Fundación Telefónica pone en marcha una campaña de ayuda a los niños damnificados por el huracán Matthew

Las ayudas se destinarán a través de UNICEF a las zonas más afectadas por el impacto del huracán, donde más de 350.000 niños necesitan ayuda humanitaria urgente.

©UNICEFUN035307LeMoyne

©UNICEFUN035307LeMoyne




La recaudación irá destinada a cubrir primeras necesidades entre la población con carácter de urgencia, como el aprovisionamiento de agua potable y el establecimiento de condiciones sanitarias adecuadas. Los empleados de Telefónica y el público en general pueden hacer donaciones en http://telefonica.worldcoo.com que se destinarán a través de UNICEF a las zonas más afectadas por el impacto del huracán: los departamentos de Gran Anse y Sur, especialmente en las ciudades Les Cayes, Jérémie y Port Salut.


HAZ TU DONACIÓN


Fundación Telefónica, a través de UNICEF, ha puesto en marcha la recaudación de ayudas para los 592.000 niños haitianos damnificados por el huracán Matthew el pasado 4 de octubre. Para ello ha habilitado la plataforma de donaciones (pincha aquí) en la que los empleados de Telefónica y el público en general podrán realizar sus aportaciones.

Además, Fundación Telefónica llevará a cabo un “matching gift” consistente en otra donación equivalente a lo recaudado.

Se ha perdido el 80% de las cosechas y más de 300 escuelas se encuentran gravemente afectadas

La estela de destrucción en la costa sudeste de Haití dejada por el huracán Matthew, con vientos de 230 km/h, ha generado inundaciones en pueblos costeros antes de continuar su trayectoria hacia el mar, poniendo en situación de riesgo a millones de personas. Los departamentos de Gran Anse y Sur –en especial las ciudades de Les Cayes, Jérémie y Port Salut– han sido los más afectados y más de 157.000 personas se han visto obligadas a desplazarse y a alojarse en refugios temporales, la mayoría de ellos situados en el sur del país.

Entre el 70% y el 80% de los hogares han sido dañados, así como las principales carreteras y puentes que comunican las ciudades del Sur. Según datos del Programa Mundial de Alimentos (PMA) se ha perdido el 80% de las cosechas, lo que supone la pérdida de los medios de vida de las familias y un riesgo para la situación nutricional de los niños. Unas 300 escuelas se encuentran gravemente afectadas: 106.000 niños no pueden ir a clase.

La recaudación irá destinada a cubrir necesidades entre la población con carácter de urgencia como el aprovisionamiento de agua potable y el establecimiento de condiciones sanitarias adecuadas para evitar el cólera, garantizar la asistencia médica, atender a los niños con desnutrición, habilitar espacios educativos temporales hasta que reabran las escuelas y proteger a los niños contra cualquier tipo de violencia.