La escuela española, cada vez mejor equipada, aunque aún debe hacer un uso más pedagógico de las TIC, según un estudio de Fundación Telefónica

La integración de Internet en la educación escolar española. Situación actual y perspectivas de futuro (Col. Fundación Telefónica) toma el pulso a la educación española con una encuesta a más de 18000 alumnos, profesores y directores sobre el uso de las TIC en aula

La integración de Internet en la educación escolar española. Situación actual y perspectivas de futuro (Col. Fundación Telefónica) toma el pulso a la educación española con una encuesta a más de 18000 alumnos, profesores y directores sobre el uso de las TIC en aula




  • Más del 70% de los profesores utiliza las TIC en el aula y un 26,40% semanalmente
  • El grado de conectividad de escuelas de educación primaria y secundaria es ya en este momento superior al de las empresas españolas
  • Los centros educativos poseen una dotación de recursos TIC (especialmente ordenadores, con una ratio de 7,58 alumnos por ordenador en primaria y 7,45 en ESO) próxima a la media europea
  • El 33% de los alumnos de educación primaria y educación secundaria obligatoria utiliza los ordenadores al menos una vez por semana en el conjunto de sus asignaturas, y esta cifra es un 20% cuando se trata de Internet
  • La investigación muestra, a través de sus 18.000 encuestas que “uno de cada cuatro centros emplea nuevas tecnologías e Internet con frecuencia y el 46,80% de los centros incorporan las TIC en la mayoría de las asignaturas” según se recoge en el informe.
  • El informe manifiesta que los propios profesores y alumnos cuentan con un dominio instrumental de las TIC más que aceptable y por encima de la media de los ciudadanos españoles
  • Sin embargo Internet se utiliza todavía básicamente para la búsqueda de información por parte de los alumnos y profesores y no se ha dado el salto para usarlo en actividades colaborativas o de participación de los padres
  • La mayor parte del profesorado va tomando conciencia cada vez más de que las estrategias y prioridades a tener en cuenta para la integración efectiva de las TIC en los centros educativos no pasan sólo por incorporar tecnología

Madrid, 25 de mayo de 2009.- El informe La integración de Internet en la educación escolar española. Situación actual y perspectivas de futuro, de Fundación Telefónica, ha sido encargado a investigadores del Internet Interdisciplinary Institute (IN3) de la UOC que, a través de una de las mayores encuestas realizadas en nuestro país, revela cómo se perciben las TIC en el sistema educativo español a día de hoy. La presencia de las TIC es creciente pero hay mucho trabajo que hacer en la percepción de sus posibilidades en la educación y de su conexión con nuevos modelos pedagógicos que las integren. De acuerdo con los datos del estudio, uno de cada tres alumnos de educación primaria y de educación secundaria obligatoria utiliza los ordenadores más de una vez por semana y uno de cada cinco utiliza Internet.

Fundación Telefónica tiene como su eje estratégico de trabajo, desde hace años, la Educación y en especial el uso de las TIC en la misma. Proyectos como EducaRed y sus centros modelos, repartidos por la geografía española son esfuerzos encaminados a apoyar el cambio a una educación con alta presencia de las TIC en la misma. Por eso hace dos años Fundación Telefónica encargó este trabajo a investigadores de la UOC: para extraer de sus conclusiones sus futuras líneas de actuación y cómo puede ayudar a mejorar el actual modelo de uso de las TIC en la educación. El informe de investigación se puede consultar en su versión on line en www.fundaciontelefonica.com/debateyconocimiento, donde se proporciona información adicional acerca del estudio, su metodología y el anexo con la totalidad de las tablas de datos que sustentan el análisis.

El informe es fruto de los datos obtenidos, entre marzo y septiembre de 2007, en el marco de un trabajo de investigación empírica realizado con una muestra representativa de 809 centros docentes españoles. En total, han participado 17.575 personas (694 directores de centros de primaria y secundaria; 1.697 profesores y 15.185 alumnos). El tamaño y diseño de la muestra de esta investigación proporciona resultados estadísticamente representativos para las etapas de primaria y ESO del conjunto del sistema educativo español, con reducidos márgenes de error (±3,4% en cuanto al centro y equipo directivo, ±2,4% para el profesorado y ±0,8% en el caso de los alumnos).

El estudio, publicado en Colección Fundación Telefónica/Ariel, se ha presentado hoy en Madrid en un acto presidido por el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que ha contado también con la participación de Javier Nadal, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Telefónica, Imma Tubella, rectora de la UOC y los autores Carles Sigalés y Josep María Mominó.

Conclusiones del estudio
El uso de las TIC y especialmente de Internet en las escuelas e institutos españoles ha experimentado un progreso en los últimos años. La extensión y la frecuencia con las que hoy se utilizan son, sin duda, mayores que las que se podían observar en los primeros años de esta década. Así, aproximadamente uno de cada cuatro centros emplea las TIC con una frecuencia y una amplitud suficientes como para que su uso incida de forma relevante en las prácticas educativas y pueda dar lugar a experiencias potencialmente innovadoras respecto a los procesos de enseñanza y aprendizaje. Además, el 46,80% de los centros incorporan las TIC en la mayoría de las asignaturas.

