Conferencia de Martin Cooper. Telefonía móvil: pasado, presente y futuro

18:00 h. Gran Vía 28 (Entrada por C/ Valverde, 2), 2ª planta - Salón de Actos

18:00 h. Gran Vía 28 (Entrada por C/ Valverde, 2), 2ª planta - Salón de Actos




Presentan: Javier Nadal Ariño, Vicepresidente Ejecutivo de Fundación Telefónica, y José María Sanz-Magallón Rezusta, Responsable de la Oficina de Telefónica en Estados Unidos.

Sobre Martin Cooper: Martin Cooper (1928. Chicago,Illinois) es considerado el padre del teléfono móvil. Cooper es el CEO y fundador de ArrayComm, y fue el director corporativo de Investigación y Desarrollo de Motorola.Ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2009,compartido con Ray Tomlinson,inventor del correo electrónico

Desarrollo del evento
Martin Cooper desveló el futuro de la telefonía móvil.

Ayer Martin Cooper, el padre del teléfono móvil y Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2009, impartió la conferencia “Telefonía móvil: pasado, presente y futuro”, invitado por el área de Debate y conocimiento de Fundación Telefónica. El inventor estuvo acompañado por el vicepresidente ejecutivo de Fundación Telefónica, Javier Nadal, y el CEO de Telefónica Internacional USA, José María Sanz Magallón, quienes glosaron la capital importancia de Cooper en la historia de las telecomunicaciones.

El autor de la llamada “Ley de Cooper” o “Ley de la eficiencia espectral” (“la cantidad de información susceptible de ser transmitida en el espectro se dobla cada 30 meses”), indicó que, desde su invención en 1973, se tardó más de diez años en comercializar el móvil: hasta 1983 no se pudieron ver los primeros teléfonos por la calle, ya que su coste hasta entonces era de unos 4.000 dólares y no funcionaban demasiado bien debido a la escasez de infraestructuras. “En su primera etapa –afirmó– el escaso desarrollo del móvil liberaba a las personas de sus casas, de los edificios, pero para atarlos de nuevo al coche, el móvil era muy pesado y seguía dependiendo de un espacio físico”.
 
Para Cooper, actualmente nos encontramos en la tercera generación de móviles con más de 3.000 millones de terminales disponibles, lo que equivale al 50% de la población, lo que plantea dos problemas: la creatividad y el que las operadoras integren esas ideas en los móviles nuevos. Sin embargo, ha señalado que se han producido varias ventajas en esta generación como la combinación de teléfonos móviles e Internet que han mejorada notablemente la productividad. Además, ha aumentado la seguridad, la comunicación y se ha producido una gran revolución en la interacción social.
 
A decir de Cooper, la próxima gran revolución va a ser en el área de salud:”Un paciente se toma hoy una serie de pastillas durante su estancia al hospital; cuando le dan el alta a los pocos días deja de tomarse la medicación, lo que provoca su reingreso en el hospital con la consecuencia del aumento del gasto del servicio sanitario. En el futuro, con una simple alerta o llamada al móvil para avisar al paciente de que se tome su medicación podremos ahorrarnos le problema anterior”. Pronto podremos ver a los pacientes con un parche que podrá medir “más de 39 funciones corporales; antes de un ataque al corazón nuestro cuerpo nos avisa y podremos acudir al hospital, podremos decirle a los ciudadanos que su hábitos son perjudiciales, etc”.
 
Después se suscitó un debate, en el que se abordaron cuestiones como si con el avance de las tecnologías el concepto del Gran hermano se podría hacer realidad, la polaridad de las tecnologías en las diferentes partes del mundo y los problemas generados por la limitación de las baterías, que para Martin Cooper se solventará cuando los seres humanos, al tener energía corporal, se conviertan en la fuente de alimentación de los dispositivos.