Fundación Telefónica reabre el debate sobre el control de Internet con un amplio estudio sobre su gobernanza

La Fundación ha presentado en la UIMP el volumen La Gobernanza de Internet. Contribución al debate mundial sobre la gestión y el control de la Red, publicado en la Colección Fundación Telefónica / Ariel.




En un lenguaje claro y directo, un equipo de especialistas coordinados por Jorge Pérez, catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid, analiza todas estas cuestiones.

En la jornada de presentación en el Palacio de la Magdalena, en Santander, intervinieron el Rector de la UIMP, Salvador Ordóñez; el Vicepresidente Ejecutivo de Fundación Telefónica, Javier Nadal; el Director General de Red.es, Sebastián Muriel; el Presidente de AETIC, Jesús Banegas; y el catedrático y director del informe, Jorge Pérez.

Internet, un instrumento al servicio del crecimiento económico y la democracia

Como consecuencia de la convergencia de tecnologías y mercados y los avances de la globalización, Internet, considerado un bien público global, ha desarrollado un modelo de gobierno original que debería contribuir al objetivo de lograr un crecimiento económico sostenible y mayores grados de equidad y profundización democrática. Este modelo, el de la gobernanza, ha de reflejar en todos sus niveles, tanto técnicos como políticos, la naturaleza distribuida, colectiva, múltiple y diversa de la Red.

La ONU pide que el control de Internet, actualmente en manos de Estados Unidos, sea multilateral, de forma que esta tarea tenga una base más democrática y transparente y pase a depender de un organismo intergubernamental para que todos los pueblos se beneficien de las ventajas de la Red, se reduzca la brecha digital y se promueva el desarrollo de una Sociedad de la Información abierta y sin exclusividades.

El mayor escollo a la hora de buscar un acuerdo en la gobernanza es que existe una desconfianza entre los diferentes núcleos de poder: las organizaciones privadas sin ánimo de lucro que fueron creadas para Internet desconfían de las estructuras políticas de poder y los Estados recelan a su vez de que los recursos críticos de Internet estén en manos privadas y no públicas.

En España, la universidad y la sociedad civil se han convertido en el motor del cambio científico y tecnológico de Internet, en un contexto de libre competencia, liderazgo de ONG en modelos para la cooperación y de consolidación de la lengua española en la Red. Los usuarios españoles no son sólo consumidores de conectividad, sino que se han constituido en un sólido grupo de interés que interactúa en el desarrollo de Internet, formando parte de su cadena de valor, contribuyendo a aumentar la utilidad de ésta con la aportación de contenidos propios