El 71,5% de los profesores utiliza las TIC en el aula, aunque la frecuencia de uso varía desde un 30% que lo hace ocasionalmente, un 15,10% mensualmente y un 26,40% semanal. No obstante, las TIC están presentes en la mayoría de centros docentes españoles y se usan cotidianamente en la resolución de tareas administrativas y en la preparación de las clases por parte del profesorado. También las utilizan con frecuencia los alumnos para la realización de las tareas escolares en sus hogares. En términos generales, profesores y alumnos manifiestan un buen dominio de las competencias digitales y utilizan las TIC con mucha más frecuencia en sus actividades privadas que la media de la población española.

Uno de cada tres alumnos de educación primaria y educación secundaria obligatoria utiliza los ordenadores al menos una vez por semana en el conjunto de sus asignaturas (uno de cada cuatro cuando se trata de Internet). Para los dos tercios restantes, las TIC tienen todavía una presencia poco relevante en sus actividades escolares, o simplemente no tienen ningún tipo de presencia.

Los centros educativos poseen una dotación de recursos TIC próxima a la media europea (especialmente ordenadores, con una ratio de 7,58 alumnos por ordenador en primaria y 7,45 en ESO), pero hay un déficit de accesibilidad desde las aulas y desde los hogares. Faltan recursos adaptados a la docencia y software especializado. Sin embargo, los directores van tomando conciencia de que las estrategias y prioridades a tener en cuenta para la integración efectiva de las TIC en los centros educativos no pasan solamente por incorporar tecnología. La formación del profesorado en el uso de estas herramientas con finalidades educativas, pero también la introducción de modificaciones en los métodos docentes tradicionales, la reorganización de los espacios y del uso del tiempo en la actividad  educativa cotidiana y la apertura del centro para la colaboración con la comunidad, se observan, progresivamente, como factores clave para poner el potencial de las TIC al servicio de los retos que se le plantean a la escuela en la sociedad actual.

Uso de los ordenadores
Las TIC se utilizan fundamentalmente como apoyo a la presentación de contenidos por parte del profesorado (apoyo a la exposición oral; a las conversaciones con los alumnos; a la presentación de contenidos mediante sistema multimedia). No obstante, la utilización de las TIC como un potente conjunto de herramientas multimedia al servicio de la innovación educativa y de la mejora del aprendizaje de los alumnos está todavía muy lejos de ser una realidad.

Internet se utiliza básicamente para la búsqueda de información por parte de los alumnos. La utilización de las TIC para la interacción entre alumnos y profesores, para la colaboración más allá de las aulas, para el trabajo en equipo y para la creación y publicación de contenidos por parte de los alumnos es poco frecuente en nuestras escuelas.

El informe manifiesta que los propios profesores cuentan con un dominio instrumental de las TIC más que aceptable, aunque reconocen algunas lagunas importantes en sus competencias para utilizar estas tecnologías como instrumentos didácticos y como herramientas al servicio del aprendizaje de sus alumnos. Sólo uno de cada tres profesores, por ejemplo, se siente capacitado para promover y supervisar grupos de trabajo a través de las TIC, o para crear recursos en línea que puedan ser utilizados en sus asignaturas. Más de la mitad del profesorado todavía no se siente capaz de desarrollar proyectos multimedia con sus alumnos o de evaluar trabajos realizados mediante estas tecnologías.

La adopción de las TIC como instrumentos para la innovación en los centros y en las aulas es minoritaria. En este caso, la cuestión no se sitúa propiamente en las TIC, sino en las prácticas docentes predominantes en nuestras escuelas e institutos. Las prácticas de carácter tradicional, en las que el protagonismo principal recae en el profesor que intenta transmitir conocimientos a sus alumnos, de forma fundamentalmente expositiva, encajan mal con el uso intensivo de las TIC por parte de los alumnos y con un aprovechamiento de alto nivel de las tecnologías digitales.

Un mejor aprovechamiento de las posibilidades de las TIC se produce cuando las prácticas docentes otorgan un papel mucho más activo a los propios aprendices; cuando los alumnos pueden compartir y contrastar sus propios conocimientos en equipos o de intercambio más allá de su clase o su escuela; y cuando se da, en definitiva, un mayor impulso a la creatividad y al aprendizaje autónomo de los alumnos.

TIC y mejoras educativas
Las expectativas que directores, profesores y alumnos depositan en el potencial de las TIC para la mejora educativa son altas. Todos ellos coinciden en señalar que estas tecnologías serán muy importantes para la educación del futuro, pero la realidad es que todavía no saben muy bien cómo encajarlas en sus actividades escolares cotidianas. Alumnos y profesores no ven relación entre el uso de las TIC y la mejora de los resultados académicos: hoy por hoy, las TIC no parecen imprescindibles para la consecución de los objetivos de la educación básica. Los currículos educativos, los métodos docentes y los sistemas de evaluación que guían las actuaciones del profesorado, no parecen haber evolucionado al mismo ritmo que las nuevas formas de acceso a la información y al conocimiento.

Así mismo, dos tercios de los centros (60,5%) no disponen de un plan específico para la introducción de las TIC. La mayoría de los directores coincide en que las estrategias y prioridades que utiliza para la integración de las TIC en su centro pasan, principalmente, por impulsar formación para el profesorado en competencias TIC (81,80%); bastantes contemplan también la necesidad de cambiar la organización de los espacios (52,60%) y los métodos docentes (47,70%), y también, aunque en menor medida, se plantean la conveniencia de impulsar proyectos educativos interdisciplinarios (36,50%) y abrir el centro al entorno (34,20%) aprovechando el potencial de estas tecnologías.