Escolares limeños se beneficiaron con “Academias Deportivas de Minibásquetbol”

Dicha institución educativa pública forma parte del programa Proniño de la Fundación Telefónica, que lucha contra la explotación laboral infantil a partir de la mejora de la calidad educativa en Latinoamérica.




Este certamen, que se realiza por octavo año consecutivo en diferentes ciudades del país, ha beneficiado a escolares de los centros educativos, Alto Perú, San Francisco de Asís, José Abelardo Quiñónez de Huachipa y República de Cuba del distrito de Carabayllo; pertenecientes al Programa Proniño de la Fundación Telefónica, que contribuye a erradicar el trabajo infantil a través de la escolarización exitosa de niños, niñas y adolescentes que trabajan o están en riesgo de trabajar.

El acto de clausura se llevó a cabo en el Coliseo Eduardo Dibós Danmert y estuvo a cargo de Javier Cipriani, Gerente de Clientes Estratégicos de Telefónica Empresas en presencia de la Gerente de Proyectos Sociales y Educativos de la Fundación Telefónica, Lillian Moore de Pardo, y el Director de Mercados Capitales de Telefónica del Perú, Andrés Simons.

La academia deportiva se desarrolló durante una semana de trabajo de niñas, niños y jóvenes, bajo la dirección del coordinador general del programa de Academias Deportivas Escolares de minibásquetbol, Ricardo Duarte Mungi. Nuestra figura del deporte estuvo acompañado por las bicampeonas sudamericanas: Mariella Picasso, Betsabé Dávila, Rosa Quelopana, y los profesores Armando Chacón y Luis Santibáñez.

Lillian Moore afirmó que el objetivo fundamental de estas Academias ha sido promover la práctica deportiva y sus valores entre los niños y niñas, además del aprendizaje del minibásquetbol a partir de la enseñanza de sus principales fundamentos.

“Durante estas jornadas se ha buscado despertar el interés por la práctica de este deporte entre la niñez y juventud como un medio para inculcar en ellos valores como el compañerismo, disciplina, responsabilidad, perseverancia y superación personal, que contribuyen a su formación como personas”, señaló Moore.

Los 250 niños y niñas participantes recibieron un polo, zapatillas, refrigerio y un diploma de participación. Igualmente, se llevaron a cabo talleres teórico-prácticos dirigidos a profesores de educación física, entrenadores y árbitros, así como charlas para padres y madres de familia sobre la importancia del apoyo familiar en los niños que buscan practicar deporte. Los profesores participantes también recibieron un diploma por su participación en los talleres diseñados especialmente para ellos.

Boton Imprimir

Imagen de la noticia
Imagen de la noticia
Imagen de la noticia