Empleados del Grupo Telefónica atienden las cartas enviadas a Papá Noel por correo postal

El volumen de cartas respondidas creció este año un 20% respecto a 2008

El volumen de cartas respondidas creció este año un 20% respecto a 2008




São Paulo, 16 de diciembre de 2009.– Un total de 555 cartas enviadas por los niños a Papá Noel no han quedado sin respuesta esta Navidad. Este es el segundo año que el programa Voluntarios Telefónica participa en el proyecto Papá Noel de los Servicios de Correos y ayuda a los empleados del Grupo Telefónica a responder a las centenas de peticiones realizadas a Santa Claus. Este año, el volumen de cartas atendidas creció un 20% respecto a 2008.

Las peticiones son muy variadas y, además de juguetes, incluyen artículos para la familia como ollas, ropa de cama, cestas e incluso cenas de Navidad. Algunos empleados se hacen cargo de varias cartas para dar respuesta a las peticiones formuladas o realizan una aportación económica para la compra de los regalos más caros, como es el caso de las bicicletas.

Este año, empleados del Grupo Telefónica destinados en diversas ciudades prestaron su colaboración entre los días 23 de noviembre y 11 de diciembre. “Percibimos que, en esta época del año, eran muchos los empleados que deseaban participar en algún tipo de voluntariado y ésta fue una forma de implicarlos en una acción social típicamente navideña”, explica Sérgio Mindlin, director y presidente de Fundación Telefónica de Brasil, entidad que organiza el programa de voluntariado del Grupo.

El proyecto de los Servicios de Correos cuenta ya con doce años de vida. El año pasado, se enviaron a Papá Noel más de un millón de cartas a través de este servicio.