Colecciones Artísticas

Descubre nuestras Colecciones Artísticas y Tecnológicas, cientos de obras de diversos periodos y formatos: pintura, escultura, fotografía... Y una nueva y revolucionaria manera de acceder a ellas, mediante el Kaleidoscopio.

Buscador


Inicios de la colección


En sus inicios, la Colección de Arte de Telefónica surge como respuesta al deseo de la Compañía.

Fotografía contemporánea


La Colección de Fotografía Contemporánea de Telefónica comienza a gestarse en el año 2002.

Cubismo


Constituida en torno a la contextualización de la obra de Juan Gris.

Obra en papel: TELOS


La Colección Telos nace en el año 85.

Pintura: Figuración Renovadora


Con el compromiso constante de contribuir al conocimiento y desarrollo de nuestra cultura.

CHILLIDA, Eduardo > La casa de J. S. Bach


Fecha:
1980

Técnica y soporte:
Acero corten

Medidas:
22 x 45 x 55 cm

Lugar y fechas del autor :
San Sebastián, 10/01/1924 -- San Sebastián, 19/08/2002


Descripción

La casa de J.S. Bach es un homenaje de Eduardo Chillida al gran compositor alemán, a quien admiraba profundamente. El escultor llegó incluso a editar un libro con once serigrafías y un relieve original para ilustrar dieciséis partituras originales de Bach descubiertas en 1996. "Saludo a Bach, moderno como las olas, antiguo como el mar", escribió Eduardo Chillida en la publicación. La pieza fue realizada en acero corten, material con una composición química particular que protege a la obra de la corrosión atmosférica al mismo tiempo que la dota de un tipo de oxidación característica que ha provocado que éste acero haya sido utilizado con frecuencia por escultores como Richard Serra o el propio Chillida. La casa de J.S. Bach data del inicio de los años ochenta, momento en el que el escultor realiza una serie de obras de casas dedicadas a algunos de los artistas que más admira. Concibe estas casas como una suerte de morada espiritual, una especie de refugio en el que habita un ser humano, como ente pensante y creador, como artista. Las casas integran lo arquitectónico, parte esencial en la obra de Chillida debido a su formación, con lo escultórico, como si tratase de fundir ambas disciplinas. La casa de J.S. Bach se convierte en metáfora de la posibilidad de construir y habitar un nuevo espacio utópico, tal vez estético. Las tres bóvedas definen el espacio, lo acotan, generando un lugar de protección, de cobijo. La casa como refugio. Una vez más, Chillida busca la esencia a través de la reducción formal. La obra nos introduce en la relación que para Chillida existió entre la música, aspecto presente en toda su trayectoria, y la escultura. Como señaló en alguna ocasión: "escultura y música tienen el mismo espacio sonoro y siempre naciente".