Las limitaciones que impone el soporte tecnológico condicionan el uso del español, según un estudio de Fundación Telefónica

El estudio "La calidad del español en la Red. Nuevos usos de la lengua en los medios digitales" ha sido publicado en la Colección Ariel / Fundación Telefónica

El estudio "La calidad del español en la Red. Nuevos usos de la lengua en los medios digitales" ha sido publicado en la Colección Ariel / Fundación Telefónica




  • A veces el contenedor multimedia potencia las posibilidades creativas de la lengua española, otras la obliga a limitarse sintácticamente y en algunos casos la degrada
  • El volumen colectivo profundiza en el encuentro entre la lengua española y las nuevas formas de comunicación: la página Web, el correo electrónico, el forum, el chat, los SMS, el blog, etc.
  • José Manuel González Huesca, director general de Servimedia, apela “a la responsabilidad de las empresas periodísticas en la formación lingüística de sus trabajadores”, y Hernán Urrutia, de la Universidad del País Vasco, afirma que la calidad del español no sólo depende de la globalización, sino de la formación universitaria
  • El estudio aborda la neografía –la proliferación de nuevas tipografías y ortografías facilitadas por los programas informáticos–; los neologismos propios del ciberespañol; la suspensión de las reglas ortográficas en los SMS, los correos electrónicos o los chat; o la ciberescritura y la aparición de los emoticonos
  • El español en Internet está condicionado por la realidad física de la pantalla y su complejidad sintáctica es menor, pero se ha hecho multimedia, interactivo, hipertextual y es muy rico, variado y representativo
  • Respecto a la lectura del español on line, ahora es el lector-usuario quien construye el texto a través de su lectura particular y específica del documento hipertextual: la navegación por los distintos enlaces permite múltiples lecturas

Santander, 31 de agosto de 2009.- El uso de la lengua española está condicionado por las limitaciones que imponen los nuevos soportes tecnológicos en los que se expresa, según deduce del estudio La calidad del español en la Red. Nuevos usos de la lengua en los medios digitales impulsado por Fundación Telefónica y coordinado por los profesores Ramón Sarmiento y Fernando Vilches, de la Universidad Rey Juan Carlos, que se acaba de presentar hoy en el marco del XXIII Encuentro de Telecomunicaciones la Universidad Menéndez Pelayo de Santander y que ha sido publicado en la Colección Fundación Telefónica / Ariel.

Se trata de un volumen colectivo que profundiza en el encuentro entre la lengua española y las nuevas formas de comunicación: la página Web, el correo electrónico, el forum, el chat, los SMS, el blog, etc., que actúan sobre la lengua potenciando su posibilidades creativas, obligándola a limitarse sintácticamente o, incluso, degradándola; además, está orientado a los estudiantes y profesionales de la comunicación con el fin de que puedan adquirir los conocimientos sobre el buen uso del español en las TIC y quieran dar ejemplo.

El estudio aborda temas como la neografía –la proliferación de nuevas tipografías, ortografías y formas de escribir facilitadas por los programas informáticos–; la aparición de neologismos –en su mayor parte anglicismos– propios del ciberespañol; la suspensión de las reglas ortográficas en los SMS, los correos electrónicos o los chat; o la ciberescritura y la aparición de los emoticonos.

En el encuentro, que se ha celebrado el próximo lunes 31 de agosto a las 19:00, estuvieron presentes el vicepresidente ejecutivo de Fundación Telefónica, Javier Nadal; el rector de la UIMP, Salvador Ordóñez; y el catedrático de lengua española de la Universidad Rey Juan Carlos, Ramón Sarmiento.

El español en la Red y su adaptación al formato multimedia
Humberto Hernández, de la Universidad de La Laguna, afirma, en uno de los capítulos, que Internet se ha convertido en el medio dominante y, por lo tanto, las muestras del español que se obtienen de la Red “son más ricas y variadas y más representativas de la realidad de una lengua que las que conseguimos de los medios tradicionales”.

Además, el investigador señala que “el riesgo del español neutro al que parecían dirigirse los medios de comunicación tradicionales desaparece con Internet, pues todos los hispanohablantes de diversas latitudes tienen la posibilidad de intervenir sin demasiadas restricciones normativas o estilísticas”. Sin embargo, “son más fiables los diccionarios que han sido publicados en soporte papel”, ya que los actuales diccionarios dialectales en línea “dejan mucho que desear”.

