Fundación Telefónica impulsa la formación digital y gratuita para jóvenes desempleados en Castilla-La Mancha

En España, la demanda de perfiles vinculados a las profesiones digitales experimentará un incremento del 40 por ciento, lo que convierte a este sector en uno de los mayores generadores de empleo del país.

Empleo_Digital_Castilla_La_Mancha-730x390



Patricia Franco, Consejera de Economía, Empresas y Empleo, inauguró el 11 de enero en Ciudad Real el primero de los dos itinerarios formativos del proyecto ‘Empleo digital’. El acuerdo se ha suscrito entre la Consejería de Economía, Empresas y Empleo y la Fundación Telefónica, y permitirá desarrollar, gratuitamente, un curso de Desarrollo de Aplicaciones Móviles, en Ciudad Real, y otro de Desarrollo web con JAVA, en Toledo. Este proyecto tiene el objetivo de impulsar el empleo digital entre los jóvenes desempleados.

Durante un acto en el que han participado los 23 alumnos de este curso de Desarrollo de Aplicaciones Móviles, junto al director de Relaciones Institucionales de Fundación Telefónica, Joan Cruz, así como el director de Telefónica en Castilla-La Mancha, Teudiselo Díaz, la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, y el director provincial de la Consejería, Agustín Espinosa, la consejera ha detallado que este proyecto se desarrollará hasta junio en la capital ciudadrealeña, con carácter gratuito, al tiempo que este mismo viernes comienza en Toledo el segundo itinerario formativo que se pondrá en marcha fruto de este acuerdo, que también beneficiará a una veintena de alumnos que se formarán en Desarrollo web con JAVA, también durante cinco meses.

“Impulsar la empleabilidad juvenil, uno de nuestros objetivos prioritarios”

Patricia Franco ha puesto en valor el trabajo coordinado que ha desarrollado la Consejería y la Fundación Telefónica para “impulsar la empleabilidad joven, uno de nuestros objetivos prioritarios como Gobierno, mediante la colaboración en el diseño de las acciones que pongan en valor las capacidades profesionales de los jóvenes, el desarrollo de programas de becas y de prácticas en empresas y la promoción del emprendimiento, así como el refuerzo de las competencias profesionales en tecnología y servicios digitales de nuestro jóvenes”. En este punto, ha recordado otras experiencias exitosas desarrolladas con esta institución, como es el caso de las lanzaderas de empleo, cinco de las cuales comenzarán pronto su actividad en Hellín, Miguelturra, Valdepeñas, Tarancón y Talavera de la Reina.

Patricia Franco ha destacado que los dos itinerarios formativos que forman parte del proyecto ‘Empleo digital’ quieren servir de puente entre las empresas tecnológicas y los jóvenes desempleados de entre 18 y 35 años. Como ha recordado, la propia Fundación Telefónica estima que en España la demanda de perfiles vinculados a las profesiones digitales experimentará un incremento del 40%, por lo que el sector se convierte así en uno de los mayores generadores de empleo del país. De hecho, el 80% tiene un contrato indefinido y las previsiones de la UE apuntan, además a la creación de casi 900.000 empleos tecnológicos de aquí a 2020.

Empleo_Digital_Castilla_La_Mancha_2-730x390

Con este horizonte para el mercado de trabajo, la consejera dede Economía, Empresas y Empleo ha subrayado que “para conectar la formación que se imparte para desempleados y ocupados y las necesidades de las propias empresas de Castilla-La Mancha el Ejecutivo ha invertido casi 2,5 millones de euros, durante el año 2016, para impulsar la formación en Tecnologías de la Información y Comunicaciones de casi 4.000 personas ocupadas y desempleadas”.

“En esa voluntad de trabajar conjuntamente el binomio empleo-empresas, además de la formación que hemos llevado a cabo durante el año 2016 en TICs, estamos también impulsando la introducción de las pequeñas empresas en el comercio electrónico, creando nuevos canales de venta en el mercado online, o facilitando la creación de nuevos negocios digitales bien para emprender su propio negocio digital, con la publicación de la convocatoria ‘Adelante Comercialización’, abierta hasta el próximo 22 de febrero, un avance para el que, en muchos casos, es necesario un personal cualificado que puede salir de iniciativas formativas como ésta”, señaló Franco.

Castilla-La Mancha ha invertido 2,5 millones de euros en 2016 para impulsar las TIC
Ha recordado además que “la tasa de paro den Castilla-La Mancha ha bajado en 11 puntos desde que gobierna Emiliano García-Page, aunque quedan 37.224 jóvenes desempleados por los que vamos a seguir apostando”, con la creación de oportunidades a través de políticas específicas como es el caso del nuevo Plan de Empleo, Creación de Empresas y Emprendimiento o el futuro Plan de Digitalización Empresarial de Castilla-La Mancha, sin olvidar que el Contrato Joven ha permitido la incorporación al mercado laboral de casi 2.000 jóvenes en 2016, una iniciativa que se prorrogará con el nuevo Plan Extraordinario por el Empleo.

Por su parte, el director de Relaciones Institucionales de Fundación Telefónica, Joan Cruz, ha señalado que este programa “es una respuesta a una necesidad del mercado, pues en España quedan 85.000 puestos sin cubrir en habilidades tecnológicas, de ahí que, una vez detectada esta posibilidad para el empleo, le hayamos ofrecido a la Consejería de Economía este proyecto”. Cruz ha destacado las facilidades que ha puesto la Consejería en la selección de los participantes y en la cesión de las instalaciones donde se desarrollarán estos cursos, además de la posibilidad de contactar con empresas que propongan proyectos reales de trabajo en los que los nuevos alumnos puedan demostrar las habilidades aprendidas. Como ha resaltado, “todo esto es una muestra más de una colaboración que ya ha funcionado en otros proyectos vinculados al empleo y que, para hacer frente al desempleo juvenil, hace falta colaboración entre las entidades públicas y privadas”.

Itinerarios formativos en Ciudad Real y Toledo

Los itinerarios formativos se desarrollarán en modalidad presencial y serán gratuitos para los alumnos seleccionados, con una duración de cinco meses, un seguimiento individualizado y sesiones de orientación. En la parte final del curso los alumnos trabajarán en casos prácticos reales y entrarán en contacto con las empresas que colaboran en el proyecto, de donde pueden surgir oportunidades de contratación.