El español superará la quinta posición de idioma más hablado de la Unión Europea

Bajo el lema "Un idioma vivo para Europa", el encuentro ha sido organizado por el Ministerio de Cultura, el Instituto Cervantes, la Fundación Cajasol y la Fundación Biblioteca de Literatura Universal (BLU)

De izda. a dcha.: el vicepresidente ejecutivo de Fundación Telefónica, Javier Nadal, y la periodista y escritora Irene Lozano.

De izda. a dcha.: el vicepresidente ejecutivo de Fundación Telefónica, Javier Nadal, y la periodista y escritora Irene Lozano.




  • Ha sido una de las conclusiones expuesta por el vicepresidente ejecutivo de Fundación Telefónica, Javier Nadal, como resultado del proyecto “El Valor Económico del Español: una empresa multinacional” en el transcurso de la IV Acta Internacional de la Lengua Española
  • “El español, hablado por sesenta millones de personas en la UE, puede legítimamente aspirar en Europa a obtener el reconocimiento que posee en el ámbito global: resulta anómalo que no se reconozca un valor especial a una lengua que representa a un país cuya economía es la quinta de la región”, ha afirmado Nadal
  • España ocupa el primer lugar de Europa en número de estudiantes extranjeros recibidos –25.000 estudiantes anuales con una estancia de 6 meses y medio por alumno– y el tercero por el número de enviados al exterior, después de Alemania y de Francia
  • La industria cultural del español no sólo abastece el condominio hispánico, sino que se configura como un puente con otros mercados culturales: “cada vez se exportan más contenidos culturales de producción original en español a países no hispanohablantes”
  • Nadal ha señalado que, paradójicamente, sólo el 6% de los contenidos en Wikipedia están en español, lo que supone que nuestra lengua sea la novena lengua con más presencia en esta enciclopedia; sin embargo, es la quinta en número de blogs y la cuarta en Facebook y en Twitter
  • En la mesa redonda y en referencia a la hegemonía del inglés, Javier Nadal ha indicado que, lejos de ser enemigos, el español y el inglés son aliados: “las lenguas no van unas contra otras, sino que se complementan: el español ganaría más si fuera de la mano del inglés”

Madrid, 30 de abril de 2010.- La situación del español en Europa, que ocupa en la región la quinta posición en cuanto a su número de hablantes por delante del polaco –pero por detrás del inglés, el francés, el alemán y el italiano–, superará esa posición y obtendrá así el reconocimiento que posee en todo el mundo, según el vicepresidente ejecutivo de Fundación Telefónica, Javier Nadal, institución que impulsa el proyecto “El valor económico del español: una empresa multinacional”.

Bajo el lema “Un idioma vivo para Europa”, el encuentro de la IV Acta Internacional de la Lengua Española, organizado por el Ministerio de Cultura, el Instituto Cervantes, la Fundación Cajasol y la Fundación Biblioteca de Literatura Universal (BLU), se ha celebrado los días 29 y 30 de abril en el marco de la Presidencia Española de la Unión Europea.

El valor económico de la lengua española en Europa
Javier Nadal ha explicado que se hace necesaria una tarea de convertir el español “en una verdadera lengua global en Europa y en el mundo, una variante sintética del idioma que garantice al mismo tiempo la corrección gramatical y sintáctica, por un lado, y la eficacia comunicativa, por otro”. Un paso, en opinión de Nadal, fundamental para su presencia y desarrollo en foros internacionales y medios de comunicación transnacionales.

En el marco del proyecto “El Valor Económico de la Lengua Española: una empresa multinacional”, que lleva a acabo la Fundación Telefónica, la conferencia ha desgranado cómo el español resulta un refuerzo para la presencia de las empresas españolas en Europa, que deben mucho a su experiencia y crecimiento en Latinoamérica gracias, entre otras cosas, a una lengua común. Según Nadal, “la imagen del español en Europa se agranda cuando consideramos el alto poder de renta del continente: los cerca de sesenta millones de europeos que hablan español concentrarían 1,73 billones de dólares del PIB de sus respectivos países, lo que vendría a representar casi el 40% de todo el poder de compra de los hispanohablantes”.

Según Nadal, el español puede legítimamente aspirar a obtener el reconocimiento que se deriva de su demografía en el ámbito global: “en Europa resulta anómalo que no se reconozca un valor especial a una lengua que representa a un país cuya economía es la quinta de la región”, ha asegurado. En este sentido, España ocupa el primer lugar de Europa en número de estudiantes extranjeros recibidos –25.000 estudiantes anuales con una estancia de 6 meses y medio por alumno– y el tercero por número de enviados al exterior, después de Alemania y Francia; y, por otro lado, la industria cultural del español no sólo abastece el condominio hispánico, sino que se configura como un puente con otros mercados culturales: “cada vez se exportan más contenidos culturales de producción original en español a países no hispanohablantes”.

Pero aún hay muchos retos para el español. Nadal ha señalado que, paradójicamente, sólo el 6% de los contenidos en Wikipedia están en español, lo que supone que nuestra lengua sea la novena len esta enciclopedia; además, ha señalado la necesidad de que se convierta en una verdadera lengua de intercambio global, de eficacia comunicativa y uso masivo en los foros internacionales y de que exista un plan de acción encaminado a elevar la presencia del español como lengua de trabajo en el seno de la Unión.

En la mesa redonda y en referencia a la hegemonía del inglés, Javier Nadal ha indicado que, lejos de ser enemigos, el español y el inglés son aliados: “las lenguas no van unas contra otras, sino que se complementan: el español ganaría si fuera de la mano del inglés”. Junto a Javier Nadal han participado en las jornadas la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel; el presidente de la Federación Europea de Editores, Federico Motta; y el director literario de la Fundación BLU, Luis Alberto de Cuenca.