La colección cubista de Telefónica cruza el Atlántico

Por primera vez en su historia algunas de las Colecciones de arte más importantes de Telefónica inician un programa de itinerancias que las llevará, durante más de un año, por algunos de los principales países latinoamericanos.




Por primera vez en su historia algunas de las Colecciones de arte más importantes de Telefónica inician un programa de itinerancias que las llevará, durante más de un año, por algunos de los principales países latinoamericanos. La Compañía tiene sedes permanentes de Fundación Telefónica, además de en España, en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú. Con el foco de su actividad puesto principalmente en la educación, cada una de estas Fundaciones tiene autonomía respecto a las demandas o necesidades sociales a nivel local o regional, al tiempo que comparten una serie de programas coordinados de acuerdo con la imagen global de la Compañía.

A través de su política de colecciones, exposiciones y fomento de la creación digital, el programa de Arte y Tecnología de Fundación Telefónica trata de subrayar la relación existente a lo largo de la historia entre innovación tecnológica en materia de comunicaciones y nuevos modos de expresión y de creatividad: desde la aparición de las vanguardias históricas y la extensión universal del servicio telefónico, hasta la revolución de Internet y el nuevo arte digital.

La Colección Cubista constituye una de las “joyas de la corona” de Telefónica, y está compuesta por 41 obras maestras, de estilo cubista, del periodo 1910-1933. Con nombres como los de Juan Gris, Albert Gleizes, Jeal Metzinger, Rafael Barradas, María Blanchard, Louis Marcoussis, Torres García, Emilio Pettoruti y otros, constituye uno de los conjuntos de pintura cubista más importantes del mundo.

Además de Juan Gris, cuya importancia para la historia del arte del siglo XX no deja de acrecentarse, el valor de la Colección Cubista de Telefónica consiste en que por primera vez se ha reconocido a nivel internacional la variedad de tendencias pictóricas que supuso el movimiento cubista con, por ejemplo, una mucho mayor presencia del color de lo que se había supuesto hasta ahora. La Colección Cubista de Telefónica pone además de relieve la destacadísima presencia que en este movimiento tuvieron (siempre con la mirada puesta en París, como capital del arte de vanguardia de la época, y además de los nombres indiscutibles de Picasso y Braque) una serie de artistas españoles y latinoamericanos comenzando por el propio Juan Gris.

Hay que destacar que esta Colección (iniciada a mediados de los años 80 y cuyas últimas adquisiciones se han producido a comienzos de la década del 2000) hasta ahora sólo ha podido ser visitada en España, en las sedes de la propia Fundación Telefónica en Madrid, el Museo Nacional de Arte de Cataluña en Barcelona, el Museo de Bellas Artes de Pontevedra y el Museo Patio Herreriano en Valladolid, con cerca de medio millón de visitantes en conjunto.

La itinerancia por Latinoamérica que plantea Fundación Telefónica comenzará el próximo 1 de abril por Santiago de Chile para continuar posteriormente, a lo largo de más de un año, por los Museos de Bellas Artes de Buenos Aires y Neuquén (Argentina), Sao Paulo y Lima.

En paralelo con esta gira de la Colección Cubista , a partir del próximo verano de 2008, se iniciará igualmente una itinerancia de la exposición “Emergentes”, que recoge la última hora del arte electrónico de origen latinoamericano y que ha sido producida por Fundación Telefónica para el Centro de Arte y Creación Industrial de la Universidad Laboral en Gijón. De momento está ya comprometida la presencia de “Emergentes” en Lima, Sao Paulo y Buenos Aires.

Con esta doble presencia de las vanguardias históricas y del arte digital, Fundación Telefónica cree estar contribuyendo al desarrollo social en los países en los que opera, y muy especialmente en Latinoamérica, aportando una visión educativa y cultural basada en la creatividad, el conocimiento y la innovación.