuevas Esperanzas por Caracas.

Fundación Telefónica y Funda Pro-Cura ponen a rodar Nuevas Esperanzas por Caracas.




Caracas, 27 de julio de 2010.- Esta nueva entrega, que tuvo lugar en la sede principal de Telefónica Venezuela en Caracas, contó con la participación de Douglas Ochoa, Vicepresidente de Comunicaciones Corporativas de Telefónica y Giovanna Bruni, Gerente General de Fundación Telefónica, acompañados de Federica Riverol, Cecilia Vega de Puppio y Ana María Zubillaga, en representación de la Fundación Pro-Cura de la Parálisis, además de un nutrido grupo de voluntarios Telefónica, empleados de la empresa de telecomunicaciones y amigos de ambas instituciones que, de múltiples formas, están en constante sinergia con esa labor.

Iniciativas como "Nuevas Esperanzas ruedan por Venezuela" son parte del compromiso que Telefónica lleva adelante a través de su Fundación, en los países en donde está presente. "Como empresa líder en el sector de las telecomunicaciones, contribuimos con el desarrollo económico, social y cultural de todas las comunidades en donde tenemos operaciones, mejorando la calidad de vida y fomentando la igualdad de oportunidades de sus ciudadanos, no sólo a través de nuestra actividad empresarial, sino también mediante la puesta en marcha y apoyo de diferentes iniciativas que pretenden impulsar el avance y el progreso de la sociedad", expresó Ochoa.

Gracias al programa "Nuevas Esperanzas Ruedan por Venezuela", desarrollado de manera conjunta por Fundación Telefónica y Funda Pro-Cura desde 1999, más de 2.800 niñas, niños, adolescentes y adultos que por diferentes motivos de enfermedad, accidentes o hechos violentos han perdido la movilidad de sus piernas y necesitan una silla o un coche especial para desplazarse han sido beneficiados.