La diputación provincial de Pontevedra y Fundación Telefónica presentan en el Museo de Pontevedra una muestra del fotógrafo argentino Horacio Coppola

La muestra, que presenta 125 fotografías y cuatro cortometrajes, permanecerá abierta en el Museo de Pontevedra del 29 de enero al 15 de marzo.




Pontevedra, 29 de enero de 2009.  La Diputación Provincial y Fundación Telefónica presentan en el nuevo edificio del Museo de Pontevedra  la mayor retrospectiva realizada hasta el momento en España del reconocido fotógrafo argentino Horacio Coppola, que actualmente cuenta con 102 años de edad, y que es el responsable de la primera mirada moderna en la historia de la fotografía de su país.

La exposición está compuesta por 125 fotografías tomadas por el artista entre los años veinte y cuarenta del siglo pasado y cuatro cortometrajes.

La muestra revela la vocación moderna de Horacio Coppola, que desde un primer momento hizo de la fotografía un lenguaje artístico autónomo que se desarrolla a través de la geometría, la abstracción y las arquitecturas urbanas.

Dentro de la exposición destaca su emblemática serie “Buenos Aires”, encargada a Coppola en 1936 por la municipalidad de la capital Argentina para conmemorar los 400 años de la fundación de la ciudad, en la que el artista recorre, registra y retrata el paisaje urbano con una mirada sorprendida y cotidiana. Coppola nos muestra un Buenos Aires europeizante y cosmopolita, en el que el gran personaje es la propia ciudad, con sus habitantes, sus luces de noche, las grandes tiendas, calles y lugares muy reconocibles para el observador. Cada una de las imágenes es una obra de arte en sí misma.

Otra de las grandes iniciativas de las conmemoraciones del 400 aniversario de la ciudad de Buenos Aires fue la construcción del Obelisco y el ensanche de la Calle Corrientes. Absolutamente fascinado por el ritmo de transformación de la ciudad, realiza una obra maestra de carácter constructivo, la película Así nació el Obelisco.

Asimismo, también se incluyen algunos trabajos de su viaje a Europa, realizados en la primera década de los treinta, entre ellos su homenaje al cubismo en sintonía con las vanguardias artísticas internacionales. Su paso por la Bauhaus de Berlín en una época inmersa en plena expansión vanguardista, resulta decisivo en su vida: en Alemania realiza el film Traum. Asimismo, en Francia documenta y filma Un dique del Sena y en Londres produce su primer documental A Sunday in Hampstead Heath.

Infatigable observador del mundo, Coppola puede ser descrito con las palabras con las que el mismo definió su labor, “desde mi ventana -viendo con ansia y maravilla- miro lo real iluminado: encuentro -desde un punto de vista dado- una imagen, por así decirlo, de mi mundo propio. Cuando de los infinitos puntos de vista posibles desde mi ventana elijo ese que es para mí el más esencial y revelador de lo real presente, mi imagen es una imagema. Ahora, con la cámara fotográfica, me posesiono de esa imagen. Soy fotógrafo”.

>>>Ampliar información>>>