La lengua española en la Red, según Tomás Albaladejo, de la Universidad Autónoma de Madrid, se caracteriza por la coexistencia y la combinación en ella de varios sistemas semióticos –el lingüístico, el visual, el musical, el de sonidos codificados, etc.–, la multimedialidad asociada al canal comunicativo y al soporte digital, la hipertextualidad y el multilingüismo, que permite que una página Web pueda ser visitada desde diversos países y espacios lingüísticos.

La lengua española en la prensa digital
Respecto al español de la prensa digital, los profesores Santiago Alcoba y Margarita Freixas, de la Universidad Autónoma de Barcelona, indican que su discurso se organiza en enunciados, párrafos y textos y que está determinada por el soporte, los condicionamientos del medio, los límites físicos de la pantalla, las condiciones de recepción, la lectura en pantalla, las condiciones de edición y las conexiones de textos en el hipertexto.

A partir de 2006 en el Periodismo se pasa de un modelo unidireccional a otro bidireccional y conversacional, donde el documento informativo se construye por la acumulación de intervenciones del redactor (que aporta contenidos y edición) y del lector usuario; el periodista añade ahora la labor de editor a la tradicional de redactor y el lector suma aportaciones de contenido a sus funciones tradicionales de fuente o lector, además de poder leer el documento informativo en la Red simultáneamente en todos los meridianos. Ahora es el ector-usuario el que construye el auténtico texto por la lectura particular y específica que cada uno hace del documento hipertextual.

Dificultades con que se encuentra el español en Internet
La lengua española en la Red se organiza en formas enunciativas condicionadas por la naturaleza del soporte: el contenedor multimedia, la producción en tiempo real, el formato hipertextual y la recepción en pantalla. Además, la complejidad sintáctica de la lengua en la Red es menor, ya que los niveles de subordinación añaden dificultades interpretativas para el lector; también desaparecen las relaciones fóricas o de referencia.

La pantalla supone una dificultad añadida para la relectura y para la frase de más de ocho sílabas –el patrón métrico épico–. En este sentido, los autores señalan que es preferible la construcción de la oración en forma activa –sujeto + verbo + objeto–, el uso de nexos precisos y la secuencia progresiva de hemistiquios.

Las famosas cinco “w” (who, what, why, where y when) del tópico escolar de redacción informativa no caben en el enunciado español del texto impreso y menos aún en los enunciados del hipertexto cíber y de la lectura en pantalla.

El español en el correo electrónico, el blog y el teléfono móvil
Carmen Galán, de la Universidad de Extremadura, preocupada por la degradación del español, afirma que aunque la inmediatez determine la composición de los mensajes “sms” –lo que se refleja en una escritura disortográfica de contenido superficial– no debe justificar su uso fuera de este medio, ni siquiera por razones de expresividad.

El lenguaje de los correos electrónicos, según Alberto Hernando García-Cervigón, de la Universidad Rey Juan Carlos, muestra una clara tendencia hacia la oralidad, la elipsis y el tiempo presente; en este sentido, el sector juvenil está desencadenando la creación de un nuevo código que presenta la marca propia del grupo.

Para Raquel Pinilla, de la Universidad Rey Juan Carlos, el usuario debe cuidar el lenguaje de los blogs, ya que no son una herramienta de comunicación efímera. Los textos perduran y son la huella de sus escritores; por lo tanto, Pinilla aboga por una filosofía lingüística de “blogueros concienciados”.

El español de América en la Red
Hernán Urrutia, de la Universidad del País Vasco, afirma que nunca antes como ahora se habían difundido y conocido los rasgos del español de América gracias a la Red y a la televisión: el seseo, el yeísmo, el voseo, la ausencia de la forma personal de 2ª persona del plural (vosotros/as), etc.

Sin embargo, para que los usos gramaticales y léxicos americanos sean patrimonio de toda la comunidad hispanohablante, no sólo hay que confiar en la globalización y en la conexión de la Red, sino que hay que fomentar el estudio del español americano en las diferentes áreas de las universidades.