Todos juntos podemos acabar con el trabajo infantil.

El Programa Proniño beneficia a 65.951 niños, niñas y adolescentes en 13 países de Latinoamérica, y su objetivo es llegar a 100.000 a finales de 2008.