Los ganadores del concurso de periodismo on-line "Hoy Escolar" promovido por Fundación Telefónica y Vocento, visitan España

Organizado por Fundación Telefónica junto a Vocento, el certamen "Hoy Escolar" buscaba promover la educación en valores entre los jóvenes a través del periodismo digital

Los ganadores del concurso de periodismo on-line "Hoy Escolar" promovido por Fundación Telefónica y Vocento, visitan España.

Los ganadores del concurso de periodismo on-line "Hoy Escolar" promovido por Fundación Telefónica y Vocento, visitan España.




Madrid, 7 de junio de 2010.- El pasado año Fundación Telefónica y Vocento pusieron en marcha el concurso de periodismo on-line “Hoy Escolar”, un certamen que nació con el objetivo de promover la educación en valores entre los jóvenes a través del periodismo digital y del que se han celebrado dos ediciones.

Para ello, los participantes en el concurso, dirigido a todos los alumnos de entre 10 y 17 años de España y de colegios en los que está presente el programa Proniño en Latinoamérica, debían convertirse en auténticos reporteros y editores de un diario en edición digital. Cada grupo integrado por cinco o seis miembros y un tutor, debía mantener su propio periódico on-line, buscando y elaborando las noticias, las imágenes, realizando entrevistas, etc.

En las dos ediciones que se han desarrollado han participado cerca de 8.000 niños y niñas de España y más de 1.100 de Latinoamérica. 

En el caso de los participantes Latinoamericanos, el premio del certamen consiste en un viaje a España del 7 al 14 de junio, en el que los jóvenes periodistas realizarán distintas actividades lúdicas, culturales y educativas. Los ganadores de la primera edición del concurso “Hoy Escolar” fueron los componentes del equipo “Los Cafeteritos” del Centro Educativo Corporación del Minuto de Dios de Bucaramanga, Colombia. En la segunda edición, el galardón correspondió al grupo “Jubinformativo” del Liceo Jubilar de Uruguay.

En sus trabajos ambos grupos han abordado temas muy diversos,  ya que han hablado de deportes, de política, de los problemas de la infancia y la juventud en sus países, del consumo de drogas e incluso de la existencia o no de los fantasmas.

Para premiar a ambos grupos se ha tenido en cuenta como elementos de valor, entre otros, la participación activa y permanente, la buena disposición y entrega, el número y la calidad de las noticias, el respeto al código ético del periodista,  la relevancia de la información, la inclusión de tópicos locales y del entorno sociocultural del grupo,  la participación de todos los miembros inscritos y el esfuerzo en relación con los recursos provistos por el Programa Proniño.

Entre las actividades previstas durante el viaje a España de los “Cafeteritos” y del grupo “Jubinformativo” destacan, por citar algunas de ellas, una recepción oficial con S.A.R La Princesa de Asturias; una visita al Congreso de los Diputados en la que serán recibidos por el Presidente de la Cámara José Bono y los portavoces de los grupos parlamentarios; un encuentro con periodistas de diferentes medios del Grupo Vocento en el que hablarán con el director del diario ABC, Ángel Expósito.

Los pequeños periodistas realizarán asimismo una actividad en la sede de Telefónica en Madrid, en Distrito C, denominada “Encuentros con”, un foro con los empleados del Grupo en el que contarán, de primera mano, sus experiencias y el cambio que dio su vida al entrar a formar parte de Proniño, el principal programa de desarrollo social desarrollado por una empresa privada con el objetivo de contribuir a la erradicación del trabajo infantil en Latinoamérica.

Proniño, un programa que nos recuerda que el trabajo infantil no es un juego de niños
Nacido en 1998, el programa Proniño, gestionado por Fundación Telefónica junto con las operadoras locales de Telefónica en 13 países de Latinoamérica, se ha convertido en una de las principales iniciativas surgidas desde el ámbito privado para luchar contra el trabajo infantil. 

El próximo 12 de junio se celebra en todo el mundo el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, una iniciativa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que busca poner de relieve la gravísima situación que, según cifras de la OIT, viven cerca de 218 millones de niños, niñas y adolescentes en todo el mundo. De ellos, 5,1 millones trabajan en Latinoamérica según los datos más conservadores. Otras voces hablan de 17 millones.

Se considera trabajo infantil, según la Organización Internacional del Trabajo, toda actividad económica realizada por niños y adolescentes antes de la edad mínima general de admisión al empleo especificada en cada país, una actividad económica que vulnera en su desempeño los derechos de los niños y las niñas, particularmente el derecho a ser protegido y estudiar.

Pero detrás de las frías cifras existen 5,1 millones de historias, de niños y niñas con nombre y apellidos a los que la pobreza estructural en la que viven ha condenado a esta situación. Acosadas por el desempleo y la marginalidad, las familias acuden a estrategias de supervivencia que incluyen el sacrificio de los niños, que se transforman en adultos prematuros, cargados con la obligación del sustento económico.

En este contexto, la educación es una estrategia eficaz, probablemente la más eficaz, para revertir estos procesos. Es ahí donde aparecen iniciativas como Proniño, el principal programa de desarrollo social de Telefónica ejecutado a través de su Fundación, que busca contribuir significativamente a la erradicación del trabajo infantil en Latinoamérica, mediante una escolarización de calidad, sostenida y sostenible. El programa está alineado a las metas regionales de la OIT, que buscan erradicar las peores formas de trabajo infantil antes de 2015, y de todo trabajo infantil antes del 2020.

Durante el último año (2009), Proniño atendió directamente a 163.900 niños, niñas y adolescentes de América Latina.  El programa ha intervenido de forma continuada en 4.699 centros educativos (4092 escuelas y 607 centros de atención) y dispone de 275 Aulas Fundación Telefónica. Sus pilares básicos son las 108 ONG de reconocido prestigio internacional con las que trabaja directamente, entidades que movilizan a más de 4.700 trabajadores sociales de muy alta cualificación y especialización. En los últimos cinco años Proniño ha invertido en el desarrollo de su labor más de 73 millones de euros.

El objetivo final de Proniño es retener al niño trabajador dentro del proceso educativo al tiempo que se mejora la calidad de la enseñanza, introduciendo paulatinamente las TIC en las aulas, un elemento clave a la hora de favorecer el acceso a la educación y un instrumento imprescindible para asegurar oportunidades reales de desarrollo y un acceso digno al mercado laboral.